Entre el creer y el ser

Entre el creer y el ser

Se cree que el comunicador debe hablar mucho, así como se cree que todos los médicos tienen vocación. Pero qué sucede en esta estrecha línea entre el “creer y el ser”…

Sabido es que en el espectáculo más vale “aparentar” que cualquier otra cosa, aunque se desconoce que lo real trasciende y que los años son la mejor prueba de todo.

Las redes, las protestas, las causas verdes, los más firmes y creyentes, los más leales matrimonios, las familias más felices… No sé qué es más contradictorio: si que en el medio se aparente o que la gente común les crea.

El espejismo del espectáculo crece cada segundo y se lo permitimos. Cuanta falsa se vive en un post cualquiera…

Lo que más me llama la atención: los dudosos valores de hombres y mujeres que se sientan en un programa de televisión y promulgan el “no permitirse estar con un arrancado”.

A usted mujer, ¿le durarán sus implantes estables toda la vida?

A usted hombre, ¿lo querrán aun después de que la cartera baje o deje de ser figura pública?
¡Honestidad y coherencia por favor!