Nuestra Familia: Volver al trabajo, luego de la licencia de maternidad

Por Esmeldy y Anier

Volver al trabajo luego de dar a luz es un reto para toda madre. Todas sabemos el tiempo que disponemos para la licencia de maternidad, pero nunca estamos preparadas para ese momento. Muchas son las madres que se me han acercado con deseos de abandonar sus trabajos cuando llegue el momento de incorporarse, seamos sinceras, no es fácil separarte de tu bebé tan pequeño, indefenso y al que has estado unida por 12 meses, 9 en tu panza y 3  que conlleva la licencia. Siempre les digo, calma, respira, vuelve al trabajo, y si al cabo de 3 meses aun quieres renunciar, hazlo. La gran mayoría no lo hace, es un momento sensible por el que todas hemos pasado, es normal y comprensible.

Quiero compartir con ustedes algunas recomendaciones que harán más fácil éste proceso:

Olvida la culpa: Es lógico que te sientas la peor de las madres al separarte de tu bebé cuando más te necesita, pero recuerda las razones por las cuales trabajas, tu desarrollo profesional, los ingresos que percibes, que te ayudan a sacar adelante a tu familia, y los beneficios a largo plazo para tu bebé por tener una madre trabajadora, que le de un ejemplo de trabajo y realización personal. La culpa no te ayudará en lo más mínimo. Deshazte de ella.

-Define muy bien quien lo cuidara: Esto te dará tranquilidad. Toma tiempo para definir si contrataras a alguien para que se quede en casa, lo llevaras a una guardería, si cuentas con la colaboración de la abuela, esto es muy importante, te dará tranquilidad. Conversa con tu pareja sobre éste tema, y una vez definan cual camino van a elegir, empieza a prepararte con tiempo. No dejes la búsqueda de la guardería para ultimo, eso te agregara estrés. Si vas a contratar a una persona, entrevístala con tiempo, y trata de que se incorpore al menos un mes antes de que vuelvas al trabajo, así estarás segura de entrenarla, y de que sea la persona ideal para ustedes, y el bebé.

-Garantiza la alimentación del Bebé: Si estás lactando de manera exclusiva, y deseas que siga siendo así, debes hacer con tiempo tu banco de leche, asesórate sobre como puedes hacerlo, esto va a permitir que te sientas tranquila sobre ese tema. Recuerda que una vez finalizada la licencia, tienes derechos en tu trabajo para lactar, define como seguirás lactando una vez terminada la licencia.

-Conversa con otras madres: Esto no sólo te dará tranquilidad, sino que te permitirá escuchar la mirada de otras madres sobre este tema. Muchas hemos pasado por eso. Sus testimonios te pueden servir de apoyo, y quién sabe, a lo mejor hasta puedas ayudar a alguien.

-Hazlo poco a poco: Conversa con tu jefe si es posible que empieces de a poco, puedes negociar algunos días de tus vacaciones, que te permitan ir al principio sólo media jornada, o no trabajar la semana completa. Esto haría mas fácil para tu bebé y para ti la transición. Nada pierdes con intentarlo.

Apenas estas iniciando en el mundo de la maternidad, ten en cuenta que esto es sólo una etapa, y como las demás que haz vivido hasta ahora, pasará. Ya se adaptaran al nuevo proceso. Trata de aprovechar al máximo el tiempo que pasas con tu bebé y hazle saber todo el amor que sientes por él. La conexión entre madre e hijo es algo que ni siquiera un trabajo puede desvanecer.


Viajar con Niños

maternidad1-17363f9bf883c8c44036d0e0ef980508.jpg

Aún le quedan algunos días a las vacaciones de verano, y algunas familias van a aprovechar para tener sus tan anheladas vacaciones. Si vas fuera del País con tus hijos, esto no tiene porque ser una experiencia traumática, como muchos padres piensan. Con mucha organización y algo de táctica, pueden salir airosos de estas vacaciones en Familia.

Aquí compartimos algunos consejos:

1- Muestra alegría y una actitud positiva por el viaje: Si tus hijos notan  que ves el viaje como una experiencia positiva, es muy posible que ellos también lo hagan. Si por el contrario, estas quejándote y hablando constantemente de lo traumático que será, los vas a predisponer.

2- Infórmate bien sobre la documentación necesaria: No solo el tema de los visados, que es esencial, si por alguna razón, viajara uno solo de los padres con el niño, debe llevar un permiso firmado por el otro padre, así se vayan a encontrar el=n el lugar de destino. Este permiso debe ser elaborado por un abogado y debe cumplir ciertos requisitos. Investiga bien en que tiempo te lo entregan.

3- Mentalízate: Llega con tiempo al aeropuerto. Prepara tu mente para la experiencia. Es importante que estés consiente de que tal vez no estén muy tranquilos en el avión, y que hay probabilidades de que llore mas de lo normal. Si estas preparado para esto, sin rayar en la negatividad, será mas fácil todo.

4- Viaja ligero: Se que suena contradictorio, pero es importante que te simplifiques a la hora de empacar. Empaca LO NECESARIO. Usa ropas que combinen entre si, zapatos que “peguen con todo” en fin, trata de no llevar mucho equipaje. Lleva tus documentos y artículos personales en el bulto del bebé. Si tu niño pasa de dos años, prepárale una mochila pequeña que el pueda cargar, con cosas básicas.

5- Leva un coche: Son muy útiles a la hora de viajar con niños. Puedes usarlos para poner los bultos y evitan que tengas que tener el niño cargado tanto tiempo en el aeropuerto.

6- Lleva cosas para picar: Que no falten sus galleticas y agua para el camino. Calcula el transcurso del viaje  y en base a eso, preparas lo que llevarás.

7- Si tu niño camina anota sus datos en un papel  o en la mano: Aunque sean los padres mas precavidos del mundo, a cualquiera le puede pasar, anota en un papel tu teléfono y nombre y colócalo en el bolsillo del niño, también lo puedes hacer en su brazo.

8- Lleva entretenimiento para el avión: Puedes llevar libros para leer y colorear, una tableta con juegos y muñequitos descargados y uno de sus juguetes favoritos. Ve preparado, pero sin olvidar el punto 4.

9- Ten en cuenta a los demás pasajeros: Si, tu hijo es un niño, pero no por eso puede ir pateando el asiento de su vecino. Cuida que no moleste a los demás, con cosas que son evitables. Ya si llora o esta incomodo, es algo que no pueden evitar ambos. Enfócate en los buenos modales.

10- Explícale a tu hijo como será la experiencia: Si ya esta en capacidad de entender , dile como será el viaje, cuantas horas serán, cual es el proceso. Tu hijo se sentirá mejor si puede entender de que se trata y preverlo.
Ahora sí, ¡Buen viaje!


LOS NIÑOS Y LOS QUEHACERES DEL HOGAR

Desde hace ya muchos años, en nuestro país viene cambiando la forma de crianza. Recuerdo, que cuando era niña mi madre me asignaba tareas en el hogar. Habían cosas que sabia que eran mi responsabilidad, como mantener organizada la habitación, lavar de vez en cuando los platos, barrer el patio y otras mas, que iban variando conforme a mi edad y se alternaban. A mis 15 años, ya sabia barrer, fregar, y hasta a cocinar, pero eso no era nada extraordinario, era algo normal, que se daba en la mayoría de los hogares.

Los padres de hoy, en nuestro afán de que nuestros hijos tengan  “Lo que no tuvimos”  y que además tengan una buena “Calidad de vida” hemos olvidado que en nuestra niñez, los quehaceres del hogar eran algo común, parte de la formación que nos dan nuestros padres, en las diferentes áreas de la vida, y que gracias a eso, hoy somos capaces de sobrevivir fuera del hogar, vivir en el extranjero, y ocuparnos de nuestra casa.
Volvamos a lo básico, no importa si incluso no sea “Necesaria” la ayuda de nuestros hijos en casa, ese no es el punto, se trata de que aprenda.

A medida  que un niño va creciendo, puede ir adquiriendo ciertas responsabilidades en el hogar. Un niño de 3 años es perfectamente capaz de colocar sus zapatos en la zapatera, guardar, con apoyo y dirección,  sus juguetes, colocar su ropa en el cesto de la ropa sucia, llevar el vaso en donde tomo agua a la cocina, y muchas cosas más.

A los 5 años, nuestro hijo/a puede  organizar regularmente sus zapatos, ayudar a poner y a recoger la mesa, ordenar su área de estudios,  y servirse su propia agua (teniendo las condiciones necesarias para su seguridad)

Un niño/a de 10 años, tiene la capacidad de hacer su cama, mantener organizada su habitación, sacar la basura, ayudar a limpiar el patio, y lavar los platos, esto ultimo  en compañía de un adulto.

Pero la realidad es, que eso no es lo que esta pasando, veo muchos niños a los que se les hace prácticamente todo, niños con una gran formación académica y poca preparación para  en el futuro administrar un hogar. Cuando usted priva a su hijo de aprender estas cosas, no solo lo hace una persona dependiente, sino que a raíz de esta falta de conocimiento en el área, puede pasar mucho trabajo, como diríamos en buen dominicano. Con este comportamiento, usted le dice a su hijo que no es capaz, que usted no confía en sus habilidades y esto, no es lo que queremos los padres para nuestros hijos ¿Cierto?

Ame a sus hijos, pero ámelos bien. Entrénelo para la vida, con mucho amor y paciencia,  ayúdelo a convertirse en un adulto independiente, responsable, capaz de cuidar de si mismo y de la familia que va a formar, con el favor de Dios. NF


Nuestro Hogar Cuidando nuestras plantas

 plantas

Como nos gusta tener el verde de las plantas en nuestro hogar, o el colorido de las flores adornando un espacio de la casa.

Las plantas aportan calidéz, frescura, paz y armonía a nuestro entorno, y esto lo he podido comprobar pues ahora cuento con varios tipos en mi casa, sin embargo ya he vivido al experiencia de tener que reemplazar algunas, por algo muy sencillo: no se estaban cuidando de la manera correcta.

Para que esto no me ocurriera de nuevo, investigue un poco de los cuidados básicos para las plantas, y he visto un resultado positivo.

El agua: Todos sabemos que este es el principal motor para que crezca y se mantenga sana una planta, sin embargo hay que tener en cuenta no saturarlas de agua y hacerlo en las mañanas o noches, ya que les favorece el clima de esas horas.

Al adquirir una, infórmate bien del tiempo en que  se deben regar, al igual saber si son de sombra o de sol.
La luz: Para lograr que la planta crezca fuerte y hermosa son necesarios los rayos del sol. Asegúrate que tu planta los reciba de manera directa o indirecta dependiendo que tipo sea, de sol o de sombra.

Hay algunas especies que solo requieren algunos días a la semana e indirectamente.

Cuidados: Incluye en los quehaceres del hogar despolvar tus plantas, frotar paños húmedos a las hojas, hablarles y cambiarlas de lugar si es posible, poner abono si requiere y  cambiar la tierra.

Es impresionante y emocionante a la vez ver la evolución de una planta o flor en camino, sin dejar de mencionar que es terapia para diaria contra el stress y la rapidez que vivimos hoy día.

Si decides tener un jardín o plantas dentro de la casa debes tener en cuenta que así como  cuidamos de nuestra Familia y mascotas, es importante cuidar de ellas y  saber como mantenerlas, son seres vivos que requieren de una atención especial esmero y amor. NF


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo