5 claves de la devaluación monetaria

Ya sea de manera voluntaria o por una crisis, el símbolo de la economía de determinada nación pierde su valor, comparado generalmente con el dólar, la divisa que sigue siendo la que manda en las transacciones internacionales.

Por Pablo Contreras|mwn

¿Qué significa que una moneda se devalúe?

En simple, significa que pierde valor con respecto a otras monedas extranjeras, “por lo tanto al valer menos el tipo de cambio aumenta, ya que necesito más moneda local para comprar la extranjera”, indica José Raúl Godoy, analista de mercados de XTB Latam. Esto queda claro cuando el precio del dólar se dispara, tal como ha sucedido en países como Argentina o Chile al enfrentar inestabilidades políticas y/o sociales.


Qué lo puede causar

Hay varios motivos, dice el especialista. Una de las principales es la disminución por la demanda de esa moneda, lo que puede responder “a la falta de confianza y estabilidad en relación a la economía local. Habitualmente, cuando un país no ofrece las garantías y el respaldo que esperan los inversionistas extranjeros, la moneda comienza a perder valor”, añade.


Según el dólar

“Generalmente la devaluación de la moneda de gran parte de los países se realiza en comparación con el dólar americano”, sostiene Godoy, el que explica que, por ejemplo, “esto provoca que el tipo de cambio suba, ya que se necesita una mayor cantidad de pesos chilenos para poder comprar un dólar americano”.


Se puede hacer
deliberadamente

Pese a que puede ser un signo de debilidad, hay países que generan que su moneda valga menos. “Cuando una economía devalúa su moneda, lo que pretende es ser más competitiva en el mercado internacional”, subraya Godoy. Destaca que es una práctica bastante común. “A su vez, es una forma de reactivar la economía, a través de las exportaciones. Al devaluar la moneda local la fabricación y venta de productos al extranjero se logra con precios más competitivos, lo que a su vez provoca la reactivación del consumo interno”, aclara.


Ventajas y desventajas

“Una de las principales ventajas de una moneda devaluada es que su economía comienza a ser más competitiva. El beneficio mayor lo evidenciamos en las exportaciones”, explica el analista.
Peroe “una moneda débil genera desconfianza e incertidumbre, lo que puede provocar una menor inversión en el país”, apunta. Además, también trae aparejado un daño a las personas, porque “una moneda devaluada provoca una mayor inflación, por lo que las personas pierden poder adquisitivo”, concluye Godoy.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo