Las reacciones en China y Hong Kong tras leyes de Trump

Por Agencias

China reaccionó furiosa ayer a la firma por el presidente estadounidense Donald Trump de dos leyes en respaldo a los derechos humanos en Hong Kong, convocando al embajador estadounidense para presentarle una protesta y advirtiendo que la decisión pudiera minar la cooperación con Washington.

Las leyes, aprobadas por ambas cámaras del Congreso casi unánimemente, ordenan sanciones contra funcionarios chinos y de Hong Kong que cometan abusos de derechos humanos en el territorio, requieren una revisión anual del estatus comercial favorable de la región y prohíben la exportación de ciertas municiones no letales a la policía hongkonesa, como gas lacrimógeno, gas pimienta, balas de hule, cañones de agua y armas aturdidoras.

Miles de activistas a favor de la democracia atestaron una plaza en el centro de Hong Kong ayer por la noche para un acto del “Día de Acción de Gracias” con el fin de agradecerle a Estados Unidos la aprobación de las leyes y prometieron proseguir su lucha.

La decisión de Trump de firmar las propuestas no era inesperada. Tampoco lo era la reacción de Beijing, dado el férreo rechazo de China a cualquier comentario sobre lo que considera un asunto interno. No obstante, el choque se produce en un momento delicado y pudiera afectar las ya difíciles negociaciones comerciales entre los dos países.

Respuesta china

El vicecanciller chino Le Yucheng dijo al embajador estadounidense Terry Branstad que la decisión constituía “una grave interferencia en los asuntos internos de China y una violación grave de las leyes internacionales”. Le aseguró que era además “un acto hegemonista”. Llamó a Estados Unidos a no implementar las leyes para prevenir un daño mayor a las relaciones bilaterales, dijo la cancillería.

En una declaración sobre la reunión, la embajada estadounidense en Beijing señaló que “el Partido Comunista chino debe respetar sus promesas al pueblo de Hong Kong”. Estados Unidos “considera que la autonomía de Hong Kong, su adherencia al imperio de la ley y su compromiso con el respeto de las libertades civiles son la clave para preservar su estatus especial bajo las leyes estadounidenses”, dijo.

El Ministerio del exterior de China había indicado antes en otro comunicado que el país tomaría “contramedidas” no especificadas, y afirmó que la gente en Hong Kong y China se oponía a las iniciativas de Washington.

No estaba claro cómo respondería exactamente Beijing ni si la firma de los proyectos legislativos afectaría a las negociaciones para suavizar las tensiones comerciales.

El Congreso estadounidense aprobó las medidas la semana pasada después de meses de descontento en la ciudad semiautónoma china. Antes del anuncio del miércoles, Trump únicamente se había comprometido a darles “un buen vistazo” a las iniciativas.

China ha acusado varias veces a Estados Unidos y otros países occidentales de orquestar las manifestaciones masivas.

Hong Kong, una excolonia británica que recibió una autonomía especial cuando fue devuelta a China en 1997, lleva seis meses envuelta en manifestaciones prodemocracia, en ocasiones violenta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo