¿Y ahora qué?

Por EFE

La decisión del presidente dominicano, Danilo Medina, de renunciar a aspirar a un tercer mandato consecutivo, posibilidad prohibida constitucionalmente pero promovida por sus colaboradores, despejó el panorama de cara a los comicios de mayo de 2020, para los que ahora no hay un claro favorito.

Tras meses de rumores sobre un eventual cambio a la Carta Magna que permitiría a Medina optar por un nuevo cuatrienio, el gobernante, un economista de 67 años, anunció la noche del lunes que no será candidato en 2020, aunque admitió que “evaluó” la posibilidad de impulsar una reforma constitucional para poder hacerlo.

El jefe de Estado, en el poder desde 2012 y que lidera una facción del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), formación dirigida por el ex jefe de Estado Leonel Fernández, acérrimo crítico de dicha reforma, explicó que tomó su decisión para “mantener la coherencia” y “apaciguar el ambiente político”.

Tras el mensaje, que emitió desde el Palacio Presidencial, sus opositores externos han ponderado su decisión, mientras que desde el sector de Fernández han llamado al diálogo, asegurando que la alocución del gobernante “cierra un ciclo” de la actual coyuntura política dominicana.

El próximo año la República Dominicana celebrará elecciones municipales, en febrero, y legislativas y presidenciales en mayo.

El líder opositor Luis Abinader, precandidato a las elecciones presidenciales de 2020 y que junto a Fernández lidera los sondeos de intención de voto, pero sin clara mayoría, celebró hoy la decisión de Medina.

Abinader señaló que, con su mensaje, Medina “le ha devuelto al país el estado de tranquilidad que se había perdido y que los dominicanos” les reclamaban “en los últimos tiempos”.

“Saludamos que el presidente haya escuchado la voz del pueblo, que mayoritariamente le exigía respeto y apego a la Constitución y a la institucionalidad democrática sobre todo”, subrayó Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), y quien en 2016 se enfrentó en las urnas a Medina y fue derrotado por el actual mandatario.

La República Dominicana “demanda de sus lideres y gobernantes que por encima de cualquier consideración respeten las instituciones y piensen en el bienestar de su pueblo antes de reeditar sus ambiciones personales una y otra vez”, agregó.

La posibilidad de reformar la Constitución había generado fuertes tensiones en la política dominicana y, en especial, en el seno del PLD, en el Gobierno desde 2004, por la oposición del expresidente Fernández, uno de los precandidatos presidenciales de esa formación, que escogerá a sus aspirantes en las primarias programadas para octubre.

Otro de los precandidatos presidenciales del PLD, Temístocles Montás, llamó este martes a la integración de “un gran bloque” dentro del partido para “frenar las pretensiones” de Fernández de volver a ser presidente tras dirigir la nación en tres ocasiones.

Montás, quien junto a otros precandidatos del PLD se reunió hoy con Medina en el Palacio Nacional, apostó por “una figura nueva que contribuya a renovar las esperanzas del pueblo dominicano para que el partido siga desarrollando cambios”, coincidiendo de esta manera con el gobernante, que anoche en su mensaje habló de inyectar “sangre nueva” a la política local.

Para Minou Tavárez Mirabal, del minoritario partido Opción Democrática y antigua aliada al PLD, el discurso de Medina “es insuficiente para tranquilizar las aguas tormentosas que han caracterizado estas últimas semanas”.

Mientras que Radhamés González, portavoz de los diputados del otrora mayoritario Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que dirige el canciller del país, Miguel Vargas, aliado de Medina, informó de que esa formación se reunirá, en una fecha no precisada, “para discutir los pasos” que van a dar tras el anuncio de Medina.

Esto, debido a que Vargas había advertido de que el PRD solo volvería a apoyar al PLD si Medina se presentaba como candidato.

La Constitución del país prohíbe expresamente a Medina buscar un tercer mandato, tras llegar al poder en 2012 y resultar reelegido cuatro años más tarde, luego de una modificación constitucional en 2015.

Loading...
Revisa el siguiente artículo