Ricardo Montaner y Camila: Apoteósico

Concierto. La presentación el pasado sábado 24 del venezolano Ricardo Montaner y los mexicanos Camila constituyó un bálsamo para los corazones rotos y regocijo para los enamorados

Ricardo Montaner y Camila: Apoteósico

Copado a su máxima capacidad, el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto fue el escenario donde se disfrutó una de las noches más memorables para los amantes de la balada romántica.

Los mexicanos Camila y el venezolano Ricardo Montaner ofrecieron lo mejor de sus reportorios en una gala cargada de lágrimas, sonrisas y mucha emoción. Y es que si usted no fue, se perdió de un concierto donde imperó la calidad, una oda al amor y desamor como pocos saben conjugar.

Mario Domm y Pablo Hurtado fueron los primeros en ganarse los aplausos de los presentes. Entre gritos ensordecedores, el público coreó a todo pulmón cada uno de los éxitos presentados en su gira Elypse.

“Santo Domingo, no saben la alegría que nos da estar aquí de vuelta después de cinco años. El último concierto aquí fue perfecto y teníamos miedo que no fuera igual”, exclamó Hurtado antes de interpretar “Bésame”.

Vestidos de negro con detalles rojos, Mario demostró su virtuosismo en el piano y Pablo en la guitarra e integrando a sus coristas en una perfecta dinámica repasaron lo mejor de Camila y algunas canciones que Domm ha compuesto para otros artistas como “Volverte a amar”, popularizada por Alejandra Guzmán; “Llorar” de Jessy y Joy y “Equivocada”, interpretada por Thalía.

“¿Están contentos?”, preguntó Mario y al público responder que sí, bromeó diciendo “pues muy mal. Camila solo hacemos canciones tristes”.

Otros temas como “Abrázame”, “Yo quiero”, “Coleccionista de canciones”, “De mí” y “Solo para ti” no faltaron en el show.

A las 10:35 de la noche, tras pedirle a los fanáticos que se tomaran de las manos, los chicos se despidieron del escenario interpretando “Todo cambió”, canción incluida en el álbum homónimo lanzado en 2006 con el que rápidamente ganaron fama internacional.

Esta fue la primera presentación en el país luego de la salida de Samo en 2013.

Montaner agradecido

Luego de una espera de una hora, a las 11:42 de la noche cayó el telón negro y vestido con una gran sonrisa, camisa, chaqueta y sus distintivos zapatos deportivos, Ricardo Montaner interpretó “Lo mejor está por venir”, canción de su último disco que da nombre a la gira “Agradecido” que culminó el pasado sábado luego de recorrer el mundo durante un año y medio.

Demostrando que la tecnología puede ser un perfecto aliado, la pantalla LED del fondo se integraba a las canciones proyectando imágenes que armonizaban con las letras y la carga emocional que se derrochaba en el recinto.

No fue hasta finalizar la quinta canción cuando Héctor Eduardo Reglero (Nombre real de Montaner) se dirigió a los presentes.

“Buenas noches. Este es el cierre de una gira de un año y medio y yo quiero compartirles algo. Es como si hubiésemos recogido los aplausos y gritos de todo este año y medio y los trajimos aquí. Quiero dedicar este concierto a mis nuevos vecinos de República Dominicana. Dios los bendiga, gracias por acompañarnos”, dijo Ricardo haciendo referencia al cierre de su gira y a la nueva vivienda que compró en nuestro país, lo que le mereció una gran ovación.

Con una trayectoria de cuatro décadas y con más de 20 millones de discos vendidos, resulta imposible condensar sus mejores éxitos en una sola presentación, pero una cosa sí es segura, el público disfrutó a plenitud cada uno de los temas seleccionados.

Clásicos como “Será”, “Castillo azul”, “A dónde va el amor”, “Solo con un beso”, “Honda”, “Tan enamorados” y “Me va a extrañar” hicieron rememorar dulces recuerdos y amargos desengaños.

Otras canciones más recientes como “Resumiendo”, “Bésame la boca”, “Convénceme” y algunas más movidas como “Cachita” y “Vamos pá la conga” completaron el set.

Montaner aprovechó su concierto para colocar algunas imágenes sobre la situación política de su país natal y exclamar que quiere “una Venezuela libre”.

Tras cantar 17 de sus composiciones, a la 1:14 de la madrugada y luego de pedir la bendición de Dios para los presentes, Montaner abandonó el escenario pero ante la insistencia del público y con un cambio de vestuario, regresó para complacer peticiones y fue así como cantó estrofas de “Soy tuyo”, “Ojos negros”, “Yo sin ti” y “Déjame llorar”.

Posteriormente, su hija Evaluna, de 19 años, subió a la tarima y juntos interpretaron “La gloria de Dios”, incluida en la producción “Viajero frecuente” de 2012.

El espectáculo (sin desperdicios) finalizó a la 1:44 de la madrugada con un “Santo Domingo, gracias” y nubes proyectadas en la pantalla mientras Montaner entonaba una de sus emblemáticas composiciones “La cima del cielo”.

Contraparte

La contraparte del show fue la dominicana Kiara Franco quien interpretó un mix de reguetón, “Corre corazón” de Jessy y Joy y “Le pido a Dios”, canción que grabó junto a Wason Brazobán.

Loading...
Revisa el siguiente artículo