Antivacunas: El peligroso resurgir de enfermedades antiguas

Aunque la inmunización ha evitado el resurgir de pandemias mortales y mundiales, cada vez hay más grupos que la batallan.

Por Luz LAncheros Metro World News

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la inmunización previene entre 2 y 3 millones de muertes al año. Enfermedades que mataban a millares de personas y millones de niños como el sarampión, por ejemplo, han sido reducidas en un 84 %.

Sin embargo, parecería que el pasado ha vuelto: Nueva York declaró en días pasados emergencia pública de salud debido a la epidemia de sarampión surgida entre las comunidades judías ortodoxas que viven en Brooklyn.

Se trata de una epidemia que les afecta está desde el año pasado y ya se han confirmado 285 casos en la ciudad, 246 de estos son en menores de edad. Nadie ha muerto, pero esto revive la creciente preocupación sobre grupos de padres que promueven la no vacunación de los niños. En Australia, por ejemplo, hay grupos de estos padres con más de 20 mil seguidores en Facebook. En países de habla hispana se ha comenzado a ver este movimiento.

¿Sus razones?

Los supuestos efectos secundarios que podrían ser dañinos para la salud de las personas. Andrew Wakefield es la figura más destacada contra las vacunas. Hace veintiun años publicó un estudio en The Lancet en el que vinculaba a la vacuna contra el sarampión al autismo. Este artículo se popularizó, a pesar de fallas de rigor y de Wakefield fue expulsado del Colegio de Médicos de Reino Unido. Muchos periodistas e investigadores desde entonces han mostrado que estos supuestos estudios solo buscan hacer millonarios a otros que quieren vender sus terapias alternativas.

vacuna

La popularidad de estos movimientos ha generado problemas en la salud pública y gobiernos como el australiano determinaron eliliminar beneficios sociales a las familias cuyos hijos no están vacunados. En algunos estados de Estados Unidos no se permite la escolarización de niños no vacunados.

“La reacción en contra de las vacunas no es un fenómeno nuevo, con la aparición de vacunas aparecen también sus detractores apoyados en falta de información sobre la seguridad y/o la eficacia de las mismas; temor a las reacciones adversas; posiciones religiosas, políticas e ideológicas asociadas a movimientos de crianza natural y estilos de vida saludable. En países desarrollados el movimiento antivacunas se apoya en que la higiene y acceso a servicios públicos reducen el riesgo de sufrir enfermedades”, explica a Metro Ángela Cortés, jefa el departamento de Enfermería de la Universidad Areandina.

“Las consecuencias de no vacunar no se pueden dimensionar, ya que podrían reaparecer enfermedades infecciosas que se han vuelto infrecuentes y amenazar los progresos realizados en la lucha contra las enfermedades prevenibles mediante vacunación.

Actualmente, se previenen de 2 a 3 millones de muertes al año, y otros 1,5 millones de muertes podrían evitarse si se mejorara la cobertura mundial de las vacunas”, añade Cortés, citando los datos de la OMS.  “Lo anterior confirma que la vacunación es una de las mejores estrategias de salud pública. En este sentido, en la década de 2010 a 2020 se ha declarado el ‘Decenio de las Vacunas’, cuyo objetivo consiste en garantizar la seguridad de las vacunas utilizadas en todo el mundo y evitar con esto millones de muertes”, asegura.

El debate también ha provocado que aparezcan decenas de grupos y organizaciones pro vacunación a nivel mundial. Muchos apuntan que vivimos en tiempos cuando las enfermedades viajan más rápido que nunca.


P&R

Amy Pisani PS, directora ejecutiva,  organización Vacuna a Tus Hijos

La ciudad de Nueva  York tiene ahora una emergencia de salud pública por sarampión. ¿Por qué los grupos anti-vacunación no se dan cuenta de que no vacunar a los niños podría impulsar emergencias de salud pública?

–Los grupos contra la vacunación se centran en poner fin a las leyes estatales que obligan / requieren la vacunación para el ingreso a la escuela y guardería. Creen que estas leyes infringen las decisiones personales que toman los padres para determinar si deben vacunar a sus hijos. Desafortunadamente, cuando los grupos de personas que no creen en las vacunas  y viven juntas en comunidades, el resultado puede ser un brote de enfermedades como el sarampión.

¿Por qué cree que estos grupos (anti-vacunación) están aumentando? ¿Y por qué tienen creencias que mantienen, siendo aún refutadas por la ciencia?

–No creo que el número de personas en los grupos contra la vacunación esté aumentando. Sin embargo, estas personas están haciendo un trabajo mucho mejor organizándose y utilizando Internet / Facebook para hablar sobre este tema. Los individuos que tienen creencias en contra de la vacunación están siendo organizados por organizaciones más grandes que tienen creencias que no están basadas en la ciencia. Afortunadamente, la mayoría de los niños se vacunan a tiempo, son menos del 2% de la nación que retrasa o rechaza las vacunas debido a la vacilación.

Viendo todo este panorama, ¿cómo actúa su organización para brindar información a las personas y demostrar que la vacunación previene las epidemias?

–Vaccinate Your Family es una de las voces a favor de la vacunación más grandes en las redes sociales, que llega a más de 21 millones de personas en los últimos tres años a través de nuestro sitio web Vaccinate Your Family, el blog Shot of Prevention y las páginas de redes sociales de marca reciente, que incluyen Facebook, Twitter, Instagram. y YouTube.
 
¿Cuáles son sus formas de actuar (en las redes sociales y otras formas) en medio de este mar de información contra las vacunas?

–Nuestro sitio web busca responder a las preguntas más comunes que tiene el público sobre las vacunas, al tiempo que comparte historias personales de familias que han perdido a sus hijos y seres queridos por enfermedades prevenibles por vacunación. Recibimos correos electrónicos todos los días de personas que tienen preguntas, estudiantes que realizan investigaciones y medios de comunicación que buscan ayuda para desarrollar historias. En Facebook compartimos las últimas noticias y los recursos necesarios para tomar decisiones científicas sobre las vacunas.


7 Mitos sobre la vacunación (y las respuestas que los refutan)

Vaccinate your family y la OMS muestran las creencias más arraigadas sobre las vacunas y su respuesta científica.

¿Las vacunas son peligrosas?

–Los riesgos de contraer una enfermedad grave por no administrar la vacuna son mucho mayores que el riesgo de que la vacuna produzca una reacción grave.

¿No se puede vacunar a alguien de una enfermedad que ya padeció?

–No hay riesgo al vacunar a un paciente que haya padecido la enfermedad de la que recibe la vacuna. El único efecto es el refuerzo de la inmunidad adquirida de forma natural.

¿No necesito vacunarme contra enfermedades que no se ven en mi comunidad o en mi país?

–En un mundo tan interconectado como el actual, las enfermedades prevenibles cruzan  fronteras fácilmente y logran infectar a cualquier persona, entre ellos viajeros, que no estén protegidos.

 ¿No se puede recibir más de una vacuna a la vez?

–Las pruebas científicas revelan que la administración de varias vacunas al mismo tiempo no tienen efectos negativos en el sistema inmunitario.

¿Las vacunas causan autismo?

–Se han realizado múltiples estudios y no hay ninguna prueba de la existencia de una relación entre la vacuna triple vírica y el autismo o los trastornos del espectro autista.

¿Las vacunas no son seguras?

–Las vacunas son seguras. Todas las vacunas aprobadas son sometidas a rigurosas pruebas a lo largo de las diferentes fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas regularmente una vez salen al mercado.

Hay riesgos para los niños

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)* junto con Unicef uno de cada 10 niños no está vacunado, lo que significa que cerca de 12.9 millones de niños no recibieron vacunas, dejándolos desprotegidos ante enfermedades potencialmente mortales o generar en los niños consecuencias desastrosas como ceguera, deformidades, esterilidad y en el caso del virus del VPH (Virus del Papiloma Humano) pueden desencadenar ciertos tipos de cáncer.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo