Video: 10 muertes de animales del cine que nos traumatizaron para siempre

Video: 10 muertes de animales del cine que nos traumatizaron para siempre

Así como lloraron por “Uggie”, el famoso perro de “El Artista”, aquí hay unas muertes que jamás superarán: la de famosos animales en películas.

1. La muerte de “Marley” en “Marley y yo”

Esta escena resume quizás los terribles sentimientos que enfrenta el dueño de una mascota que ha pasado mucho tiempo con ella. Sacrificarla y dejarla ir.

2. La muerte de “Mufasa” en “El Rey León”

Fue la segunda vez que Disney nos traumatizó en serio. Niños llorando en los cines… y traumatizados hasta la fecha.

3. Matan a “Hedwig” en “Harry Potter”

Nooo, Hedwig noooo, por queee Hedwiig… bueno, si ya habían matado a gente como Sirius Black, qué se podía esperar, ¿verdad, J.K. Rowling?

4. “Artax” se deja morir en “La Historia sin fin”

Quizás no hay mejor alegoría a la depresión que esta. El caballo del guerrero Atreyu y su fiel compañero, simplemente se deja hundir en los Pantanos de la Tristeza hasta que se muerte. Es horrible ver todo lo que el niño lucha para evitar que eso pase.

5. “Hachiko” muere esperando a su dueño

Su dueño muere y él espera, sucio viejo y cansado. Hasta que es el fin.

6. Matan a la mamá de “Bambi”

Lo peor es ver a Bambi preguntar por ella.

7. La madre de “Piecito” se muere

En “Pie Pequeño y el Valle Encantado” el pequeño dinosaurio ve agonizar a su madre. Y todo por un terremoto.

8. “Sam” muere en “Soy Leyenda”

“Sam”, la fiel compañera de Will Smith, es atacada por perros infectados y él tiene que matarla.

9. La cabeza de “Kharthoum” en “El Padrino”

Este es un famoso y carísimo caballo de carreras que pertenece al productor Jack Woltz, que no quiere contratar como actor de su película al ahijado del “Padrino” Vito Corleone. Entonces, este le envía una advertencia (se recomienda verlo con precaución ya que tiene escenas fuertes).

10. El pobre conejo de “Atracción Fatal”

¿Pero qué tenía que ver el pobre animal con la locura de Glenn Close?

Loading...
Revisa el siguiente artículo