Barbara Miller: “Buscaba mujeres valientes que rompieran el tabú del silencio”

La directora habla sobre el nuevo y poderoso documental #Female Pleasure

Por Molly Given Metro World News

“En un mundo manejado por el sexo, es sorprendente la falta de claridad que hay cuando se trata del placer femenino.”

Si esa frase inicial te hizo sentir incómodo, eso es parte del problema.

En el nuevo documental de Barbara Miller “#FEMALE PLEASURE” se explora la naturaleza tabú de hablar de la sexualidad de una mujer a través de los ojos de cinco mujeres ferozmente valientes que han pasado por sus propias pruebas y tribulaciones con respecto al sexo. Miller se sentó con Metro para explicar en detalle su inspiración para dirigir la nueva y poderosa película y hablar sobre lo que espera que “#FEMALE PLEASURE” encienda en la sociedad.

¿Qué fue lo primero que te inspiró a trabajar y dirigir “#FEMALE PLEASURE”?

–Trabajando como directora de cine en todo el mundo, siempre me he preguntado cómo se sienten las mujeres hoy en día, en el siglo XXI, y por qué sigue siendo un gran tabú cuando se trata de sus relaciones más íntimas: consigo mismas como mujeres, con sus propios cuerpos y con su sexualidad. Para la mayoría de las mujeres de todo el mundo, la sexualidad sigue siendo una obligación y no una elección o un placer, y eso es un verdadero desastre. Buscando las razones y las raíces de la discriminación contra las mujeres y su sexualidad, descubrí que[con] las cinco principales religiones o culturas del mundo, las fronteras se desdibujan más y más y demonizan el cuerpo femenino. Las mujeres y sus cuerpos son culpados como pecadores, vergonzosos, indignos y como la fuente de todas las cosas malas que están sucediendo en el mundo. Estas dos cosas fueron el punto de partida de este difícil y aventurero viaje para realizar “#FEMALE PLEASURE”.

¿Cómo decidieron o eligieron a las mujeres que aparecen en la película?

–Dándome cuenta de que las cinco religiones principales del mundo están demonizando el cuerpo femenino y la sexualidad femenina, decidí buscar a una mujer de cada religión. Buscaba mujeres valientes que rompieran el tabú del silencio y se atrevieran a hablar de la sexualidad femenina. Era importante para mí que estas mujeres ya hubieran dado el primer paso hacia el público para que fueran realmente conscientes del peligro y de las duras reacciones que sus acciones podían causar. Así fue como me encontré con la escritora éxito de ventas “poco ortodoxa”, Deborah Feldman, fundadora del primer sitio web de educación sexual de la India, Vithika Yadav, la activista somalí contra la MGF (mutilación genital femenina) Leyla Hussein, la ex monja Doris Wagner y la artista de vagina Rokudenashiko de Japón.

Todas las mujeres están rompiendo realmente el silencio sobre temas que normalmente se consideran “tabú” – ¿por qué cree usted que todavía existe tal estigma con respecto a hablar sobre la vida sexual de las mujeres, el placer, etc.?

–Leyla Hussein, una de las protagonistas de “#FEMALE PLEASURE”, habla del coro de orgasmos falsos que gime en todo el mundo. Para mí, es un símbolo fuerte. Durante siglos se ha dicho a las mujeres que debido a sus cuerpos pecaminosos, no valen nada, no cuentan y [no pueden] complacer. Las mujeres todavía llevan estas ideas en el fondo de sus venas, y muchos hombres piensan lo mismo. Tienes que ser más bella, más perfecta, más agradable, más amable, más dispuesta. Entonces vas a ser aceptada y reconocida. El auge de la industria de la belleza es una fuerte señal de ello. Como consecuencia, las mujeres tampoco se atreven a decir en la cama lo que realmente quieren, lo que les gusta y cuáles son sus necesidades. Prefieren complacer a la pareja y fingir un orgasmo en lugar de comunicar lo que les excita o que (tal vez) forman parte del 70% de las mujeres que no llegan al orgasmo a través de la penetración sino a través de la estimulación del clítoris.

Por otro lado, la pornografía dominante juega su papel en mostrar a las mujeres como objetos, que nunca dicen que no, dispuestas a hacer todo lo que los hombres quieren, no lo que ellas quieren. Muestra el sexo combinado con la violencia y la humillación contra las mujeres. Las caricias, los besos y especialmente el clítoris son inexistentes. Y el orgasmo femenino no tiene importancia, el clímax es siempre el orgasmo masculino.  Viene de las mismas ideas, sólo que el “embalaje” es diferente. El cuerpo femenino es sólo un objeto sucio y sin valor para satisfacer a los hombres. Falta la sexualidad femenina autodeterminada, y eso es con lo que nuestros hijos crecen hoy en día cuando aprenden sobre el sexo. Todavía nos rehuimos de hablar con ellos y ayudarles a entender que así no es como la mayoría de las mujeres disfrutan de la sexualidad.

¿Cuáles fueron algunas de las cosas más impactantes que aprendió durante la filmación?

–Aunque la película muestra que las principales religiones del mundo han predicado durante miles de años la misma demonización del cuerpo femenino, no es una película sobre religión. “#FEMALE PLEASURE” muestra las estructuras patriarcales y el mecanismo de poder que hay detrás. El verdadero problema es el uso indebido de la religión y la tradición para discriminar a la mitad de la población mundial. Sigue desempeñando un papel importante en las sociedades actuales. En Japón, por ejemplo, Rokudenashiko [fue arrestada] por su divertido y alegre arte de la vagina en un país donde se llevan enormes penes por las calles para celebrar la fertilidad.

También aprendí que la violencia sexual sigue siendo un gran tabú hoy en día. Más del 80% de las violaciones no se denuncian, a menudo porque ocurren en familia y entre amigos. Las personas afectadas se sienten avergonzadas, se culpan a sí mismas, y la sociedad y los tribunales están protegiendo a los perpetradores. Sólo alrededor del 10% de los casos de violación denunciados conducen a una condena con los mismos viejos argumentos de culpabilidad de las “víctimas”: ¿Qué llevabas puesto? ¿Estabas borracha? ¿Te has comportado bien?

¿Hubo algún retroceso o retroalimentación negativa de las comunidades que usted visitó o de cualquier otro lugar mientras trabajaba en “#Female Pleasure?

–Fue muy difícil rodar la escena en la que Vithika Yadav, nuestra activista india, habla con un gurú fundamentalista. Estaba abierto a hablar, pero después de un tiempo, sus seguidores construyeron un círculo a nuestro alrededor y en un momento dado tuvimos que apresurarnos por miedo a ser golpeadas. También en Nueva York, en la comunidad jasídica, la tensión era tangible. Apenas una semana antes de que mi camarógrafa y yo viniéramos a filmar algunas impresiones, un equipo de cámaras fue atacado –su cámara y todo el material fue destruido–.

En general, ¿qué espera que el público se lleve de la película?

–Espero que a través de “#FEMALE PLEASURE” nos demos cuenta de que en nuestras sociedades modernas –como en los EEUU, en Europa y en todas las demás sociedades “seculares”– estos viejos mecanismos siguen estando vivos y activos. De esta manera podemos empezar a cambiarlos finalmente. Las cinco mujeres son ejemplos positivos increíbles, a pesar de que pasaron por experiencias muy difíciles en sus vidas. No quieren ser vistas como víctimas, sino como activistas, como mujeres fuertes que luchan por un cambio, con buen ánimo y energía positiva. Son verdaderos modelos a seguir y es abrumador experimentar que las mujeres de todo el mundo se levantan para reclamar sus derechos. Es necesario involucrar a los hombres en esta lucha, como lo hacen las protagonistas de la película. Es esencial que los hombres defiendan a las mujeres y la igualdad. Porque sólo juntos, uno al lado del otro, podremos cambiar las cosas de una vez por todas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo