Lee Fields: el renacer del pequeño James Brown

El legendario cantante de soul llega al mayor público de su carrera con su nuevo álbum, “It Rains Love”. Y habló con Metro sobre los 50 años de exponer su alma.

Por Patrick King Metro World News

Después de décadas de grabar música y desnudar su alma en un micrófono, el cantante de soul estadounidense Lee Fields finalmente está comenzando a ver a la audiencia con la que sólo soñaba cuando era un intérprete más joven. Este año marca el 50º aniversario del cantante en la industria, y se irá de gira para apoyar su fantástico nuevo álbum “It Rains Love” con su banda de acompañamiento de larga data The Expressions.

Después de lanzar su primer single en 1969, la mayoría de la carrera de Fields, al igual que otros incontables actos de R&B y soul de su época, cayó en el olvido después de un flujo constante de lanzamientos y giras constantes que nunca ayudaron a atraer a la audiencia de algunos de los artistas más populares de la época.

Claro, tuvo la oportunidad de trabajar con algunos de sus héroes como B.B. King, Bobby Womack y el Dr. John. Pero su propia música nunca recibió la atención que merecía. Después de darle una buena oportunidad a las cosas, Fields decidió conseguir un trabajo en bienes raíces y puso sus sueños musicales en espera para poder mantener a su familia.

Coqueteó con volver al juego musical en los años 90, pero no fue hasta que se unió a Daptone Records y Soul Fire Records para lanzar algunos singles a finales de los 90 y principios de los 2000 que su carismático y conmovedor canto comenzó a recibir cierta atención. Subiendo a través de las filas con otros artistas del soul como Sharon Jones y Charles Bradley, Fields comenzó a tocar frente a un público mucho más grande que anhelaba el soul vintage americano. Fields finalmente encontró un fan en el cofundador de Truth and Soul Records, Leon Michels, quien se convirtió en su socio de composición y productor. Desde entonces, Fields ha estado en una increíble racha de éxitos con su banda de acompañamiento The Expressions, creando álbumes que se han impuesto en todos los lanzamientos posteriores.

“Trabajar con gente como Leon, para mí, contribuye al proceso porque él parece saber lo que estoy pensando y yo siento que sé lo que él está pensando”, dice Fields sobre esta fructífera relación artística. “Es sólo diversión.”

Aunque Fields siempre había sido apodado “Little JB” por su parecido vocal y físico con James Brown, con un gran número de espectadores que lo han acudido a ver actuar en estos días, ha construido una nueva y dinámica personalidad propia. Después de todos esos años de perseguir sus sueños mientras temblaba bajo la sombra de otra persona, ahora es el momento de Fields. Y no quiere perder ni un minuto.

“Por el tiempo y el esfuerzo que hemos invertido, hemos visto crecer y crecer las cosas. Hace que todos los esfuerzos parezcan valer la pena. Es como un sueño hecho realidad”, dice Fields. “Independientemente del tamaño de la audiencia, voy a darle el 100% de todos modos. Pero ver crecer a la audiencia, es reconfortante y es como una persona que ve cómo sus sueños se materializan. Es una cosa hermosa”.

Fields y su banda seguramente aprovecharán al máximo este año memorable, pero como artista incansable que se siente tan bueno como su último esfuerzo, Fields sabe que necesita seguir haciendo el trabajo para poder quedarse donde está. Después de todo, si alguien sabe lo que hace falta, es él.

“Voy a intentar que el próximo disco sea lo más maravilloso que pueda. Sólo quiero hacer las mejores canciones que pueda. No quiero escribir algo que parezca temporal. Si me esfuerzo por hacer la mejor grabación que pueda, entonces las grabaciones serán reales para mí”, explica. “Quiero hacer grabaciones en las que las palabras sean relevantes en cualquier franja horaria en la que se encuentren. Con suerte, las canciones duran tanto como sea posible para que una canción dure. Haré esto todo el tiempo que pueda”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo