Mal día en Argentina: sube Netflix y paro de buses

El gobierno de Alberto Fernández anunció un impuesto especial del 30% para las plataformas streaming de películas y música, junto a sitios de compras online.

Por Alejandro Osorio S.

No fue un día fácil en Argentina. Un paro sorpresivo de más de 50 líneas de buses afectó el funcionamiento de Buenos Aires, pero las calles no fueron lo único agitado ayer, el mundo digital transandino también se remeció después de que la Casa Rosada anunciara un impuesto del 30% a las compras en el extranjero.

La noticia del nuevo gravamen remeció los mercados porque se esperaba un alza del 20%, sin embargo, fue más alta y, para colmo, también se confirmó que este impuesto afectará a las principales plataformas streaming de películas, música y sitios de compras online.

Será el caso de Netflix. En Argentina, el plan básico de una pantalla cuesta 179 pesos al mes, o sea, 2.289 pesos chilenos. A esta cifra ahora habrá que sumarle un 20% de IVA y el nuevo impuesto del 30%, lo que da un total de 270,29 pesos argentinos, o sea, más de 3 mil 400 pesos chilenos.

Otro servicio ampliamente popular que se verá afectado por la decisión del gobierno es Spotify. Por este servicio, un argentino paga 99 pesos al mes por una cuenta individual, lo que equivale a 1.266 pesos chilenos. Si le sumamos el 20% de IVA y el 30% del nuevo impuesto, el monto queda en 149,49, o sea, un poco más de 1.905 pesos chilenos.

Estas alzan también llegarán a dos plataformas más masivas al otro lado de la cordillera: Airbnb y eBay.
Este nuevo impuesto irá dentro de un proyecto de ley que presentará el Ejecutivo en los próximos días.

Paro sorpresivo

Nadie podría cuestionar que los primeros días de Alberto Fernández como presidente no han sido movidos. Ayer todos los ojos se posaron sobre la Casa Rosada por la fluctuación del dólar ante el anuncio de los nuevos impuestos y también por un paro de buses del transporte público de Buenos Aires.

Fueron más de 50 líneas que decidieron no salir a trabajar, en una medida de presión que no estaba en los cálculos de nadie. “Tenemos varios problemas que se van sumando”, aseguró La Unión de Tranviarios Automotor (UTA), donde resumieron las demandas en salariales y detener los despidos a dirigentes sociales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo