Hide The Pain Harold: La vida detrás del meme

Su nombre real es Andras Arató y es un pensionado húngaro de 73 años que encontró la fama de la manera más inesperada

Por Monica Garzón [email protected]

András Arató, un húngaro de 73 años que durante su vida se desempeñó como ingeniero eléctrico es la cara detrás del famoso meme que circula en internet como Hide The Pain Harold.

En entrevista con este medio confesó que al principio buscaba la manera de borrar y acabar con todas sus fotos. Explicó que todo sucedió tras aceptar participar en una sesión fotográfica referencial en septiembre de 2011, y cinco semanas después su rostro apareció en una publicación en Facepunch y luego en la red social Facebook, donde se crearon varias páginas con el nombre ‘Hide The Pain Harold’, que con el tiempo terminaron lanzándolo al estrellato en la web.

Hide The Pain Harold

Lo llamativo de este hombre es su expresión facial que parece ocultar incomodidad detrás de una nerviosa sonrisa, motivo por el cual causó gracia en alguna persona que usó su imagen para crear memes y stickers.
Sin embargo no todo es gracia, para él no fue fácil aceptar su popularidad y llegar a convertirse en alguien famoso. Dejó en claro que fue una experiencia chocante porque asegura que nadie quiere ver su cara siendo objeto de bromas.

¿Qué lo trajo a Colombia?

Estoy aquí por invitación de Pokerita y gracias al hombre que inventó esta cerveza, quien tuvo la idea de invitarme a promocionar este producto. Estoy muy agradecido de aceptar esta invitación porque me encanta este país, me encanta la gente de aquí.

¿Cómo se convirtió en una celebridad?

Fue por pura casualidad, tras haber aceptado ser parte de una sesión de fotos referenciales. Yo nunca quise convertirme en un meme, pero la gente en internet me descubrió. Muchas personas comenzaron a compartir mis fotos y hacer memes con ellas, así que no tuve otra alternativa que asimilar la situación y convertirme en un meme profesional.

Sin embargo, yo soy un hombre serio, soy ingeniero eléctrico.

¿Cómo ha recibido su familia su popularidad?

Tengo una esposa y un hijo a quienes no les gusta que todo esto sucediera, la razón es la misma, no quieren que se burlen de mí. Además, consideran que es una invasión a nuestra privacidad.

¿Cómo ha sido la experiencia de pasar de una vida normal a la de una celebridad?

Dramático, creo. Yo tenía una vida cotidiana feliz antes, por ejemplo, iba de compras, organizaba la habitación, lavaba ropa… cosas que cualquier pensionado hace. Ahora viajo alrededor del mundo, conozco gente interesante, vengo a shows como estos. Es una vida nueva alocada a la que me estoy acostumbrando.

¿Ya ha comenzado a tener un beneficio económico por esta situación?

Es difícil de responder, porque muchos creen que sí, la verdad es que después del meme no recibí un peso, nadie me pagaba por usar mi rostro. Ahora me llaman para hacer comerciales, dar confercias, entonces debo decir que hago algo de dinero extra.

¿Suele usar sus propios memes en conversaciones de WhatsApp?

A veces sí (risas). Pero generalmente me ‘respostean’ los memes que ha hecho otra gente. Ahora ha habido muchas publicaciones en redes por estar aquí en Colombia.

¿Ya se acostumbró a la fama?

Diría que desde hace poco, alrededor de dos años. Cuando me preguntan esto, siempre cuento que antes mis redes sociales solo las usaba con mis compañeros de trabajo, amigos y, claro, la familia, en ese entonces tenía tan pocos amigos y seguidores, pero ahora tengo cerca de dos millones.

¿Qué es lo más difícil de haberse vuelto una celebridad?

A veces termino muy cansado después de un largo día lleno de entrevistas, pero al final del día hice lo mejor, es parte de la vida de un artista.

¿Qué viene después de este evento?

Ir a casa. Pero mi próxima invitación es a una universidad en Hungría para tener una conversación con los estudiantes sobre lo que pasa en las redes sociales y el uso de imagen de otras personas.

¿Qué piensa de los milenials y las redes sociales?

Pienso que son los medios del siglo XXI. Yo crecí con los periódicos y las revistas, pero ahora la gente tiene Instagram y Facebook, ahora la gente joven ya casi no ve televisión, ven videos en YouTube y producen sus propios contenidos.

Niños y jóvenes deberían ser más cuidadosos con las redes sociales. Muchos olvidan que hoy son adolescentes, pero que, en 10, 20 o 30 años sus fotos van a seguir en internet, aunque seguramente eso no es un problema para ellos. Creo que todo el mundo que tenga redes sociales debería tener en cuenta que esto es para toda la eternidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo