Bougainville y su lucha por ser un país soberano

Metro viajó a Papúa Nueva Guinea para conocer sobre el Referéndum de Bougainville y las expectativas que tienen los nativos de la isla en Oceanía sobre este proceso. ¡El 17 de octubre sabremos si nacerá un nuevo país!

Por Brandon Zebedee Especial para MWN

En el corazón del archipiélago de las Islas Salomón, en el Pacífico, hay una población de 230.000 descendientes indígenas de piel oscura que se distinguen por sus propias tradiciones, muy diferentes de las de Papúa Nueva Guinea, un país del cual actualmente forman parte bajo un modelo que les permite una cierta autonomía. Sin embargo, este año los ciudadanos de Bougainville tendrán la oportunidad de tomar la decisión de convertirse en una parte independiente de la comunidad mundial bajo su propia bandera.

El referéndum programado para este mes de junio se pospuso para octubre, según informes, debido a fondos insuficientes.

“La expectativa es que la mayoría de la gente votará por la independencia. Durante el asunto de Sandline (un escándalo político que se convirtió en uno de los momentos decisivos en la historia de Papúa Nueva Guinea, y en particular en el conflicto de Bougainville, que derribó al gobierno de Sir Julius Chan y llevó a Papúa Nueva Guinea al borde de una revuelta militar. – Ed.), la mayoría de los lugareños fueron asesinados. Los parientes y las familias de esas personas votarán por la independencia. Además, la región cuenta con recursos naturales que pueden sustentar la economía”, explicó a Metro Timen Papia, maestra en estudios de propiedad en la Universidad de Tecnología de Papúa Nueva Guinea, que trabajó en el sector gubernamental durante 15 años.

Papúa Nueva Guinea es un país empobrecido, a pesar de su riqueza en recursos naturales. De hecho, tan recientemente como en mayo pasado, su primer ministro, Peter O’Neill, renunció en medio de sospechas de corrupción por un acuerdo de explotación de gas por un millón de dólares.

A 760 kilómetros, en Bougainville, también hay riquezas naturales que están lejos de la condición económica de sus habitantes. Allí, Papúa Nueva Guinea ha utilizado de sus grandes reservas de cobre y oro para mantener su economía. Y fue precisamente un problema minero el que desencadenó un conflicto en Bougainville que costó la vida a unas 20 mil personas, lo que a su vez condujo al enfoque pro-independencia.

Fue en 1987 cuando la contaminación masiva de la isla causada por la explotación minera provocó el nacimiento de un movimiento de independencia armada, el Ejército Revolucionario de Bougainville.

“En el pasado, Bougainville quería ser un país soberano y administrar su propia riqueza en recursos naturales. Sin embargo, Papúa Nueva Guinea obtuvo su independencia y la incluyó como una de las provincias. “Las empresas extranjeras comenzaron a operar en la región, devastaron su entorno natural y no brindaron beneficios a los ciudadanos”, dice Papia.

La población local fue testigo de una gigantesca mina de cobre a cielo abierto en medio de su área forestal, de la cual no se beneficiaron en absoluto, pero sufrió las consecuencias de sus efectos sobre el medio ambiente. La metrópolis, Papúa Nueva Guinea, recibió beneficios económicos de la explotación minera de Bougainville, que en ese momento era responsable del 7% de la producción mundial de cobre.

Además de los efectos ambientales, los residentes de Bougainville se vieron afectados por el desplazamiento de sus tierras para ser utilizados como parte de la actividad minera.

En ese momento, un trabajador de unos treinta años, Francis Ona, de la región central de Bougainville, dejó su trabajo para dedicarse completamente el activismo contra la explotación minera. Afirmaba que hablaba en nombre de todos los residentes de Bougainville. La mina de cobre impactó socialmente a la población local, así como a su rico entorno natural. Bougainville Copper Limited (compañía minera. – Ed.) había profanado sus creencias tradicionales y había excavado en lo que consideraban tierras sagradas ancestrales.
Fue en este contexto que la nació Nueva Asociación de Propietarios de Panguna para demandar a Bougainville Copper Limited por los daños a la tierra. Demandaron una compensación de 10 millones de kina (USD$ 14.7 mil millones según el tipo de cambio de 1989). La mina pertenecía principalmente a una firma de inversión australiana y un pequeño porcentaje al gobierno de Papúa Nueva Guinea.

Los reclamos se convirtieron en una sangrienta guerra civil que cesó el fuego gracias al acuerdo que estableció el referéndum sobre la independencia de Bougainville. En la década de los 90, se firmó el Acuerdo de Paz de Bougainville el que aún está a la espera de la consulta de los ciudadanos.

En Papúa Nueva Guinea, la gente se muestra empática con el reclamo, pero sus ciudadanos creen que aún no están listos para ser independientes.

“La mayoría de la gente en Bougainville quiere ser independiente. La idea viene de antes de la guerra civil, pero dependerá de la mayoría absoluta”, dijo a Metro, Shannon Ambu, una estudiante de Sistemas de Información Geográfica de 22 años.

Mientras que Patricia Sapariman, de 60 años, una funcionaria en PNG de la Universidad de Tecnología de Papúa Nueva Guinea (Unitech) dijo que “no creo que estén listos para la independencia. Seguirán dependiendo de Papúa Nueva Guinea para todo”.

El gobierno de Papúa Nueva Guinea ha arrastrado los pies en el proceso y lo ha retrasado debido a la falta de fondos. También ha exigido condiciones al gobierno local de Bougainville para garantizar un proceso de consulta pacífica e informada. Se teme que el resultado provoque violencia, como ocurrió en Timor Oriental y Sudán del Sur.

“Si la minoría vota por la independencia, podría crear conflicto entre los locales. El voto mayoritario por una mayor autonomía también lo provocará. Sin embargo, el gobierno de Papúa Nueva Guinea no se verá afectado en términos de crisis o guerra civil”, agrega Papia.

Mientras tanto, los residentes de Bougainville viven con incertidumbre acerca de si la mejor opción para ellos, sus tierras, sus recursos naturales y su economía será la independencia o un acuerdo con mayores poderes autonómicos. Todo esto, mientras aún sufren de la pérdida de sus seres queridos en una guerra civil que dejó una inmensa mancha de sangre sobre su tierra y en sus corazones.


P&R

El referéndum sobre la independencia se iba a celebrar en junio, sin embargo, fue reprogramado. ¿Que pasó?

– El referéndum de Bougainville no se ha reprogramado, a pesar de algunas declaraciones públicas e informes de los medios de comunicación a tal efecto. El 15 de junio solo era la fecha límite para tener los arreglos necesarios para el referéndum. El marco de tiempo requerido constitucionalmente para la celebración del referéndum es de 10 a 15 años después del establecimiento del ABG (es decir, entre mediados de 2015 y mediados de 2020). La fecha real de la votación, este próximo octubre, se fijó recientemente.
Ha habido problemas derivados de la falta de fondos para la realización del referéndum, aunque recientemente se informó que los fondos requeridos están disponibles para la Comisión de Referéndum de Bougainville.

¿Es realmente necesario el referéndum?

– El referéndum fue acordado como un elemento clave en las prolongadas negociaciones que llevaron a la firma del Acuerdo de Paz de Bougainville, y la incorporación del Acuerdo en la Constitución de Papua Nueva Guinea, Parte XIV y la Ley Orgánica de Consolidación de la Paz en Bougainville – El Gobierno Autónomo de Bougainville y el Referéndum de Bougainville, así como la Constitución de Bougainville.
Como Papúa Nueva Guinea es una de las 40-50 democracias constitucionales más antiguas del mundo, es inconcebible que el referéndum no se celebre, a pesar de las reservas que algunos abogados y otros ciudadanos puedan tener.

Cuéntenos más sobre la posición de los locales.

– La pérdida de vidas, lesiones y destrucción experimentada durante el conflicto de Bougainville entre 1989 y 1997 significa que existe un fuerte sentimiento a favor de la independencia entre muchos (aunque no todos) de los ciudadanos de Bougainville. De hecho, hubo una declaración unilateral de independencia en Bougainville dos semanas antes de que Papua Nueva Guinea se independizara. Un fuerte sentido compartido de identidad de Bougainvillean, con raíces que precedieron a la independencia de Papua Nueva Guinea en 1975 y también basada en la experiencia durante el conflicto, significa que muchos de Bougainville quieren que Bougainville sea independiente. Aunque los aspectos importantes de la soberanía, la gobernanza y las perspectivas de desarrollo no se han abordado ampliamente.

¿Está Bougainville listo para ser independiente?

– Un Bougainville independiente requeriría de un apoyo financiero externo sustancial y probablemente técnico, al menos durante algunos años después de la independencia. Habría que hacer arreglos para que Bougainville reciba apoyo en muchas áreas diferentes de gobierno, al menos por un tiempo: moneda, acceso a instituciones de educación superior y diversos servicios técnicos y otros servicios especializados, seguridad fronteriza, gestión de pesquerías, etc.

¿Los Bougainvilleanos que buscan más educación, oportunidades de empleo, inversión u otro acceso a Papua Nueva Guinea continuarán apoyando su independencia una vez que tomen conciencia de sus posibles consecuencias?

Si bien ha habido una discusión bastante generalizada sobre la necesidad de reanudar la minería a gran escala, no solo en Panguna sino posiblemente en otros lugares, no está claro que los inversores responsables puedan o estén dispuestos a recaudar los fondos necesarios, o que las comunidades acepten y acepten gestionar los impactos ambientales, sociales y económicos de la minería cuando se reanude ésta.

La preparación para la independencia ha sido un problema en y para casi todos los pequeños estados insulares ahora independientes. Mucho depende del reconocimiento y del apoyo de otros países, así como de la voluntad y la capacidad de los ciudadanos para aceptar las consecuencias. La independencia puede seguir siendo un problema para muchos de los ciudadanos de Bougainville, en particular para personas educadas y otras personas que buscan oportunidades en el extranjero, mucho después de que se logre. Mucho, como se mencionó anteriormente, dependerá del apoyo externo y las relaciones continuas con Papua Nueva Guinea.

¿Crees que aparecerá un nuevo país en los mapas?

– Parece que existe una expectativa generalizada entre muchos participantes y observadores de que una gran mayoría de los Bougainvillanos votará por la independencia. Los problemas recientes, incluida la falta de fondos del Gobierno Nacional para el Gobierno Autónomo de Bougainville (ABG; por sus siglas en inglés), han llevado al Presidente de ABG y otros líderes de Bougainville a hablar más enérgicamente a favor de la independencia de Bougainville que antes.

Sin embargo, el marco constitucional para el referéndum requiere que se consulte al Gobierno Nacional y al ABG después de la votación, y la decisión final será tomada por el Parlamento Nacional. La decisión de cambiar el estatuto constitucional de Bougainville requerirá una enmienda constitucional, y puede ser remitida por una parte interesada para su revisión judicial.

Dadas las sensibilidades nacionalistas de Papua Nueva Guinea involucradas, y la preocupación de que cambiar el estatus constitucional de Bougainville pueda sentar un precedente para otras provincias, parece poco probable que el Parlamento Nacional esté de acuerdo en que Bougainville sea prontamente independiente, aunque los acuerdos pueden ser cambiados.

Si se vuelve independiente, ¿cambiaría algo? ¿O el nuevo país seguirá dependiendo de Papua Nueva Guinea?

– La independencia cambiaría la base sobre la cual se llevan a cabo las relaciones. Pero parece más que probable que un Bougainville independiente continúe requiriendo el apoyo continuo del Gobierno de Papua Nueva Guinea y los Bougainvillanos para buscar y, en algunos casos, requerir acceso a la educación superior, empleo y otras oportunidades y apoyo en Papua Nueva Guinea. De la misma manera en que otros pequeños estados insulares dependen de acuerdos compartidos y / o acceso a servicios en otros lugares.


Datos sobre el Referéndum de Bougainville

•    ¿Qué es un referéndum?
Un referéndum es una elección especial para que las personas decidan sobre un asunto político de gran importancia. En Bougainville, el referéndum será sobre “el estatus político futuro de Bougainville”.
•    ¿Cuáles son las reglas del referéndum?
Las reglas del referéndum se recogen en estos cuatro documentos legales:
1. El Acuerdo de Paz de Bougainville (BPA, por sus siglas en inglés)
2. La Constitución de Papúa New Guinea
3. La Constitución de Bougainville
4. La Ley Orgánica para Fomentar la Paz Bougainville – el Gobierno Autónomo de Bougainville Government y la Reforma de Bougainville.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo