Chile grita ¡Basta ya! a los balines

Más de 200 mutilados oculares es la dramática cifra, a la que se suman otros tipos de heridas por el uso de esta medida por parte de Carabineros en las protestas

Por fernando pañalver Metro World News

Estallido ocular. Esta es la denominación médica que describe la tragedia de perder el sentido de la vista, tras el impacto de un balín en uno o los dos ojos, tal y como le sucedió al estudiante Gustavo Gatica, quien se ha convertido por estos días en el símbolo de esta tragedia en Chile.

Y es que los balines (¿metálicos, de plástico?) son los artilugios de guerra más repudiados en el país sudamericano, tras la dramática estadística de jóvenes heridos en el rostro, en el marco de las protestas ciudadanas, desde el 18 de octubre: 197 heridos, según los registros del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) hasta el lunes. Aunque en la misma jornada Patricio Meza, presidente, del Colegio Médico de Chile, dijo que “está demostrado el efecto que han tenido este tipo de armas, más de 220 personas que han tenido daño ocular severo”.

Chile

En este escenario, la Corte de Apelaciones de la ciudad de Antofagasta golpeó la mesa, al prohibirle a Carabineros de Chile, el uso de los balines o perdigones. También ordenó limitar el uso de los gases lacrimógenos.

La vocera de Gobierno, Karla Rubilar, dijo: “no podríamos estar más de acuerdo con la Corte de Antofagasta, que ha dicho que no se pueden usar balines contra manifestantes pacíficos”.

La presidenta del Colegio Médico de Chile, Izkia Siches, por su parte, aseguró que esa institución ha realizado a las autoridades un llamado explícito y reiterado para que los balines sean retirados de las calles.

“Lamentamos de nuevo un nuevo episodio de estallido ocular. Como institución al servicio de la salud, estamos con la reparación y el apoyo emocional para las víctimas, más allá de la parte clínica”, explicó Siches, quien denunció un cerco informativo por parte de las autoridades del Ministerio de Salud, para que no se informase el recrudecimiento de los heridos por heridas de balines en los ojos, en la Posta Central. “Hoy día, ya tenemos acceso a los informes médicos, que son procesados por nuestra unidad de Derechos Humanos”.

Y ayer, en el marco de la querella presentada en tribunales por este último caso, Enrique Gatica, hermano de Gustavo, habló en nombre de la familia. “Gustavo me dijo que no quería que esto vuelva a ocurrir, que él sea el último. Pensamos que son responsables, desde el Carabinero que disparó hasta el alto gobierno”. Además, agradeció las muestras de apoyo, tanto de los compañeros de estudio de su hermano, como de toda la colectividad chilena.

Pero los casos siguen. El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, anunció que presentará acciones legales contra los responsables de la agresión que sufrió un estudiante de primer año de la carrera de Actuación Teatral, Vicente Muñoz, quien el lunes perdió la visión del ojo izquierdo tras recibir seis balines. “Tiene que haber un cambio drástico en la forma en que se trata a los manifestantes. Nunca más ataques con balines, eso tiene que cesar ahora mismo”, enfatizó.

“El número de casos que hemos visto ha hecho preguntarnos hasta qué punto no es intencional atacar de ese modo a los manifestantes que están participando de manera pacífica (…) Que no cesen de inmediato ese protocolo cuando es obvio que no son capaces de manejarlo, me parece absolutamente imposible de entender”, expresó la máxima autoridad de la casa de estudios.

El lunes el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch) ya había sacado una declaración pública, en la que el vicepresidente ejecutivo, Aldo Valle, expresó que “es inaceptable que se esgrima como argumento la existencia de un protocolo policial que autoriza dicho uso”.

Además el alcalde de La Granja, Felipe Delpin, repudió el uso indiscriminado y exagerado de balines, perdigones y bombas lacrimógenas  por parte de Carabineros y PDI, luego de denunciar que fueron lanzados al interior de la municipalidad, dejando a dos funcionarios heridos.

Delpin exigió “respuestas desde el gobierno. Ya no podemos esperar lamentar desgracias mayores a las que ya han ocurrido, y que son inaceptables”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo