Dave Hasselhoff: El último actor en unirse al club de los exmillonarios

Por Estefanía Cervantes
Dave Hasselhoff: El último actor en unirse al club de los exmillonarios


David Hasselhoff, quien le dio vida a “Mitch Buchannon” en la famosa serie “Baywatch” (“Guardianes de la Bahía”), aseguró estar pasando por un mal momento en el aspecto económico.

En una declaración al portal de noticias estadounidense TMZ, el actor explicó que solo cuenta con apenas 4 mil dólares en efectivo, una cantidad con la que no logra cubrir el pago de 252 mil dólares al año para la pensión de su exesposa, Pamela Bach.

Cabe mencionar que, tras su divorcio en 2006, el galán de 63 años se involucró en una batalla legal con la que fuera su pareja durante 17 años, a la que ahora le pide que reduzca la cantidad que cobra, con el pretexto de que él recibe “simplemente una sombra” de lo que ganaba en sus tiempos de gloria.

Profundizando en las finanzas del intérprete, el medio antes mencionado aseguró tener acceso a los documentos que revelan las verdaderas ganancias de Hasselhoff y especificó que percibe 112 mil dólares al mes, es decir 1,34 millones de dólares al año, de los cuales, dedica 792 mil dólares a sus gastos anuales y los ya mencionados 252 mil dólares para su exmujer, dejando así un sobrante de menos de 300 mil dólares, que parece haber desaparecido de las manos del recordado “Huff”.

El periódico “The Washington Post” sugiere que parte de este dinero podría haber terminado en las manos de la joven novia de David, la modelo Hayley Roberts, a quien conoció como una asistente de ventas en la tienda departamental Debenhams, de la Ciudad de Gales, Merthyr Tydfil. Y con la que ahora recorre el mundo y consiente con lujosos spas.

Hasselhoff no es el único que se ha declarado en bancarrota. Meses atrás, el rapero 50 Cent hizo lo mismo, luego de ser condenado a pagar una multa de 5 millones de dólares a una mujer que lo demandó por publicar, sin su consentimiento, un video de carácter sexual.

Pero en las redes sociales seguía presumiendo su lujosa vida, por lo que se originaron rumores de que el cantante no había caído en la pobreza, sino que era parte de una estrategia financiera.

Curtis James Jackson III, nombre real del rapero, recurrió al capítulo 11 de la Ley de quiebras, que suele ser utilizado por las empresas que buscan reestructurarse ante una situación de deuda.

El presidente de la gestoría Mainline Parterns, Robert Gregg, explicó, al periódico The Wall Street Journal, que cuando una celebridad se declara en bancarrota no es un indicio de que no tiene dinero.

“Generalmente es preventivo. Tienen que demostrar que no son capaces de mantener su deuda. Tiene que mostrar que si sigue adelante en algún momento va a perder su dinero. Por lo que está buscando reestructurar y la quiebra es la mejor opción para hacerlo. Dudo que sea porque está atorado con cinco dólares en el banco”, explicó al portal Complex.

Loading...
Revisa el siguiente artículo