Masacre a familia mormona deja al menos nueve muertos en México

Por Sebastián Foncea [email protected]

En 1924 una familia de mormones fundamentalistas de EEUU decidió dejar el país porque se había prohibido la poligamia, y decidió radicarse en el municipio de Janos, del estado mexicano de Chihuahua.

Alma Dayer LeBarón fue la matriarca del clan, sus hijos Joel y Ervil siguieron su labor y en 1955 fundaron la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos.

La inseguridad que reina en México afectó a la familia en 2009 cuando Erik, de 17 años, fue secuestrado por un grupo criminal que pidió un rescate de un millón de dólares. La familia no quiso pagar y comenzó una cruzada en contra de las mafias que generó apoyo masivo de la comunidad y terminó con la liberación del joven a los ocho días.

Masacre

La masacre ocurrió ayer a las 09:30, pero el grupo armado no identificado que atacó a dos autos con integrantes de la familia se preocupó de levantar un cerco de seguridad que sólo posibilitó que se supiera del hecho a las 19:00 horas.

Según el diario El Universal, de acuerdo con la versión de dos familiares de las víctimas los hechos se iniciaron cuando tres mujeres y sus 14 hijos salieron de Bavispe, Sonora, con destino a la comunidad mormona de La Mora.

Durante el trayecto un vehículo sufrió una avería en un neumático por lo que el segundo furgón regresó a buscar otra rueda. Al volver sus tripulantes descubrieron los cuerpos completamente calcinados de sus familiares, y luego ellos mismos fueron acribillados.

El Universal agregó que durante la huida tres mujeres, así como seis de sus hijos fueron asesinados por los sicarios, mientras que otros cinco niños, impulsados por el mayor de ellos, huyeron.

Los menores que fueron rescatados se encuentran “sumamente traumados. Fueron encontrados , después de 12 horas, en la sierra, solos con los cuerpos de sus madres”, señaló Alex LeBarón al periodista Ciro Gómez.

Ayuda estadounidense

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció apoyo militar a México para “borrar de la faz de la Tierra” a los cárteles de la droga; tras la masacre de los LeBarón (la mayoría con ciudadanía  estadounidense).

“Si México necesita o solicita ayuda para limpiar estos monstruos, EEUU está listo, dispuesto y capaz para involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”, dijo Trump por Twitter. Y agregó que  sólo espera “una llamada de su gran nuevo presidente!”, para actuar.

Andrés López Obrador ha favorecido un enfoque menos militarizado del problema del narcotráfico, alegando que una política de confrontación frontal como la de sus predecesores sólo condujo a más violencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo