Pedro Capó: Sin abandonar la música sigue apostando a la actuación

El cantautor boricua que ha ganado varios premios ASCAP (American Society of Composers, Authors and Publishers), le dijo a MetroRD las altas y bajas de su vida como músico, experiencias importantes que lo impulsaron como persona y lo llevaron a celebrar hoy “Aquila”, su nuevo disco de estudio (nominado como mejor albúm pop-contemporáneo en la pasada entrega de los Grammy Latino), que desnuda sus sentimientos e invita a todos a volar y dejar los apegos

Pedro Capó: Sin abandonar la música sigue apostando a la actuación

¿Qué poder te da el interpretar canciones?

El poder de comunicar y de contribuir a la gente. Es un proceso de sanación personal, desde el momento que las escribo. Es terapéutico, porque en lugar de pelear o echarle la culpa a alguien, puedo escribir.

Me parece un proceso bonito, de buscar sanación en común con el público. Al final todos pasamos por situaciones similares: malas y buenas, y nadie está solo en ningún proceso. No tenemos que estar tan apegados a ciertas experiencias y pensar que estamos perdidos.  

Mencionas el tema de las letras y como cantautor manejas un contenido muy dramático. ¿Cuánta carga personal hay?

Hay cosas que son vivencias particulares y otras que nos pasan a todo el mundo, que veo pasar en la sociedad y que veo a través de mis amigos y familiares. Pero definitivamente tienen que resonar en mí. Para escribir e interpretar tiene que haber una verdad y tengo que estar conectado a esa verdad.

Una gran parte  del mundo te conoció en 2010 con el unplugged con Thalia, pero desconocia que ya llevabas una carrera significativa con temas como “Vamos a huir. ¿Cómo fue esta experiencia con un artista ya posicionada como Thalia?

En ese momento de mi vida estaba muy pelado, como decimos en Puerto Rico. No tenía un peso en qué caerme muerto. Estaba deprimido, asustado, no tenía para la renta y había pensado buscarme un trabajo de gente grande. Pues me llamaron un día a decirme que Thalia iba a ser un concierto y que quería un artista nuevo que refrescara un poco la propuesta. Le mostraron varios artistas en desarrollo y a ella le pareció bonito lo que yo estaba haciendo. Me puse más contento que un perro con doble rabo (risas); fui a la oficina de Sony al otro día, ensayamos y empezamos a grabar. Me temblaban las rodillas, porque vengo viéndola desde todas las Marías (risas) pero ella me trató como familia.

Fue un momento crucial en mi carrera, me puso en el ojo público y se lo agradezco muchísimo. Y aunque teníamos muchas esperanzas de que ese fuera el momento que nos despegara,  sacamos el disco  “Vamos a huir” y la  disquera independiente que tenía anteriormente, nos lanzó una demanda a mí y a Sony y tuvimos que sacar los discos de las tiendas. Así que esperamos hasta 2012 y gracias a Dios conectamos en Puerto Rico.

Has descrito situaciones que nos pasan a todos: en el momento que pensaste todo iba a aflorar, otra piedra apareció… ¿Cómo describirías tus días en la industria musical?

Han sido de pruebas, definitivamente. Aun así, delicioso, aprecio todos los momentos, incluidos los difíciles. Y los agradezco porque me han formado el cuero duro. Esta industria no es fácil y hay que estar con el pantalón bien “amarrao”. He tenido la bendición de trabajar con artistas de mucha trayectoria, y he tenido la dicha de conectar con gente muy bonita. Que me dieran el chance en Puerto Rico es un logro, porque el artista siempre quiere el apoyo de su tierra.

Recientemente entrevisté a Kanny García. Ella me dijo que eres de los artistas puertorriqueños que admira. ¿Cómo fue grabar con ella “Si tú me lo pides”?

Increíble. Primero debo decir que Kanny es una de las mejores compositoras que he conocido en mi vida; la admiro y respeto. Me llena de orgullo que hable así de mí. Con “Si tú me lo pides” estaba viviendo en Nueva York en ese momento, había escuchado su primer disco y quedé fascinado. La idea era escribir y esa canción me dio paso a ganar terreno en mi país. A cada uno de sus shows me invitaba a participar, y sin eso no sé dónde estaría ahora mismo.

En 2014 salió “Poquita fe” (canción de tu abuelo y se dice se la escribió a una dominicana), un tema con colores musicales más ricos y unos cambios de look… ¡Que bueno! ¿Era la antesala de lo que presentaras en la actualidad con “Aquila”, su nuevo disco de estudio?

Siempre ando cambiando y la disquera me hala las orejas porque dicen que cambio mucho. es que me canso… La imagen es parte de nuestra expresión. Esa canción la grabé para un especial que hace el Banco Popular de P.R. Toman un artista de la nueva generación para rendir tributo a generaciones pasadas. Me tocó el tema de mi abuelo, con maravillosos arreglos de José David Pérez.

Me honra que me digas que te ha gustado, porque me da un miedo terrible cantar las canciones de abuelo. La gente tiene sus expectativas, que las respeto, pero siempre voy a tratar de ponerle mi estilo, porque tengo licencia para hacerlo (risas), tengo la sangre del don.  Este año estamos trabajando en otro tema que él interpretaba, y en algún futuro me gustaría hacer un disco tributo a su música. Ya eso está ahí, en el horno a fuego lento.  

¿Cuál fue el mayor ejemplo musical que tienes de Bobby Capó?

Murió cuando tenía 9 años. Tuve la oportunidad de subir al escenario con él, pero son recuerdos dispersos… Lo que sí adopté fue su disciplina. Era un tipo que tomaba muy en serio  su carrera y creo que fue esencial, porque la música no es para todo el mundo, esto es difícil. Admiro su integridad y su capacidad de diversificarse, nunca tuvo miedo de cambiar su sonido, tengo temas inéditos de él cantando rap en los 80 y pico. Era increíble.

Estás promocionando tu nuevo disco. ¡Véndemelo!

Te lo vendo (risas). Está bueno. Yo digo que los discos deben ser un reflejo de la etapa del artista, y esta producción es una fotografía de un momento de mucha felicidad en mi vida, donde regreso a la isla luego de 10 años de vivir en Nueva York cogiendo frío, y conecto con el disco anterior, conecto con mi gente y todo ello genera una confianza en mí. Es un disco sin miedo, de regocijo y celebración. “Aquila” significa águila en Latin y en la mitología griega “Aquila” era el águila mensajera de Zeus. Como es una producción de esperanza y fe, nos pareció bonito que, ojalá, se convirtiera en ese mensajero de luz, que te motive a reír, a dejar los apegos. En el tema “Para ayudarte a reír” hablamos de motivación; también en “Qué pasaría” quiero que la gente piense en su vida. Hablo de la muerte, el amor, nuestra conexión con Dios… Es la vida misma plasmada en un disco. Esta es la propuesta que más me identifica y ojalá conecte con la gente.

¿Qué tendrá de diferente, ya que se ha integrado a trabajar contigo George Noriega?

Tenemos fusiones muy interesantes: acústico, balada, rock… George ha trabajado con Draco  Rosa y Shakira, siempre quise trabajar con él. Tengo colaboraciones con un grupo mexicano llamado Matisse, hay algo urbano también. Musicalmente hay una gran variedad y es un disco muy latino. Nos salimos del típico sonido. Fuimos nominados como Mejor Albúm Pop Contemporáneo en los Grammy Latino y el corte “Vivo” como canción del año.

No te puedo dejar ir sin que toquemos el tema de la actuación. ¿Hay planes puntuales en el mundo?

Acabo de firmar con una agencia en Los Ángeles, llamada CAA. He estado en el proceso de audiciones para películas, grabé un piloto para una serie de TNT y vamos a ver, puede ser funcione. Ya estoy en el primer episodio, por lo menos (risas).

Pronto iré a Puerto Rico para firmar una película local muy bonita, donde estoy interpretando el personaje principal, que son una pareja de gemelos idénticos. Será un reto hacer dos papeles de personas con personalidades completamente diferentes.

La pregunta obligatoria: ¿Cuándo vienes a Quisqueya?

Pues cuando me inviten (risas). Estoy loco por ir para allá. Ojalá nos sentemos pronto y hablemos un poquito más de la vida.

Sobre Capó

2015 le regaló a Capó 5 nominaciones a los Grammy Latino, desde mejor álbum hasta composiciones cantadas por otros.

Tal es el caso de la Mordidita de Ricky Martin. Sin lugar a dudas, sus letras han sido inspiradoras para muchos y no es casualidad que figuras de renombre internacional como Ednita Nazario y Noel Schajris hayan grabado canciones de su inspiración. También se ha destacado en las tablas con una temporada como parte del elenco de Celia: The Life and Music of Celia Cruz que se presentó en inglés y español en Nueva York. Por su gran dominio del lenguaje anglosajón también ha estelarizado en The Sweet Spot, Shut Up And Do It y Paraíso Travel dirigida por Simon Brand y protagonizada por John Leguizamo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo