Kate Winslet: “La altitud fue más dura que el frío y la nieve”

Metro habla con la actriz inglesa, quien interpreta a la reportera gráfica Alex Martin en la película “The Mountain Between Us”, dirigida por Hany Aby-Assad.

Por Metro Internacional

Kate Winslet no es ajena a situaciones límite. Estuvo “a cuatro minutos de la muerte” en el 2011, después de que un incendio afectara a la Isla Necker, de las Islas Vírgenes Británicas, propiedad de Sir Richard Branson. Logró escapar gracias a la ayuda del sobrino de Branson, Ned Rocknroll, con quien se casaría en 2012.

La actriz de 41 años tuvo un fuerte recordatorio del hecho en su última película, llamada “The Mountain Between Us”. Winslet protagoniza a la reportera gráfica Alex Martin, quien queda varada en una desoladora montaña con el cirujano Ben Bass, interpretado por Idris Elba, después de que su avioneta se estrellara.

Filmada a 3.300 metros de altura en las Montañas Purcell, en la Columbia Británica, región de Canadá, y a temperaturas que llegaron a los -38º, Kate luchó duro contra los elementos a diario, produciéndole una artritis en un dedo gordo.

Metro habló con la estrella de Hollywood sobre su experiencia, sobre actuar junto a Elba, y sobre cómo se relacionó con la historia de su personaje.

El director Hany Abu-Assad estaba preocupado por que se podría producir un choque entre tú e Idris durante el inicio de la filmación. ¿Fue así?

— Nunca hubo un choque. Somos adultos, tienes que lidiar con eso. Tuvimos que trabajar juntos para hacer estas escenas y para superar esta experiencia. Hice sopa de pollo para mi familia y la habría hecho para Idris y para mí arriba de la montaña. Pero incluso eso se congelaba, por lo que estaba en un frasco.

¿Cómo es ir al baño a 3.300 metros de altura?

— Tienes como que flotar sobre el asiento, y hacerlo lo más rápido posible porque es muy frío. Tu orina se congela apenas sale de tu cuerpo, por lo que se escucha el golpeteo del hielo al caer. Si es que hubiera una ventisca durante la noche, y tuviera que ir a revisar el área donde oriné, habría esculturas de hielo amarillas. ¡Sería como un bonsai hecho de orina!


Creo de forma ciega en que puedes conocer a un extraño y que tu vida cambie de forma radical, porque eso fue exactamente lo que me pasó. Estuvimos a cuatro minutos de morir cuando conocí a Ned


¿Cómo se cuidaron en tan duras condiciones?

—Ned se aseguró de que tuviera un kit de supervivencia para que pudiera tener todos los días. Encontró estos guantes a baterías que nadie más tiene y que compartimos mucho. Eso fue brillante.

Conociste a Ned mientras tenías tu propia experiencia límite en la vida real. ¿Comparas esta al guión de la película?

— Sí, creo de forma ciega en que puedes conocer a un extraño y que tu vida cambie de forma radical, porque eso fue exactamente lo que me pasó. Estuvimos a cuatro minutos de morir cuando conocí a Ned y mi vida cambió absolutamente.

Así que, cuando leí el guión por primera vez, no fue solo una cosa de conocer a alguien y enamorarse y que tu vida cambie. Fue también sobre cuánto estos personaje cambian y son personas distintas al final, por la conexión emocional que establecen

¿Hablaste con Leonardo DiCaprio por tips, después de su experiencia extrema al hacer “The Revenant”?

— Le pregunté a Leo “¿Qué tan frío se pone?”. Trabajé con la maquilladora artística de Titanic con Leo, y fue la misma que trabajó con él en “The Revenant”. Utilizó cera y azúcar glaseada para crear una mirada helada. ¡Pero algunos días hacía tanto frío que no lo necesitábamos!

En esa escena en la que te sumerges en agua helada, ¿tuviste alguna reserva con eso?

— No hubiera dejado que la doble lo hiciera. Realmente quería hacerlo. Realmente creo que cuando firmas para hacer un papel, tienes que hacerlo completo. Llámame anticuada, pero eso es lo que pienso. Estaba muy emocionada, estaba muerta de la risa. Usé algunas cosas que aprendí en Titanic, así que fue brillante saber cómo cuidarme inmediatamente después de salir del agua.

¿Cómo lidiaste con la altura?

— La altitud fue más dura que el frío y la nieve porque no puedes desestimar cuánta energía usas cuando estás trabajando a esa altura. Moverse a cualquier parte hace que te duela el pecho. Idris es un poco asmático, así que fue realmente duro para él. Yo estaba como “Oye, por favor dime que tienes tu inhalador”. Fue increíble, en todo caso, no hubo nunca un momento en el que pensara “Oh, ¿de veras?”.

Por: James Leyfield
Metro World News

Loading...
Revisa el siguiente artículo