Cuatro claves económicas del conflicto EEUU – Irán

Por Metro World NEWS

Si por un lado Donald Trump estaría cerrando un acuerdo con China que iba a calmar las aguas globales, por otro lado abre un flanco con Irán, provocando nuevas tensiones en la sensible zona de medio oriente.

•  Un conflicto que opaca un acuerdo. Se sabía hasta ahora que EEUU y China han avazanzado bastante para terminar al fin con su guerra comercial. “Ha permitido que las bolsas alcancen nuevos máximos históricos. Sin embargo, todavía quedan muchas interrogantes, empezando por la firma formal de dicho acuerdo que aún no se ha producido”, explica Pablo Gil, jefe del Departamento de Análisis de XTB Latam.

Sin embargo, el experto indica que el conflicto con Irán “puede suponer un nuevo foco de inestabilidad”. Si bien se debe esperar cómo pueda responder el país árabe, dice que de haber represalias contra objetivos estadounidenses, esto “tendría un impacto negativo en las bolsas y positivo en los activos refugio como el oro”.

•  Petróleo por las nubes.

Sabemos que en medio oriente, es de las materias primas que más abundan y es protagonista de muchos conflictos bélicos.

Por ello, frente a un enfrentamiento entre EEUU e Irán, “el impacto más inmediato ha sido la subida del precio del petróleo”, subraya Gil. Así sucedió cuando este lunes el valor del barril de crudo Brent superaba los US$70, mientras que el barril WTI superaba los US$63.

El especialista señala que “Irán podría obstaculizar las exportaciones de crudo a través del estrecho de Ormuz, en cuyo caso EEUU tendría que intervenir militarmente” y añade que cualquier movimiento en ese sentido “provocaría subidas adicionales en el precio”.

Esta zona del planeta es clave, ya que pese a que tiene un ancho aproximado de 33 kilómetros que es la distancia entre Irán y Omán, por ahí pasa alrededor de una quinta parte de las exportaciones mundiales del crudo, unos 19 millones de barriles al día.

•  ¿China o Irán?

A la hora de sopesar cuál de los dos conflictos generan más daño a la economía global, el experto dice que ambos son importantes. Subraya que “la no concreción de un acuerdo entre China y EEUU sería algo que impactaría muy negativamente al mercado y a la economía global, debido a que los inversores ya han descontado que hay un acuerdo entre las dos potencias económicas del mundo”.

En ese sentido, el analista afira que “salvo que desencadene en un conflicto militar donde otras potencias como Rusia y China tomasen partido en favor de Irán, creo que tendrá menos impacto económico a nivel global”, aunque sí no sería inocuo.

•  Menos crecimiento, menos empleo.

En cuanto a qué países se ven más afectados si el conflicto entre Irán y EEUU escala con la consecuente subida del petróleo, el analista puntualiza que son “aquellas economías con peores tasas de crecimiento”, aunque aclara que “para la mayoría de los países emergentes de Latinoamérica, lo más importante en este momento es la mejora de las perspectivas de crecimiento en China”.

Respecto a cómo esto le pega a las personas comunes, aunque las consecuencias de este nuevo foco de tensión no se notarán de forma directa -salvo que se desencadene un conflicto militar mayor-, “a mediano y largo plazo, sí podrían sentir los efectos negativos de este conflicto, si ello desencadena en una ralentización económica mayor, porque entonces comenzaría a aumentar la tasa de desempleo reduciendo la capacidad adquisitiva de los ciudadanos”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo