Así suena el regreso de Rammstein

La agrupación alemana presenta su nuevo trabajo, un disco honómino que llega luego de una década sin un álbum de estudio, desde Liebe Ist Für Alle Da (2009)

Por LAURA LÓPEZ Metro World News

Sonidos dance, riffs de guitarra y letras irónicas que hablan sobre decadencia, bajos instintos, tormentos e hipocresía. Así es lo nuevo de los alemanes, que regresaron luego de una década sin un álbum de estudio desde Liebe Ist Für Alle Da (2009), pero sin ser olvidados.

Por el contrario, la banda liderada por Till Lindemann no dejó de sonar con canciones como Du Hast (1997), Reise, Reise (2004) o Rosenrot (2005), que lograron meterse en la piel de metaleros, amantes del rock industrial, o simplemente aquellos que conocieron la banda por sus videos y se enamoraron de su irreverencia.

Rammstein es el nombre de este álbum, con el que la agrupación conformada también por Richard Z. Kruspe, Oliver Riedel, Paul Landers, Christian Lorenz y Christoph Schneider regresó el pasado 17 de mayo a nivel global.

Deutschland es el primer sencillo del disco, que llegó con un video de casi 10 minutos, donde se hace referencia a la Alemania nazi mientras se escuchan cantos ‘nacionalistas’ en un tono burlesco. Todo para terminar con el verso, “mi amor no puedo darte, Alemania”.

Rammstein

Casi sin tiempo para digerir lo anterior, el álbum sigue con Radio, que por momentos invita al baile gracias a sus beats electrónicos, elección que después cobra sentido si se tiene en cuenta que la letra habla de cómo la radio “nos absorbe”, pero también nos da “felicidad”.

Zeig Dich, que traduce algo como ‘muéstrate’, comienza con un canto parecido a la Carmina Burana, que luego da paso a una descarga de rock algo más rápida comparada con las primeras dos canciones. En el fondo, el coro de iglesia sigue escuchándose mientras se retoman los riffs rápidos.

La voz de Lindemann se apodera de la narración en Ausländer, que podría ser pop de no ser por algunas guitarras rasgadas. Aquí, el vocalista posa de rockstar y escuchamos algunas frases cortas en varios idiomas mientras habla de sus intentos por conquistar mujeres en sus giras.

Sex, con una tonada de  blues pesado, mantiene al oyente moviendo la cabeza mientras lo hace cómplice de su oscura oda al deseo. Con similar temática sigue Puppe, donde Rammstein se mete en un “distrito rojo” para hacer un crudo paralelo entre la prostitución y las marionetas.

Was Ich Liebe (que significa ‘lo que yo amo’) es tal vez una de las canciones más suaves del disco, donde la potencia está en los coros, que hablan con cierta melancolía sobre cómo “lo que amamos morirá” y “se marchitará”.

La canción más corta del disco, compuesta sobre guitarras acústicas y violines, es Diamant, que hace las veces de interludio, y sigue con la onda nostálgica de Was Ich Liebe. Es seguida por Weit Weg, que no tiene mucho para resaltar aparte de un inicio marcado por un sintetizador Roland.  El metal regresa con Tattoo, tema sostenido por una batería que no había tenido protagonismo hasta ahora, y da paso a Hallomann, la canción que despide el disco. Esta es un cielo despejado donde se invita a cantar “sin preguntar por qué” mientras una voz femenina cierra el álbum en un solo eco.


Las once canciones con las que vuelve Rammstein
•    Deutschland
•    Radio
•    Zeig Dich
•    Ausländer
•    Sex
•    Puppe
•    Was Ich Liebe
•    Diamant
•    Weit Weg
•    Tattoo
•    Hallomann


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo