Se expande producción y distribución de biosimilares en Latinoamérica

Por MetroRD

Los pacientes con linfoma no Hodgkin y leucemia linfática crónica han comenzado a recibir tratamiento con el biosimilar del rituximab producido y distribuido por la farmacéutica brasileña Libbs, luego de su aprobación por ANVISA (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil) en junio.

El biosimilar comercializado bajo la marca Vivaxxia, es resultado de un acuerdo de transferencia tecnológica y de inversión entre la empresa argentina mAbxience y Libbs para la producción de medicamentos biotecnológicos.  Mabxience, parte de conglomerado español Grupo INSUD, desarrolla sus propios productos biotecnológicos a gran escala, que actualmente se exportan a otras naciones de la región.

Este importante avance para el desarrollo de los biosimilares en Latinoamérica es fruto de una inversión de 100 millones de dólares por Libbs para la construcción de su nueva planta de producción de biosimilares, junto a la transferencia biotecnología de segunda generación de mAbxience desde su nueva planta en Buenos Aires, Argentina inaugurada a principios del 2019.

Los biosimilares son fármacos de origen biotecnológico equivalentes en términos de calidad, eficacia y seguridad a los medicamentos biológicos de referencia pero viene con una reducción de costo que va desde un 25% a un 40%, lo que permite la sostenibilidad de los sistemas nacionales de salud y el consecuente incremento de acceso del número de pacientes tratados en la región.

En este contexto, Eduardo Cioppi, Director Comercial para LATAM de mAbxience declaró que “el avance de los biosimilares en Latinoamérica contribuye en gran manera al desarrollo de la competitividad en la industria farmacéutica, y por lo tanto un impulso a la innovación y a la inversión en la región”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo