¿Qué implica la suspensión del Parlamento británico?

Con el Brexit a la vuelta de la esquina, los parlamentarios opositores acusan a Boris Johnson de atentar contra la democracia

Por Francisca Herrera / AP

Ayer la reina Isabel II aprobó la solicitud del gobierno británico, liderado por Boris Johnson, de suspender al Parlamento británico en medio de la crisis por el Brexit.

Aunque el primer ministro se había negado a descartar la suspensión de la Cámara Baja, el anuncio tomó por sorpresa a los diputados, muchos de los cuales están de vacaciones hasta el 3 de septiembre.

¿Qué es y qué implica?

Este proceso de suspensión del Parlamento se conoce en Reino Unido como “prórroga” y se utiliza para cerrar la sesión anual del Parlamento, la que es reabierta con el discurso de la Reina de octubre. Por lo tanto, éste es un proceso que ocurre generalmente todos los otoños (europeos). Sin embargo, el que se lleva ahora no es para nada normal.

Actualmente se estaba viviendo la sesión más larga en 400 años, ya que comenzó en junio del 2017 y se había mantenido abierta hasta ahora para poder aprobar la legislación del Brexit.

La Cámara de los Comunes sesionaría del 3 al 10 de septiembre y después tenía programado un receso hasta el 9 de octubre, aunque los legisladores habían insinuado que podrían cancelar el receso y mantenerse en sesiones debido al Brexit.

No obstante, el cierre del Parlamento que levanta Johnson será desde el 12 de septiembre hasta el discurso de la Reina el próximo 14 de octubre, un proceso que no es común y durará más de un mes (32 días), siendo que desde 1980 que una prórroga no había durado más de una semana, recoge The Guardian.

La Reina podía rechazar la solicitud, sin embargo,  mantuvo su firme rechazo a involucrarse en la política.

Reclamos

Los legisladores reaccionaron con indignación, ya que esta medida reduce la posibilidad de que tengan tiempo suficiente para aprobar leyes que bloqueen la separación del Reino Unido de la Unión Europea si no existe un acuerdo antes del 31 de octubre.

John Bercow, presidente de la Cámara de los Comunes, a quien no se le avisó con antelación del plan de Johnson, aseguró que “cerrar el Parlamento sería una ofensa en contra del proceso democrático y los derechos de los parlamentarios y de los representantes elegidos por el pueblo”,

Johnson insistió en que tomó la decisión para poder delinear su agenda local, y rechazó la noción de que está entorpeciendo el debate, indicando que habrá “mucho tiempo” para discutir el Brexit y otros temas.

De acuerdo con una encuesta de YouGov, citada por The Independent, un 47% de los entrevistados piensa que la medida “no es aceptable”, un 27% la apoya y un 26% no sabía de que se trataba.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo