Así es el nuevo misil con el que EEUU quiere asustar a China

El Naval Strike Missile tiene capacidad de operar en conjunto con un avión no tripulado

Por francisca herrera r. Metro World News

Estados Unidos ha decidido ir un paso más allá y a inicios de este mes envió al Pacífico, presuntamente a Singapur, el buque de guerra USS Gabrielle Giffords con un amenazante y poderoso nuevo misil en su interior, cerca del Mar del Sur de China, que el país oriental disputa con sus vecinos.

Se trata del Naval Strike Missile, un proyectil de última generación que fue desarrollado por Kongsberg Defence and Aerospace de Noruega para el ejército de ese país y el gigante estadounidense Raytheon, que recibió un contrato de la Marina de EEUU en el año 2018.

El arma tiene un alcance de 185 kilómetros (cien millas náuticas), un 30% más lejos que los misiles Harpoon, según CNN, puede deslizarse por el mar sigilosamente sin ser detectado y un buscador avanzado capaz de apuntar con precisión en condiciones difíciles, según explica la firma estadounidense.

El misil, con una ojiva de espoleta programable, tiene la capacidad de trabajar con el avión no tripulado MQ-8B Fire Scout, el que le permite apuntar a lugares donde no llegan los radares.

“La capacidad de apuntar es tan importante como el sistema de misiles. Sólo puedes golpear lo que puedes encontrar”, destaca Carl Schuster, un ex capitán de la Marina de EEUU a CNN.

Las islas y derechos minerales del Mar del Sur de China o Mar de la China Meridional son reclamados tanto por el gigante asiático como por otros cinco países más. Con la excusa de proteger los intereses de sus socios en la región de Asia y el Pacífico, EEUU ha llevado sus buques y armas a la zona al mismo ritmo, pero no con la misma potencia que China. Sin embargo, este nuevo misil envía un mensaje importante a la superioridad china. Ambos se culpan mutuamente de la militarización.

Loading...
Revisa el siguiente artículo