Porsche culpó a Paul Walker de su propia muerte y así respondió su hija

"Porsche Carrera GT es un automóvil peligroso y no debería estar en las calles", se lee en la demanda.

Porsche culpó a Paul Walker de su propia muerte y así respondió su hija

Una foto publicada por Ayoub Benali (@ayoub.benali20) el 18 de Nov de 2015 a la(s) 8:16 PST

En septiembre, tras dos años de la muerte de Paul Walker, su hija adolescente presentó una demanda contra la empresa automotriz Porsche.

En los documentos entregados por sus abogados, Meadow Walker explicó que el auto, Porsche Carrera GT, en el que se impactó su padre el pasado 30 de noviembre de 2013, tenía diversas fallas de diseño que lo hacían peligroso. 

La joven de 16 años aseguró que la estrella de “Fast and Furious” y su acompañante habrían sobrevivido si el vehículo contara con un buen sistema de estabilización, además hizo referencia a otros problemas en el modelo como: las puertas y las líneas de combustible, las cuales no protegieron el auto de la explosión.

“En resumen, el Porsche Carrera GT es un automóvil peligroso y no debería estar en las calles, así como no deberíamos estar sin Paul Walker y su amigo Roger Rodas”, explicó uno de los abogados de Walker.

Dos meses después, la reconocida compañía emitió su respuesta, en la que no se responsabiliza por la muerte del actor y, en su lugar, aseguró que las lesiones o daños fueron el resultado de “un mal uso y erróneo mantenimiento”.

“La muerte del actor, y el resto de lesiones o daños afirmados fueron el resultado de su propia culpa”, fueron las declaraciones del fabricante de autos.

Además, Porsche se refirió a la estrella de Hollywood como un “usuario experto” que “optó por exponerse a tales peligros y asumió los riesgos” que implica el uso del vehículo.

Meadow no aceptó las declaraciones de la empresa y emitió un comunicado para defender su postura y en la galería de fotos podrán conocer las palabras de la hija de Paul Walker.

Loading...
Revisa el siguiente artículo