Shelby GT500, el Ford más poderoso de la historia

Llega con todos y cada uno de los 760 caballos de fuerza que libera su potente motor V8

Por Marco Alegría Metro World News

Destaca dentro de la historia por ser el más brioso y capaz de los Mustang, gracias a un 5.2 litros supercargado. Para ello, tanto el bloque como las cabezas han sido reforzadas, mientras que el cárter del aceite cuenta con deflectores activos.

¿De dónde viene tanto poder?

Un supercargador de 2.65 litros envía aire a un intercooler para alcanzar una mezcla más rica y poderosa en la combustión. La firma especifica que con las modificaciones la línea de corte es poco antes de las siete mil 500 vueltas.

Shelby GT500

Ford seleccionó una caja de siete cambios y doble embrague, que cuenta con un eje de transmisión desarrollado en fibra de carbono. Con todo esto, la automática dará cambios en menos de 100 milisegundos, decisión acertada en cuanto a performance, pero que quizá quede a deber a los entusiastas amantes de las transmisiones manuales; para ellos, la Tremec de seis cambios del GT350 con motor aspirado.

Dinámica de conducción

Cuenta con una geometría de suspensión revisada, con resortes más ligeros y amortiguadores magnetoreológicos como equipo de serie. Los frenos de disco son de 16.5” para el eje delantero con seis pistones, para el eje trasero de cuatro.

Si bien el vehículo no presenta el rediseño obtenido para los modelos 2018, sí luce entradas más robustas para ayudar a la refrigeración. Además, cuenta con rines de fibra de carbono de 20 pulgadas y un divisor delantero más agresivo. Monta neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.


RECUADRO

Motor: 5.2 litros V8 a gasolina (supercargado)
Potencia: 760 hp y 625 libras pie de torque
Transmisión: automática de siete cambios y doble embrague
Aceleración: 3.5 segundos de 0-100 km/hora
Velocidad tope: 289 km/h (limitada)
Infoentretenimiento: Sync3 compatible con Android Auto y Apple CarPlay
Competencia: Camaro ZL1 y Dodge Challenger Hellcat Redeye


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo