Yoga lover ¡equilíbrate!

Meditación, respiración y asanas (posturas). Tres pilares del yoga que armonizan la mente, el cuerpo y el alma. Su boom se vive hace mucho tiempo, pero cada año nacen nuevas formas de practicarlo.

Por Javiera García V. Metro World News

Postura del árbol, del niño, del guerrero, perro boca abajo. Respiración alterna, respiración retenida, respiración sencilla. Cada vez más personas realizan esta disciplina milenaria proveniente de la India, que tiene beneficios tanto físicos como emocionales. Si piensas que sólo la pueden practicar algunas personas, debes saber que se trata de un entrenamiento para todos.

Si durante años has estado buscando un deporte que te haga perseverar, el yoga puede ser una excelente opción. “Es un sistema de salud, porque a través del cuerpo se va regulando toda la biología, a nivel celular y neuronal. Limpia, purifica, alimenta y oxigena la célula. Funciona a todos los niveles”, explica Yuyuniz Navas, instructora de yoga (@yuyuniz72).

Yuyuniz lleva 15 años practicándolo todos los días, y hace ocho da clases a mujeres y niños en forma particular. “En la medida que una persona sea constante, se va a limpiar su cuerpo, sus emociones, su estómago, sus pensamientos y se despierta. Ayuda a estar más creativa, lúcida y con más energía”, asegura.

Los movimientos fluidos y rítmicos, conectados con la respiración, te ayudan a conectarte y energizar tu organismo. Esto quiere decir que con su práctica empezarás a crear más conciencia corporal, lo que se traduce, por ejemplo, en estar atenta de mantener una buena postura.

La kinesióloga e instructora de yoga, María Ignacia Hozven (@fisioactive.cl), destaca el aporte de estos ejercicios sobre la musculatura. “La mayoría de los deportes generan acortamiento muscular, pero con el yoga flexibilizas mucho, ganas movilidad de la columna y obtienes un balance muscular que te ayuda a disminuir los posibles dolores lumbares y articulares”, explica.

Aunque parezca un deporte tranquilo y de poco esfuerzo, se pueden llegar a quemar un alto número de calorías (entre 200 y 800, aprox.) durante cada sesión, dependiendo del yoga que elijas, porque, sin duda, existen unos más power que otros.


TIPOS DE YOGA

Asthanga Yoga

Es uno de los más practicados, porque es un deporte muy completo, en el que se realizan movimientos vigorosos y exigentes. Hablamos de un yoga atlético y dinámico que despierta el cuerpo, permite estirar las extremidades y desarrollar musculatura. Las sesiones están compuestas de posturas que van enlazadas con el ritmo de la respiración, lo que se conoce como Vinyasa, por lo que también ayuda a aprender a controlar las inhalaciones y exhalaciones.


Aero Yoga

Es una rama relativamente nueva que combina el yoga y la acrobacia. Las posturas se realizan con la ayuda de un columpio de telas que cuelga del techo. Es una práctica distinta y entretenida, que entrega los beneficios que dan las posturas invertidas, aliviando la presión del cuello y la cabeza. Permite estiramientos más profundos y mejora la flexibilidad. Entre los resultados que se obtienen, destacan la fuerza, el equilibrio, la musculatura y la agilidad, además de perder calorías en cada sesión.


Bikram Yoga

Es un estilo basado en el poder terapéutico del calor, porque se realiza en una sala que está calefaccionada en 42 grados. En una sesión de 90 minutos, se realiza siempre la misma secuencia de posturas, lo que permite trabajarlas en profundidad. Es ideal para quienes necesitan sudar para sentir que el cuerpo trabaja. Ayuda a eliminar toxinas, mejorando el aspecto de la piel.


Yoga Booty Ballet

La combinación entre yoga, danza y cardio, que llegó hace pocos años a Chile. Las clases duran entre 60 y 90 minutos, y parten con una meditación y luego siguen con un intenso baile que hace transpirar y quemar hasta 600 calorías al ritmo de la música.


Yoga para embarazadas

Estos ejercicios son una excelente forma de ponerse en contacto con el hijo que viene en camino, y preparar el cuerpo para el parto. “Permite fortalecer y mejorar la estabilidad del piso pélvico, que es súper necesario para el pujo”, explica María Ignacia Hozven, kinesióloga experta en embarazo y posparto.


Power Yoga

Se caracteriza por ser una práctica muy fuerte en el aspecto físico, que hace que el cuerpo se ejercite al máximo. El foco está en mantener por un largo rato las posturas, por lo que se obtienen excelentes resultados a nivel muscular.


8 Beneficios del yoga

1Calma

Permite hacer una pausa en el día, conectarse con el cuerpo físico y mental. Esto ayudará a estar en mayor equilibrio en todos los aspectos. “Es una buena alternativa para quienes tienen depresión, ansiedad o sufren de crisis de pánico”, asegura Yuyuniz.

2Mejora la postura

Un estudio del Colegio de Físicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia reveló que una sola postura de yoga, durante 90 segundos al día, puede reducir la curvatura de la columna en personas con escoliosis.

3Fortalece

Las asanas o posturas sirven para tonificar cada parte del cuerpo, porque implican trabajar con muchos músculos a la vez. Los tipos ashtanga, vinyasa o power yoga son considerados los mejores para trabajar la fuerza.

4Flexibiliza

Durante la clase se realizan constantes estiramientos para preparar al cuerpo para las posturas más difíciles. Esto ayuda a aumentar la movilidad de los músculos y las articulaciones.

5Fomenta hábitos saludables

Al ser un deporte que trabaja cuerpo y mente, promueve un estilo de vida saludable. “Se empieza a regular el sueño y la alimentación. Los que fuman van a querer fumar menos. De a poco, inteligentemente, el cuerpo va rechazando cosas que ya no quiere y, paralelamente, va a haber una apertura de consciencia”, explica Yuyuniz.

6Trabaja el piso pélvico

Muchas mujeres presentan algún problema relacionado al suelo pélvico, como la incontinencia urinaria. Distintos estudios han demostrado cómo algunos ejercicios del yoga ayudan a fortalecerlo para prevenir lesiones y mejorar las que ya existen.

7Da equilibrio

Mejora la coordinación entre el cerebro y la musculatura (entrenamiento neuromuscular), mejorando el equilibrio. Varias posturas exigen la coordinación de movimientos, lo que también ayuda a entrenar el equilibrio.

8Refuerza la concentración

Mantenerse en contacto con el cuerpo encausa el foco de nuestros pensamientos. Algunos estudios aseguran que el ejercicio regular puede fortalecer la memoria, velocidad y concentración mental.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo