Frank Suárez: “El problema del sobrepeso es la ignorancia”

El gurú mundial del metabolismo habla de los elementos claves por los que muchas personas fracasan a la hora de bajar de peso.

Por Luz LAncheros Metro World News

El doctor puertorriqueño Frank Suárez es conocido mundialmente por sus investigaciones de metabolismo y también por escribir el best-seller “El poder del Metabolismo”, que ha cambiado cientos de vidas alrededor del mundo. Suárez también es conocido por sus centros médicos NaturalSlim y por tener un canal llamado Metabolismo TV, con más de un millón doscientos mil suscriptores con información actualizada sobre el tema. Ha publicado otros libros celebrados por autoridades relevantes en el tema de la salud como “Diabetes sin Problemas” y su última obra, “Metabolismo Ultrapoderoso”, muestra sus últimos descubrimientos. En el marco de su lanzamiento, METRO habló con el doctor sobre las fallas de muchas personas a la hora de bajar de peso y cómo pueden encontrar un camino en medio del mar de información y de desmotivación que existe a la hora de hacer un cambio en su estilo de vida.

¿Cómo encara el libro y su método la fiebre por dietas como las que proponen los famosos o la del ayuno intermitente, una de las que más está de moda?

–El ayuno intermitente es importante. Pero lo que yo aplico en mi libro es que cada cosa en la vida tiene su secuencia y sobre todo, algo muy importante: cuando una persona empieza a adelgazar luego de las primeras semanas, de momento choca y se estanca. Y se estanca con una pared invisible que no sabe qué es. Se desanima y tira todo por la borda. Y la realidad es que chocó con un fenómeno que en la medicina se conoce como resistencia a la insulina. Esto hace que la persona tenga exceso de grasa.

¿En qué consiste la resistencia a la insulina?

–La insulina es una hormona muy necesaria que ayuda a construir la grasa. Si no existiera, nadie podría tener grasa ni tener musculo. Es una hormona que construye. Cuando se mezcla la glucosa (el exceso de azúcar en la sangre) con ella se produce la grasa. Entonces, ¿qué pasa? Que una persona comienza a hacer dieta, se siente más delgada, con más energía, pero a la cuarta semana choca con algo que no sabe qué es.

Hace todo bien, pero choca con una barrera, con esto, precisamente. En el libro lo explico con palabras sencillas, pero también cómo se puede romper eso. Ahora, volviendo a la primera pregunta: sí, el ayuno intermitente es una manera efectiva de romper esa resistencia, porque cuando pones un cuerpo en ayuno obligas al cuerpo a comerse la grasa almacenada, ya que no le das comida. Esto, sucede porque la grasa dentro del cuerpo almacena energía para un uso futuro.

Frank Suárez Frank Suárez

Pasa con el embarazo, por ejemplo, la madre almacena grasa y acumula energía para que el bebé tenga leche materna, que es 40% grasa, y pase a su cuerpo. Pero cuando una persona ha acumulado mucha grasa por malos hábitos, por comer  demasiados carbohidratos refinados, el cuerpo, para acumular esa grasa, hace lo posible para retenerla. Y eso es la resistencia a la insulina. ¿Qué quiere decir eso? Que el páncreas ha estado produciendo tanta insulina por tanto tiempo, que el cuerpo ya la ignora. Y mientras exista eso, no hay forma de que el cuerpo adelgace.

¿Y qué se puede hacer contra eso?

–Esa insulina en la sangre, tal y como lo explico en el libro, se puede medir: también se puede hacer una prueba de glucosa en ayunas. Las pruebas se hacen juntas.

Y aparte del examen, ¿qué otra cosa puede hacer?

–Una persona tiene que preparar el cuerpo.  No puede, a lo loco, meterse en una dieta porque un artista lo dice, porque termina en el hospital. Y esto, porque ese cuerpo está en tan mal estado, tan deshidratado, con tan mala calidad de sueño, que no está preparado para un ayuno, que es lo que explicaba antes como método para romper con la barrera de la resistencia a la insulina. Entonces, uno comienza con ocho horas sin comer. Y si el cuerpo está en buen estado, con suficiente magnesio y potasio, la persona ni hambre va a sentir. Pero de ser lo contrario, será un desastre. Tengo una práctica de mi clínica, que se llama NaturalSlim (la tengo en ocho países y llevo veinte años de experiencia) y hemos aprendido esto: preparar el cuerpo. Es como cuando alguien se entrena para una maratón.

¿Por qué fracasan las dietas?

–Porque no todos somos iguales. Nos determinan distintos factores sobre todo el sistema nervioso: algunos tienen un sistema nervioso parasimpático dominante, donde se necesitan las carnes rojas, la grasa, la sal. Por el contrario, otros tienen el sistema nervioso excitado, que necesita evitar carnes rojas y sí muchos jugos verdes para tranquilizarle.

En el libro tengo un programa personalizado, con nuevos descubrimientos y la persona responde algunas preguntas. También se mete a MetabolismoTV, mi canal de videos, donde explico en palabras sencillas qué pasa con su cuerpo. Tengo personas que han bajado 40, 50 kilos. El problema del sobrepeso es, entonces, ignorancia. Y se agrava con la realidad de que las industrias farmacéuticas y médicas no están para curar a la gente.

Aparte de su sistema, mucha gente se pierde en la sobreoferta de información para adelgazar. ¿Cuál sería su consejo para ellos?

–Que tome un camino que demuestre resultados. En mi caso, cualquier persona puede ver cientos de historias de éxito, pero lo básico es mirar si lo que se anuncia funciona. Mucha gente quiere dinero y por ejemplo, los que anuncian suplementos quemagrasa están obesos, ya que es un tema de dinero y no de resultados. Yo digo de una vez: no existe ningún suplemento milagroso. Lo que existe es la gente que sabe y la que es ignorante. En Metabolismo TV educamos, porque no naciste ni obeso ni enfermo. Algo pasó con tu cuerpo basado con tus decisiones y trabajaremos en eso. Y, después de 20 años trabajando en esto, concluyo que el cuerpo es perfecto. Su único problema es que su dueño es ignorante.

Un gran problema es la ansiedad.

–En las primeras páginas del libro hablamos de cómo romper la adicción. La ansiedad es eso. El pan, la harina, la adicción, los dulces. Todos son adictivos. La Universidad de California lo demostró: en 2007 se demostró que los carbohidratos refinados son ocho veces más adictivos que la cocaína. El cuerpo no te pide ensalada, sino dulce por eso y es algo que puede más que la persona, que hace lo que sea para obtener esta sustancia. Todos los que llegan a trabajar conmigo llegan adictos y lo primero que hacemos es cómo romper el vicio. Entonces, con magnesia, con la desintoxicación correcta y la hidratación correcta (que explico en el libro), la persona puede ver con indiferencia esa sustancia por la que antes se moría.

Y ahora, ¿cómo mantener ese peso?

–Lo que promuevo no es una dieta: es un estilo de vida. Yo fui un niño obeso que sufrió de bullying. De adulto estaba sobremedicado por eso. Me cansé de ir a los doctores, nutricionistas. Me cansé de hacerlo todo. Siempre bajaba, pero bajaba 10 kilos y aumentaba 15. Era un rebote eterno. Estaba desanimado con todo y estudié todo por mi cuenta. Y en el año 86 encontré un tema del que nadie hablaba: el metabolismo. Y aprendí que en ese tema sí había una solución y era una técnica de cómo mejorar la energía del cuerpo. Y para sostener ese peso que uno logró, es sostener el estilo de vida,  pero uno debe aprender a cambiar lo que uno hace. Y uno se convence al ver la ropa, porque no miente ni perdona. Pero acá la clave es el estilo de vida, no la dieta. Hablar de dieta es asociarlo con negación. Y la persona se siente desgraciada con eso. Yo solo explico cómo comer de forma que esto te haga bien.

Loading...
Revisa el siguiente artículo