Honeycomb Glacier: un portátil para los gamers más exigentes

Por Lizeth cadena Metro World News

Sin duda, la marca Intel es una de las más pronunciadas por los gamers de todo el mundo. Y no es para menos, ya que desde hace varios años, la compañía se ha enfocado en darles más y mejor tecnología a aquellos usuarios que disfrutan de los videojuegos.

Hace algunos días se realizó el Intel Extreme Masters en Chicago, Estados Unidos, y allí, expertos de esta marca le presentaron a los medios de comunicación un proyecto especial en el que están trabajando desde haces meses y con el que esperan revolucionar, y  al mismo tiempo hacerles las vidas más fáciles a los gamers.

Se trata de un computador portátil que cuenta con una segunda pantalla. Honeycomb Glacier es el nombre de este nuevo prototipo de la compañía, que tiene las típicas medidas de una laptop normal y que no supera los tres kilos de peso.

Así surgió la Honeycomb Glacier

La creación de esta máquina nace de los resultados de un estudio de mercadeo de Intel que evidenció, entre otros varios aspectos, que  1.3 billones de usuarios  en el mundo juegan videojuegos en PC. Y a lo anterior sumaron que 40% de los jugadores de PC ya utilizan un segundo monitor para jugar.

De esa forma, para la compañía quedó claro que debían ahondar más en los usuarios que pasan varias horas frente a su computador y que buscan una experiencia tan gratificante como aquella que encuentran al jugar con dos monitores.


1,3
Billones de usuarios en el mundo juegan videojuegos en sus computadores, de acuerdo con un estudio de mercadeo realizado por Intel


53%
De los jugadores de todo el mundo, de acuerdo con Intel, ahora juegan en las tres principales plataformas: PC, consolas y móviles. Un crecimiento notorio y rápido respecto al 19% de hace cuatro años


Fue así como luego de varios bosquejos, diseños, pruebas y errores, llegaron a la Honeycomb Glacier, dispositivo con varias características que le facilitarán la vida a los jugadores. Una de ellas es el rastreo ocular. Lo anterior quiere decir que la máquina sabe a la perfección qué está mirando el usuario, sabe cuál de las dos pantallas está viendo, y actuará en consecuencia.

Y, aunque externamente parece un portátil normal, lo cierto es que la magia comienza con su doble bisagra, ya que es ella la que eleva las dos pantallas. Esto permite que el jugador elija la altura adecuada a sus condiciones, lo que lo convierte en un prototipo más ergonómico. A su vez, este portátil cuenta con una pantalla principal de 15,6 pulgadas, mientras que la secundaria tiene 12,3 pulgadas.

En cuanto a temas un poco más técnicos, la Honeycomb Glacier usa un procesador Core i9 de 45W overclockeado y una NVIDIA GeForce GTX 1070, lo que justamente permite que la máquina trabaje rápidamente mientras ambas pantallas son usadas, más varias aplicaciones al mismo tiempo. Y a eso debemos sumar que cuenta con un ventilador circular debajo de la bisagra, lo que permite extraer e ingresar aire al dispositivo, evitando los recalentamientos que siempre generan molestias entre los jugadores.

Muchas son las dudas que puede generar este equipo con dos pantallas y una de ellas es si generará la misma experiencia que cuando se juega al tiempo con dos monitores individuales. La respuesta es sí:  “Por supuesto, entendemos los miedos que podrían llegar a tener los gamers respecto a si un equipo de estos tendrá la misma resistencia, respuesta y velocidad que cuando se hace con dos máquinas al mismo tiempo. Y es que contamos con que la mayoría de los juegos se puedan reconfigurar para que se puedan ejecutar en portátiles, sin perder las cualidades que se tiene al hacerlo con el multimonitor”, aseguró Dave Collins, diseñador industrial de Intel.

Una máquina que va más allá de los gamers

Aunque la Honeycomb Glacier espera mejorar la experiencia de juego, los expertos de Intel tienen claro que este portátil no está creado solamente para los gamers. “También queremos facilitarles la vida a aquellas personas que, por ejemplo, deben dedicarse a editar videos en sus hogares. Muchos de ellos trabajan en compañías grandes donde pueden editar teniendo dos o tres computadores cerca, pero cuando deben llevar el trabajo a casa, la labor se hace más complicada con los portátiles tradicionales. Así que lo que queremos es que ellos se sientan más cómodos a la hora de realizar estas ediciones. Lo mismo pasa con los diseñadores gráficos, quienes deben estar trabajando en diferentes imágenes y programas para alcanzar un objetivo”, sumó Collins.

Loading...
Revisa el siguiente artículo