El crecimiento de VOX en España refleja la profunda división en el país

Metro investiga lo que está detrás del ascenso del partido de extrema derecha que casi duplicó su número de escaños en el congreso de los diputados en las recientes elecciones.

Por Miguel Velázquez |Metro World News

El Partido de los Trabajadores Socialistas Españoles (PSOE) ha alcanzado un acuerdo de coalición preliminar con el partido anti-austeridad Unidas Podemos para tratar de formar un gobierno después de la segunda elección no concluyente del país en siete meses y el surgimiento de la extrema derecha.

“Hay varios factores que explican el incremento de VOX, pero el principal es la situación de polarización política que atraviesa España debido al aumento del conflicto territorial catalán”, explica Carlos Fernández Esquer, investigador predoctoral de la Facultad de Derecho de La Universidad Autónoma de Madrid.

“[Cataluña] es un asunto que divide mucho a la sociedad española y que puede haber cobrado especial importancia después del fallo de la Corte Suprema española que condenó a varios líderes de la independencia y que ha provocado una ola de altercados y violencia callejera en Cataluña como respuesta”, explicó Fernández.

“Los votantes indignados ven en VOX el partido que puede actuar con más fuerza. En relación con este último, VOX es el único partido que actualmente propone poner fin al Estado autónomo y regresar a un Estado unitario, una opción aún minoritaria, pero que parece atraer a un sector en crecimiento del electorado español”, añade.

En abril pasado, VOX reunió más de 2.6 millones de votos, obteniendo 24 escaños de los 350 disponibles. Esta vez obtuvo más de 3.6 millones de votos y un total de 52 escaños.

“Además de la cuestión catalana y la cuestión territorial, VOX puede estar creciendo debido al descontento generalizado que existe con la política en España y, en menor medida, debido a su discurso xenófobo con respecto a la inmigración, su anti-europeísmo y su actitud ante el respeto iliberal a los derechos civiles o minoritarios ”, concluyó Fernández Esquer.


P&R

otero-iglesias otero-iglesias

¿Qué hay detrás del auge de VOX?

–Antes que todo, la crisis en Cataluña. Frente a la sedición, VOX representa la unidad de España y la recentralización de competencias. En esencia, VOX representa el nacionalismo español.
Quieren volver a una España pura, con cierta nostalgia al Imperio. También están fuertemente en contra de lo que llaman la dictadura de los progresistas (que es la agenda posmoderna del multiculturalismo, la igualdad de género, etc.).

Además, son anti-establishment y anti-élite, quieren reducir la burocracia para bajar impuestos y lentamente están incluyendo el discurso del chauvinismo de bienestar y la xenofobia. Por ejemplo, “servicios sociales solo para españoles. Y los inmigrantes son más propensos a ser criminales”.

También se están reuniendo en las zonas rurales, más conservadoras y tradicionales, favoreciendo la caza y las corridas de toros. Afirman representar a los que dejaron las elites liberales y progresistas. Los que no tienen voz.

¿Hay algo más que agregar sobre la ideología del partido?

–Nacionalismo, nativismo, supremacismo, populismo e instintos reaccionarios.

¿Esperan que se forme el gobierno?

–Eso esperamos. Una tercera elección sería un desastre. Precisamente, el auge del VOX anti-establecimiento está enfocando las mentes. (Pedro) Sánchez –presidente del gobierno español– necesitará encontrar apoyo ya sea a la izquierda, con múltiples partidos y la posible abstención de Ciudadanos, que ahora está muy debilitado, o a la centro derecha, nuevamente con Cs y el PP conservador.

¿Qué lección se aprendió durante las elecciones?

–La lección principal es que no se puede subestimar el poder de los discursos reaccionarios y populistas que se basan en los instintos humanos más básicos. La crítica y la confrontación con VOX deben ser constantes. Sin embargo, esto significa que los partidos más centristas deben dejar atrás la polarización y demostrar que pueden comprometerse y gobernar juntos en beneficio de la mayoría de la población.

¿Qué podemos esperar?

–Habrá rondas y rondas de negociaciones. La izquierda dirá que Sánchez está a punto de llegar a un acuerdo con la derecha y traicionará la agenda social, la derecha denunciará que Sánchez está listo para llegar a un acuerdo con Podemos y los independentistas. Habrá mucho ruido y posturas políticas. Espero que Sánchez pueda navegar estas aguas difíciles. Mi sensación es que podría estar listo para encontrar el apoyo de las fuerzas del centro: Ciudadanos, el PP y el partido regionalista vasco PNV. El colapso de las negociaciones con Podemos en las últimas elecciones ha roto la confianza necesaria para trabajar juntos.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo