Puerta del Cielo presentó libro “Un Espacio de Memorias y Valor Patrimonial”

Por MetroRD

Reconocer el legado de quienes ya no están con nosotros en un acto de amor que transciende el tiempo. Por eso, el Parque Cementerio Puerta del Cielo presentó el libro “Un espacio de memorias y valor patrimonial”, en el que reconoce a sesenta y dos ilustres personalidades del patrimonio histórico y cultural de la República Dominicana que yacen en ese camposanto.

De la autoría de Norma Rivera de Vargas y Félix Fernández, la obra contiene la semblanza de personalidades como el poeta nacional Pedro Mir, Manuel Jiménez González, segundo presidente de la República; el maestro Carlos Piantini, los pintores José Vela Zanetti y Fernando Ureña Rib; así como La Soberana Casandra Damirón, entre otros.

Leonardo Vargas, presidente ejecutivo de Puerta del Cielo, agradeció la presencia de los invitados y destacó el hito que marca esa entidad en la historia de la  República con su  innovadora oferta de servicios funerarios Vargas definió al cementerio  como un museo a cielo abierto, ya que ahí yacen poetas, pintores, empresarios, políticos, escritores además de personajes históricos de gran importancia. “Estos hechos han sido coronados con este libro, que recoge los principales aportes de las personalidades reconocidas con el propósito facilitar a las generaciones venideras el acceso a esta herencia histórica y cultural”.

Félix Fernández,  citando al intelectual mexicano Octavio Paz, afirmó: “Los españoles encontraron (…)  no solo una geografía sino también una historia. Esa historia está viva todavía: no es un pasado, sino un presente”.  Y, concluyó: “Me uno al  tributo que con esta obra Puerta del Cielo rinde a ese pasado que es nuestro presente, el que  de algún modo estará también presente en nuestro futuro”.

Norma Rivera de Vargas basó sus palabras enfatizando que para Puerto del Cielo los valores son una prioridad y que Puerta del Cielo es y será siempre un promotor de todos los valores.

En su prólogo personalidades como Juan Daniel Balcácer, Diomedes Núñez Polanco, y Leonardo Suero reconocen el libro como una fuente documental para los estudios del pasado y una obra de gran valor artístico y patrimonial.

Loading...
Revisa el siguiente artículo