81% de error: reconocimiento facial fracasa en Buenos Aires

En la capital argentina intentaron subirse al carro de la modernidad, pero se dieron un tremendo costalazo

Por Sebastián Foncea [email protected]

El reconocimiento facial es una herramienta que están usando las policías y organismos de seguridad de los países más desarrollados del mundo, y en Argentina intentaron subirse al carro de la modernidad, pero fracasaron.

El 25 de abril se implementó el “Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos” en algunas estaciones de metro, y la estación de ferrocarriles de Retiro, en Buenos Aires. En promedio se han identificado a catorce personas al día.

El vergonzoso problema es que la alerta ha sido activada en 1.227 oportunidades, y el error en reconocimiento ha estado presente en el 81% de las veces, con la justificada indignación de las personas que han sido detenidas por un fallo del sistema, o un parecido increíble con un criminal.

“Se trató de 1.001 casos en los que transeúntes fueron demorados por la policía en las estaciones hasta constatar su situación con el juzgado interviniente. De ese universo, casi la mitad correspondieron a datos mal cargados en la base de datos”, informó el diario El Clarín.

El ministerio de Seguridad y Justicia de Buenos Aires informó que del total de personas que realmente fueron identificados “10 estaban acusados de homicidio, 13 por delitos sexuales, 11 por causas vinculadas a drogas y 57 por robos y hurtos”.

La promesa al momento de la implementación del mecanismo de reconocimiento era que el software compararía los registros de 46 mil prófugos con las imágenes de 300 cámaras que se van alternando en estaciones de metro y lugares transitados, pero aseguraron que el margen de error sería cercano a un 7%.

Para complicar el asunto la ministra de seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, informó que en los próximos días el reconocimiento facial se implementará en más estaciones de trenes. En dos semanas funcionará en Constitución, Once, y en Chacarita. Las autoridades estiman que por estos lugares se mueven unas 750 mil personas al día.

En tanto, el subjefe de Gobierno porteño y ministro de Seguridad, Diego Santilli, pidió disculpas por los errores, pero, aún así, dijo que el sistema “sirve para sacar de la calle a violadores y asesinos”.

“Hay un montón de personas que no tienen que estar caminando entre nosotros y que antes era materialmente imposible capturar (…) El ladrón a mano armada, por ejemplo, podía seguir caminando entre nosotros. Eso empieza a dejar de suceder. Para mí es un logro importantísimo de la tecnología”, declaró Santilli.

Loading...
Revisa el siguiente artículo