El cáncer de colon es uno de los más diagnosticados en el hombre

Salud: Según la OMS ocupa el cuarto lugar entre las causas de muerte por tumores.

Por MARIELA BIDÓ [email protected]

Según la OMS el cáncer de colon es uno de los más diagnosticados, en especial y en el hombre,  ocupando el cuarto lugar entre las causas de muerte por tumores. Con respecto a este tipo de cáncer existe gran desinformación en la población, pues inclinan su interés a otros tipos como son el de próstata o pulmón.

Mirna Giselle Santiago Jiménez Mirna Giselle Santiago Jiménez

Hoy, en MetroRD dedicamos estas líneas para orientarlos acerca del cáncer de colon e indicarles cómo puede prevenirse, para ello conversamos con  Mirna Giselle Santiago Jiménez, médico del Instituto Oncológico Dr. Heriberto Pieter y miembro del equipo de médicos de Oncoserv Santo Domingo, quien nos aseguró  que este tipo de cáncer es un tumor maligno, que sale en el intestino grueso, extremo inferior del tracto digestivo, y que se pueden localizar en todo el trayecto del intestino grueso incluyendo el recto y ano.

Explicó que por lo general comienza como un grupo de pequeños pólipos no cancerosos que se forman en la parte interna del colon, los cuales con el tiempo y dependiendo de los hábitos tóxicos y alimentarios, así como los antecedentes oncológicos del paciente, pueden formar masas tumorales malignas (cáncer), con una capacidad a través de vías hematológicas o linfáticas de llegar a extenderse tanto a los ganglios linfáticos como a órganos tales como Hígado, pulmón y hueso.

Signos y síntomas más comunes

En principio puede que el cáncer de colon no cause síntomas, pero cuando da manifestaciones clínicas se puede ver de inicio, cambios en el patrón evacuatorio, ya sea con diarrea o estreñimiento que en ocasiones puede evidenciar salida de secreción sanguinolenta que puede tornar las heces con coloraciones oscuras, dando una necesidad de usar el baño constantemente y la sensación no desaparecer,
En igual medida  los pacientes con este tipo cáncer pueden presentar dolores abdominales intermitentes, estos  van aumentando con el avance de la enfermedad, así como la sensación de fatiga y debilidad con pérdida importante del apetito que se va traduciendo en una pérdida de peso acelerada.

Causas y consecuencias ante su padecimiento

Entre los factores que han sido estudiados y que muestran relación con su padecimiento está el estilo de vida; la alimentación (el  consumo de carnes rojas cocinadas a alta temperatura fritas, asadas o a la parrilla liberan químico que con carcinógenos), el peso, sobre peso u obesidad, y la vida sedentaria que provoque una disminución del metabolismo impidiendo que los desechos o heces se expulsen adecuadamente, así como los hábitos tóxicos; tabaco y el alcohol, estos factores son modificables.  Y otros como el envejecimiento, antecedentes familiares con cáncer colorectal, antecedentes personales de enfermedades inflamatorias del intestino como la colitis o enfermedad de crohn, diabetes tipo 2 como  factores no modificables.

¿El cáncer de colon es hereditario?

Si, tener antecedentes familiares de cáncer colorrectal aumenta las posibilidades de que puede padecer la enfermedad. Lo  ideal es que si hay una historia familiar el paciente la comparta con los médicos, incluso se recomienda a que los descendientes directos y hermanos se hagan evaluaciones periódicas con estudios de endoscopías altas y bajas para determinar con tiempo la presencia de pólipos que sean potencialmente capaz de degenerar en malignidad.

¿Qué opciones de tratamiento tiene un paciente de acuerdo a su diagnóstico?

Los pólipos potencialmente con capacidad de transformarse en malignos pueden ser seguidos e incluso extirpados por gastroenterólogos, aquellos que no, deberán ser derivados a un cirujano oncólogo para evaluar la extirpación.

Pero,  si ya el cáncer está formado, si está en el colon, la cirugía debe de considerarse temprano definiendo el estadio en el que se encuentra la enfermedad para luego agregar quimioterapia. Si la localización es en el recto se evalúa conjunto la posibilidad de dar quimioterapia y radioterapia de inicio y luego realizar la cirugía oncológica.

¿Qué plan de tratamientos se  recomienda? ¿Por qué?

Los tratamientos para cáncer de colon deben ser dirigidos en diferentes aspectos, uno para controlar la enfermedad con cirugía, quimioterapia y radioterapia, y otra para dar soporte a los pacientes ya sea con tratamientos nutricionales  o  incluso psicológicos.

¿Cuál es el objetivo de cada tratamiento? ¿Sirve para eliminar el cáncer, ayudar a que el paciente se sienta mejor o ambas cosas?

Los tratamientos diseñados para las enfermedades oncológicas están desarrollados tanto para hacer control local, un control sistémico para que no tenga la capacidad de dañar otros órganos. De cura de la enfermedad hablamos luego de que ha pasado un período de 10 años y no se ha evidenciado recaída del paciente.

¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios posibles de cada tratamiento a  corto o  largo plazo?

Tanto la cirugía como la quimioterapia y la radioterapia tienen riesgos porque se está agrediendo el cuerpo para lograr el control de la enfermedad, por eso es que vemos que los pacientes que están recibiendo quimioterapias pueden tener pérdida del pelo, nausea y vómitos porque se afectan células nuevas que constantemente el cuerpo forma.

¿Cómo se puede prevenir su padecimiento?

Nos podemos alejar del padecimiento mejorando las condiciones alimentarias, ajustando nuestro día para la realización de ejercicios, no utilizar tabaco y alcohol, y si ya hay antecedentes familiares lo correcto es hacer consultas de detección rutinarias con los gastroenterólogos.

Finalmente la doctora recomendó hacer un alto consumo de agua para mejorar el tracto gastrointestinal y el estreñimiento

Loading...
Revisa el siguiente artículo