¿Por qué el presidente de Ecuador eligió ir con su gabinete a Guayaquil?

La capital está siendo cercada por manifestantes indígenas furiosos por el fin de la subvención estatal a los combustibles

Por Sebastián Foncea [email protected]

En Chile y en muchos países la capital es la ciudad más importante y poblada, pero en otros hay más de una urbe relevante, tanto en habitantes como en economía, como es es caso de Ecuador.

Guayaquil es la capital económica de Ecuador y la ciudad más poblada del país con 2,7 millones de habitantes, frente a los dos millones de Quito, la capital política ubicada a 432 kilómetros.

La constitución ecuatoriana establece la posibilidad de cambiar la sede del poder Ejecutivo hacia Guayaquil, en caso de que el gobierno lo estime necesario, y así fue porque la decisión del presidente Lenin Moreno de eliminar subsidios a los combustibles de mil 300 millones de dólares al año desencadenó un masivo descontento popular.

Las medidas de Moreno responden a un acuerdo entre el gobierno y el Fondo Monetario Internacional, que le dio al país acceso a créditos por cuatro mil 209 millones de dólares en tres años.

Descontento social

Primero los transportistas realizaron una huelga, y cuando la levantaron fueron grupos indígenas los que se manifestaron en contra del gobierno, e iniciaron una marcha a Quito desde regiones cercanas.

El lunes ya habían llegado más de cinco mil indígenas que comenzaron a cercar el palacio de gobierno. Para evitar sangrientos enfrentamientos entre los protestantes y las fuerzas de orden leales al Ejecutivo, Lenin decidió huir con su gabinete a Guayaquil.

Moreno, secundado por el vicepresidente y el ministro de Defensa, anunció por cadena nacional el cambio de ciudad ante el asedio de los manifestantes. “Me he trasladado a Guayaquil y he trasladado la sede del gobierno a esta querida ciudad de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen”.

Además, respaldado por los jefes militares, Moreno dijo que “los saqueos, el vandalismo y la violencia demuestran que aquí hay una intención política organizada para desestabilizar el gobierno y romper el orden constituido”. Agregó que no es coincidencia que el ex presidente Rafael Correa y otros altos funcionarios de su gobierno (2007-2017) se hayan reunido en Venezuela en las últimas semanas.

“El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización. Son los corruptos que han sentido los pasos de la justicia cercándolos para que respondan; ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado y están usando e instrumentalizando a algunos sectores indígenas”, precisó y añadió que no dará marcha atrás en su decisión de subir los combustibles porque “lo correcto no tiene matices”.

En tanto el movimiento político Compromiso Social, afín a Correa, rechazó en un comunicado las declaraciones del presidente y aseguró que la “movilización no tiene banderas políticas”.

“En las calles, han estado estudiantes, maestros, campesinos, indígenas, amas de casa, transportistas, pequeños productores, empleados públicos, comerciantes y el pueblo en general”, señaló.

Al cierre de esta edición el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, se refirió a la situación en Ecuador a través de su cuenta de Twitter.

“Manifiesto mi total apoyo a la democracia, el Estado de Derecho y los esfuerzos del Presidente Lenin por mantener la paz y el orden en Ecuador, utilizando todos los instrumentos que le otorga la Constitución y la Ley”, dijo.


Así fue el primer día en la nueva sede

El presidente Lenin Moreno mantuvo ayer reuniones todo el día con su gabinete, con representantes del Parlamento, del poder judicial y de las fuerzas armadas para buscar una salida a la paralización del país causada por las protestas.

En el edificio del gobierno zonal funcionó el gobierno, y el ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, informó que el presidente iba a mantener durante el día una agenda estrictamente política, además, dijo que Moreno sostendría las medidas que desencadenaron las protestas porque permiten sustentar la dolarización del país.

El diario el Comercio agregó que el ministro también dijo que el diálogo sigue abierto y que se ha logrado que las Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal trabajen en una mesa con el sector indígena. “Vamos a escuchar la posición que ellos tengan”.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo