Maridalia Hernández: “La música dominicana necesita un respaldo gubernamental urgente”

La protagonista de nuestra entrevista de hoy, es un vivo ejemplo de amor por la música. Precisamente este viernes 28, se unirá a Milly y Fefita en el concierto “La tria”, que promete ser inolvidable. Sobre este y otros temas, conversamos con esta artista que pasó de pianista clásica a cantante popular.

Por MARÍA MERCEDES

Maridalia Hernández tiene una trayectoria artística digna de emular. Con sus canciones “Te ofrezco”, “Para quererte”, “Nuestro amor”, “Amantes secretos”, “Quien no sabe de amor”, ha conquistado no solo el corazón de los dominicanos, sino de muchos otros países donde ha viajado con su música.

Fefita, Maridalia y Fefita

La dulzura de su voz es un talento que impresiona, cautiva y enamora… para ella es un regalo de Dios que atesora con la valiosa misión de seguir dando lo mejor de sí a su público.

Conversar con ella es edificante. En cada palabra nos revela su trato afable, y además que es una artista con mucha sapiencia y sensibilidad social. Por eso, en esta entrevista nos precisa su anhelo de que la música dominicana reciba más apoyo para que siga expandiéndose; también nos comentó sus expectativas para el concierto que protagonizará este viernes 28 junto a Milly Quezada y Fefita la Grande. Y en el plano personal nos habló sobre su hija Camila que está recién casada.

Gracias por leer cada una de las respuestas que Maridalia nos ofrece, y en las que de manera contundente deja al descubierto su pasión por el arte de la buena melodía, la armonía y el ritmo.

– ¿Qué significa la música para Maridalia?

Beethoven dijo que “la música era una revelación aún más alta que la propia filosofía”… Los que nacimos con el talento para la música somos seres en verdad privilegiados. La música es uno de los más grandes regalos de Dios…creo que es su juguete favorito.

En lo personal, la música ha sido el centro de toda mi vida, tanto en lo famliar como en lo profesional, porque nací en una familia de grandes músicos y artistas. Es lo que le ha dado significado y sentido de propósito a mi vida.

¿Cuándo o qué le hizo darse cuenta que dedicaría su vida al canto?

Desde muy pequeñita mostré condiciones para el canto. Sin embargo, la formación musical que recibí fue clasica-académica. Aunque soñaba y me veía sobre un escenario, nunca fue una meta consciente porque mi padre deseaba que yo fuera pianista clásica, y eso fue lo que estudié. De hecho, el mismo año (1981) en que me iba para Viena a estudiar piano clásico, debuté como cantante en el espectáculo “Sonido para una imagen”, de Luis José Mella. Ese día, mi vida profesional dio un giro definitivo de pianista clásica a cantante popular.

Maridalia

– Sabemos que esta profesión le ha dado momentos muy lindos… ¿Aún recuerda la emoción de cantar ‘Te ofrezco’ en el Festival OTI?

Ese día lo recuerdo no solamente por el Festival, sino porque participé teniendo cuatro meses de embarazo. Así que esa gran emoción también la sintió mi hija. Los jurados eran muy importantes: Celia Crúz, Emilio Estefan, Braulio, Angela Carrasco y Lola Beltrán. Recuerdo que en ese tiempo formaba parte del coro de la orquesta del festival, Jon Secada.

Tiempo después compartimos en un espectáculo en Puerto Rico y me cantó un poco de “Te ofrezco”. Me dijo que desde el inicio fue la canción favorita de la orquesta y que aún los musicos y coristas la recordaban como la canción que debió haber ganado el primer lugar. Me dio mucha satisfacción saberlo.

– ¿A nivel musical y personal que le regaló o le sigue regalando esa canción?

Ambas canciones “Te ofrezco” y “Para quererte” son clásicos de nuestro cancionero nacional, forman parte no solo de mi historia musical, sino del país. Fueron dos momentos estelares de mi carrera y de la canción popular dominicana. Es imposible hacer un concierto y sacarlas del repertorio.

– Desde el 2017, le hemos visto en una complicidad musical con Fefita y Milly Quezada ¿Quién propició este junte?

Tal como dicen las letras del merengue “La tria” es “Una junta pá la historia”….de estas tres mujeres que juntas conforman el territorio nacional: la del campo, la de la diáspora y la de la ciudad.

La idea de grabar juntas surgió de Milly; ella nos invitó a colaborar en su última producción. Pero, la idea de juntarnos para un concierto fue mía, pues hace tiempo que soñaba con este encuentro. Cuando en el 2016, la Fefa ganó su ‘Gran Soberano’ me dije “este es el momento, tres soberanas de los premios con muchos puntos de coincidencia”. Milly, Manuela Josefa y Maridalia somos mujeres, madres, merengueras que viven por y para la música. Siempre que una idea se ha posado en mi corazón ha sido señal de éxito y alegría… nunca me ha traicionado.

– Precisamente, este viernes 28 se hará realidad este concierto ¿Cuéntenos los detalles de esta presentación?

“La tria”, es el nombre que Pedrito y Milly le pusieron al encuentro, pero para la Fefa, “La  tria” son “tré mujere jembra que juntas son dinamita”. Será un concierto espectacular porque nuestros repertorios se entrelazarán con el sello personal de cada una. Tendremos  el acompañamiento de una banda y un montaje espectacular en el Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua.

– ¿Después de este concierto, cuáles son sus próximos planes musicales?

Actualmente, estoy enfocada en mis estudios superiores de música en la UNPHU, donde curso la licenciatura en ‘Música Contemporánea’. Mi meta es concluirla a final de este año.

– ¿Con qué artista le gustaría hacer otra colaboración?

Siempre estoy en la mejor disposición, pero realmente, no he pensado con qué otro artista hacer nuevas colaboraciones. Sí quiero destacar que lo importante no es hacerlo por estrategia comercial, sino por el valor artístico para que tenga trascendencia y permanencia.

– ¿Cómo ve la música dominicana en la actualidad?

La música dominicana -y el arte en general-, necesita un respaldo gubernamental urgente. De insituticiones que establezcan políticas claras para la protección, apoyo, desarrollo y difusión el talento dominicano. Son pocos los países que pueden exhibir un talento tan versátil como el dominicano capaz de abordar diferentes estilos con igual nivel de calidad y creatividad. Cada artista es un producto único, un recurso no renovable. Si no se cuida y protege, se pierde para siempre.

En abril de este año, se casó su hija Camila Jiménez Hernández ¿Qué representó ese momento para usted?

La boda de Camila ha sido uno de los momentos más hermosos que he vivido. Siendo hija única, lógicamente es mucha la entrega y el deseo de que Dios le conceda el sueño de su vida: un hogar estable y feliz. Nos queda el recuerdo inolvidable de una noche que para todos fue mágica, en la que el cariño y la alegría fluían espontáneamente por todos los rincones….Un verdadero momento de oro. ¡Dios los Bendiga!

Loading...
Revisa el siguiente artículo