Así lo hizo la única favela donde se puede usar Uber

Un plan elaborado con la comunidad local permitió que esta tecnología pudiese ser implementada en Heliópolis

Por Pablo Contreras Pérez Enviado especial a Brasil

A quién no le ha pasado que cuando está o quiere ir a ciertos sectores y pide un Uber, fracasa en el intento, porque el conductor simplemente rechaza el servicio, al no querer arriesgarse a que le pase algo.

Situaciones como ésas suceden en cualquier ciudad del mundo donde hay barrios que pueden ser algo complicados y para qué decir aquellos como las favelas brasileñas. Pero hay una de ellas que da el ejemplo de que sí se puede.
Se trata de Heliópolis, la segunda favela más grande de Brasil, luego de Rocinha en Río de Janeiro. Ubicada en el sudeste de Sao Paulo y con cerca de 200 mil habitantes, allí se puede usar esta app desde diciembre del año pasado, luego que se realizara un trabajo junto con la comunidad local.

“Antes que Uber instalara este sistema, no tenía señal, no entraba ningún conductor y el residente de aquí no conseguía usarlo”, cuenta Marcivan Barreto, coordinador de la Central Única de Favelas (Cufa), organización que trabajó junto a la empresa para explicar a los habitantes sobre cómo hacer que este servicio pudiese operar allí.

Junto con educar y dialogar con la comunidad para hacerla partícipe de su implementación, también se incluyó a los propios habitantes del sector para que fueran choferes.

Uno de ellos cuenta que trabaja ya desde hace dos años y medio como chofer de la app entre las 4:00 hasta las 21:00 horas.

Otro de los conductores, Sergio, valora que se les incluyera en este “Proyecto Heliópolis” y destaca que todo opera de manera segura, aunque reconoce que “en la noche sí es más peligroso”, pero aclara que “no para las personas que viven aquí”.

En ese sentido, Barreto asegura que desde que se implementó el sistema “no ha habido ningún incidente”.
De hecho, el trabajo de concientización y de explicar los beneficios de lograr que una aplicación de transporte pudiese funcionar allí se realizó con la gente del crimen organizado del lugar, por lo que esos puntos donde se pueden abordar los vehículos son seguros para los habitantes y conductores del sector.

Puntos de encuentro

Este plan, llevado a cabo por la firma norteamericana junto con la comunidad local, implicó el establecer sectores específicos y estratégicos de la favela, donde se pueden abordar los vehículos de la aplicación.
Originalmente partieron con cuatro de estos puntos de encuentro entre usuario y conductor, y ahora van siete, los que se ubican en lugares clave, como a la entrada del barrio, el hospital local, el consultorio y en una gasolinera.

Junto con ello, estos paraderos además tienen la particularidad de que fueron diseñados por artistas locales con imágenes que reflejan a sus habitantes, lo que hace que sean respetados y seguros. Además cuentan con señal wifi exclusivamente para usar la aplicación.

El poder implementar el servicio de esta app significó para sus habitantes una mejora en la conectividad con el resto de la ciudad, por lo que ya existen conversaciones con Uber para implementarla en otras favelas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo