Las peor vestidas de los Premios Billboard 2016

Problemas de fitting y alegorías literales.

Las peor vestidas de los Premios Billboard 2016

A diferencia del mundo del cine, donde la actriz interpreta a una musa atemporal (o bueno, por lo menos las que tienen talento, reconocimientos y clase), en el mundo de la música las intérpretes pueden darse el lujo de mostrar toda su vena creativa y hacer homenajes con su atuendo hacia algún artista o época en particular. Y en los Premios Billboard 2016, la mayoría de artistas trataron de hacer eso, sin éxito. 

Porque todo lo arruinaron  por una razón simple: sus estilistas suelen ser muy literales. Parece que no conocieran en lo absoluto el cuerpo de sus clientas.
 
Por enfundarlas en las tendencias actuales o por hacerlas brillar, opacan sus atributos. La exageración teatral que ya le vimos a Gaga, vestidos mal ajustados. Cosas que ya le habíamos visto a íconos pop (sí, Britney Spears).  Colores mal escogidos. Siluetas con vestidos equivocados y vestidos que van en contra del clima (sí, Meghan Trainor). 
 
Quizás las artistas de la música deberían aprenderles algo sus colegas del cine: quizás se den cuenta que pueden no contenerse, quizás, a la hora de expresarse. Pero pueden conocer su cuerpo y lucirlo mejor un poco más.

Zlala siempre ha querido hacer homenaje a diseñadores como Iris van Herpen y Gareth Pugh. Pero realmente, ¿no hay algo que Lady Gaga ya haya hecho que esta mujer quiera emular sin éxito? ¿Por qué no intentaba algo un poco más elegante, para variar?

Ni qué decir de Kesha: tiene su propio artículo aparte. ¿Era necesario hacer una apología tan extremadamente literal a la cultura española y mexicana? Madonna (sí, siempre Madonna), ya había hecho eso en los 90. Y también en los Grammy el año pasado. Disfrazarse de torero, entonces, ya no es algo nuevo: 

Ni qué decir de las infames críticas hacia su peso (porque #coherencia, vuelve el bullying a Kesha). 

En la galería verán todos los fallos de vestuario de este evento, que como todos los de su género, se caracteriza por la nula elegancia e inspiración sartorial. De hecho, eso brilla por su ausencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo