Víctor Waill dejó una impronta invaluable en la salsa

Su sello hizo que la salsa en el país llegara a la cima donde se encuentra hoy. Muchos son los artistas que confiaron en su genialidad como compositor y arreglista para hacer sus temas. Hoy todos lamentan su partida. Sus restos están siendo velados en la funeraria Blandino de la Abraham Lincoln.

Por MARÍA MERCEDES

Eran aproximadamente las 10:30 de la mañana cuando nos enteramos del fallecimiento de Víctor Waill mientras hacíamos una cobertura de prensa en la sede de Acroarte.

Víctor Waill

La noticia nos sorprendió y conmovió a todos. Muy cerca de mi estaba el periodista experto en salsa Eugenio Pérez, quien luego de hacer una llamada a Jorge Luis Báez – hermano de Wilfrido Vargas-, le dijo que el  músico e intérprete fue encontrado sin vida en horas de la mañana de ayer lunes 8 de julio.

Según explicó un empleado del salsero, una persona lo vio asomarse muy temprano a la puerta de su residencia ubicada en el ensanche Luperón de Santo Domingo. Luego, el artista de 67 años, fue hallado muerto en su cama, en pantalones cortos.

De forma preliminar, el médico legista Fidencio Pérez Ogando, quien  levantó su cuerpo, explicó que el deceso del salsero se habría producido por muerte natural. Sus restos están siendo expuestos en la funeraria Blandino de la Abraham Lincoln.

Ante esta muerte repentina, el mucho del espectáculo en República Dominicana ve partir a uno de sus grandes. Pero, como titulé una reflexión que hice el año pasado “La carne muere, pero el legado artístico queda”.

Así se nos fue Víctor Waill con una cantidad innumerable de colaboraciones y muchos amigos que hoy están tristes por su partida.

La salsa tiene su nombre

Víctor Waill nació en la provincia Baní e inició su labor musical en 1974 en la banda “Tino Peña y su combo salsa”, creada en su pueblo. En ese grupo conoció a Wilfrido Vargas, quien le propuso que se integrara a su orquesta.

Luego de aceptar la propuesta del famoso merenguero, popularizó varios éxitos, entre ellos: “Charo, charo”, “Cachita”, “Enrique blanco” (junto a Vicente Pacheco), “Amigos míos me enamoré” y “Sansón batalla”, que fue número uno con la agrupación Fania All Stars.

Wail

Sus andanzas musicales, lo llevaron a vivir a Caracas, donde fue vocalista de la orquesta venezolana “La Amistad” y con la banda del dominicano Porfi Jiménez.

Un arreglista magistral

Su genialidad era sorprendente. Durante sus años de vida se destacó como compositor, arreglista, productor y cantante.

Gracias a él, la salsa dominicana no solo tiene sus colores y sonido; sino su propia identidad que ha legado en muchos cantantes del género. Tres ejemplos de esta realidad son Michell, Alex Matos, David Kada quienes además de pertenecer a generaciones distintas encontraron en Víctor Waill “al maestro” que supo aportarles todo su talento y sapiencia.

Muchos son los artistas que confiaron en su ‘expertise’ para hacer los arreglos de sus temas en los que dejó su sello. Algunos de estos son: “Besos en pastillas”, interpretado por  Félix Manuel; “Aprenderé” y “Tú”, cantado por Álex Matos; “No quería lastimarme”, Michel; “Disparo al corazón”, Edwin, El Futuro de la Salsa.

“Quién controla el amor”, Álex Matos junto a Yanfourd; “Mi amor por ti”, Sexappeal junto a Ruth; “Ven a hacer el amor conmigo”, Yanfourd; y “Mi princesa”, “No hay fuerza que me cubra”, ambos con Revolución Salsera.  También, en muchas canciones se escucha que  mencionan su nombre, como Asdrubal en la canción “Viento de otoño”; y Félix Manuel en el tema “Estoy confundido”.

En enero de este 2019, junto a la merenguera Miriam Cruz estrenó el tema “Cuando tus ojos me miran”, composición de Franco de Vita, que también cuenta con sus arreglos.

Al hacer público este tema, Miriam Cruz expresó “agradezco al maestro Víctor Waill por invitarme a realizar esta colaboración. Es una hermosísima salsa de composición de Franco de Vita titulada: “Cuando tus ojos me miran”. Espero les guste, la disfruten y la bailen mucho”.

Sus sencillos poseen el romanticismo de su estilo único, siendo algunos de los más destacados “Soy algo fácil de olvidar”, “Lo voy a dividir”, “Me enamoré como nunca”, y “Si te hubiera conocido ayer”.

Su producción no tenía fin. De hecho, en 2017 informó que se tomaría un año sabático porque los arreglos en la salsa tenían mucha semejanza. Sobre este tema, en la página Másvip encontramos esta cita textual “Lo que pasa es que no es fácil hacer un promedio de 40 arreglos por año. Hay que dar un tiempo a qué aparezcan arreglistas, gente con talento, porque arreglar salsa no es fácil”.

“Guardián de la salsa criolla”

A través de un comunicado de prensa, la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), lamenta el fallecimiento.

Confirma que gracias a sus años de trabajo en la música como arreglista, orquestador y productor musical recibió seis nominaciones a “Premios Soberano” (antes Casandra), resultando ganador de tres premios Soberano en la categoría de “Orquestador y/o Arreglista”.

“Víctor Waill, fue un maestro y padre para muchos de los salseros dominicanos, quienes encontraron en él un apoyo para el resurgir de la salsa en el país, gracias a su talento para producir e introducir nuevos colores musicales a este género que es conocido en el mundo”, precisa Emelyn Baldera, presidente de Acroarte.
“Lamentamos el fallecimiento de un gran artista y músico que puso su talento a disposición del arte dominicano, quien fuera reconocido en varias ocasiones por esta institución en nuestro galardón”, afirmó Baldera.

Dijo también que para muchos de los intérpretes salseros Víctor Waill era “un guardián de la salsa criolla”.

Eugenio Pérez “Me quedo con muchos recuerdos”

Previo a la rueda de prensa a la que asistimos en Acroarte, entrevistamos a Eugenio Pérez, conocido como “El Salsologo Mayor”, quien muy emocionado dijo “me quedo con muchos recuerdos. Éramos amigos desde que comenzó en Baní”.

Asimismo, destacó que por la calidad de su trabajo hizo posible que República Dominicana se colocara en el mapa de la salsa. También, precisó que la salsa es de los hispanos y su origen empezó a gestionarse en Nueva York con el músico dominicano Johnny Pacheco.

José Antonio Rodríguez, delegado permanente de República Dominicana ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), también lamentó la partida del maestro dominicano Víctor Waill.

“Víctor construyó una carrera que no solo lo llevó a conquistar el merengue, ya que demostró ser uno de los cantantes y arreglistas más completos, razón por la cual se le llamó el maestro de la orquestación, precisamente por su entrega musical con estilos modernos”, afirmó el diplomático dominicano.
A modo de anécdota dijo “Me llenó de alegría escuchar ‘Una más’ en ritmo de salsa, un tema que solo había grabado en balada; indudablemente, Waill no se cansaba de revelarnos su amor por el arte”.

También manifestaron su tristeza

El salsero Yiyo Sarante escribió “Hoy se apaga una gran estrella. Que Dios lo tenga en un buen lugar maestro”.
La agrupación Chiquito Team Band manifestó su pesar con estas palabras: “La salsa dominicana está de luto por el fallecimiento de uno de los más importantes productores y arreglistas de nuestro país”.

El cantante Félix Manuel escribió en Instagram que este pasado sábado 6 de julio, compartió tiempo con Waill y que entonces lo vio “como siempre tan carismático. Nos harás mucha falta”.

David Kada, quien también era uno de sus pupilos escribió  “Creador de la mayoría de mis canciones que mucho conocen, duele tanto saber que has partido, Dios tenga un buen lugar para usted maestro, descanse en paz”.

El salsero Alex Matos compartió una foto suya junto a Waill, escribiendo “hasta pronto mi Pai…”.
En su cuenta de Instagram, Fernando Villalona escribió “Que noticia más triste acabo de recibir y es la muerte de este querido amigo, productor, arreglista, músico y cantante Víctor Waill, quien tengo muchos recuerdos buenos. Esto no será un adiós sino un hasta luego, me quedo con todos los momentos buenos que vivimos”, y agregó que Waill fue quien realizó el segundo sinfónico que él interpretó en Santo Domingo y Santiago.

Loading...
Revisa el siguiente artículo