Kenny Grullón, feliz en su rol de padre y actor polifacético

Por MARIA MERCEDES

Creánme que hacer reír de manera colectiva y simultánea a muchas personas no es una tarea fácil. Kenny Grullón tiene ese don espontáneo que salta a la vista en cualquier escenario, ya sea en vivo, televisión, cine o las redes. Sin duda, ese sello particular no solo es parte de su ADN, sino que le ha permitido ganarse un merecido lugar en la historia del humor dominicano.

Kenny Grullón

Con motivo del “Día de los Padres”, en esta entrevista conversamos con Armando Ariel Henríquez Grullón, es decir, con el Kenny Grullón que detrás de cámara, sin escenificar un personaje; más que el de un padre y abuelo que cada día se levanta para cumplir su misión de regalar felicidad sin límites a su familia y a sus hermanos dominicanos.

¿Cuándo se dio cuenta de sus dotes como humorista y actor? ¿Lo descubrió solo o alguien se lo hizo saber?

En mis años de infancia yo decía que quería ser cómico, lo cual realmente no recuerdo; pero mi madre sí, y así me lo hizo saber.

Lo que sí sé es que cuando llegaba del colegio ponía el “Show del Mediodía” y veía todas esas comedias; también “El Chavo del 8”, lo cual era muestra de lo mucho que el humor me interesaba, de hecho, yo era el payaso del curso en mi colegio San Felipe de Puerto Plata. Ya de adolescente, junto con unos amigos en Montellan formamos el grupo “Toemik”, que era de comedia y baile. Fuimos la sensación al principio de la década de los 80´.

Cuando llegó el momento de mi graduación del colegio era inevitable pensar estudiar una carrera universitaria y de verdad no tenía idea de lo que quería… Luego de tantos intentos a través de  exámenes psicológicos, de buscar exactamente mi carrera comencé a estudiar psicología, pero solo duré tres semestres; de ahí pasé a publicidad en UNAPEC donde estuve cuatro semestres.

Kenny Grullón

Un día -mi madre me lleva agarrado de manos cuál si fuera un niño-, a la escuela de Arte Escénico, ubicada en la calle Ramón Santana; y es allí donde estudié la carrera de teatro durante tres años.
Luego, en Santo Domingo llegaron las oportunidades de darme a conocer en las tablas porque cuando me gradué conseguí trabajar en el cuadro de comedias del programa “Fiesta” de Teleantillas.

¿Recuerda su primera participación oficial en la televisión y el teatro?

En teatro hice de un ciego como extra en “Las manos de Dios”; y en televisión con Yaqui Núñez del Risco en el programa “De Noche”, en este yo hacía un segmento llamado “Telesucesos”, en el cual se recreaban historias de la cotidianidad.

¿En cuántas obras ha actuado?

He perdido la cuenta, pero creo que más de 100 obras entre dramas, musicales y comedias.

Sus papeles siempre tienen el objetivo de hacer reír ¿Piensa que esa es su misión de vida?

Me gusta hacer reír, lo disfruto y más cuando hago maldades como aturdir al otro. Disfruto verles la cara de confusión cuando le digo algo chistoso. Creo que debemos reír para olvidar, para sanar. En las redes sociales me satisface mucho cuando me dicen “hiciste mi día” creo que estoy cumpliendo mi misión.

Kenny Grullón

En los últimos años también le hemos visto en la pantalla grande ¿Cómo valora su experiencia cinematográfica?

El cine ha dado un giro a mi carrera, pero aunque mayormente me vean en personajes cómicos, estoy esperando un papel dramático.

¿Qué papel no ha tenido la oportunidad de escenificar y le gustaría hacer?

El de una mujer. Debe ser interesante transformarse y conocer desde un punto de vista los sentimientos de una mujer.

¿Además de su participación en La Escuelota, en cuáles proyectos le veremos próximamente?

Siempre hay proyectos pendientes, pero ahora estamos concentrados en “La Escuelota” que presentamos el fin de semana pasado, y una posible gira para dar a conocer ese humor de mucha nostalgia sobre todo para el dominicano que emigró en la década de los 90.

¿Qué de especial tiene su personaje en la película Jugando a bailar?

Compartir con nuevos amigos del medio artístico. Compartir con niños amantes del béisbol también fue una bonita experiencia.
¿Cómo se prepara para sus papeles en el cine?

Para contarla bien, lo importante es conocer la historia del personaje. En mi caso, soy Estanislao Enrique Acevedo, el mayor de los bomberos retirado que se construyó sobre la base de los servidores públicos olvidados en el retiro. Su deseo de servir no se acaba nunca; tampoco su toque humorístico.

En el aspecto físico siempre trato de darle un toque diferente a los personajes. En esta oportunidad, me cambié el corte de pelo y el color.

Kenny Grullón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Más personal

En lo personal, Kenny Grullón está casado con la comunicadora Ana Rossina Troncoso, con quien procreó tres hijos. Como hemos visto, su hijo mayor Javier Grullón le sigue los pasos en su pasión por la actuación en cine y musicales de teatro. También es padre orgulloso de Armando José, Enrique Armando, Luis Armando y de sus nietos Noah y Teo.

¿Cómo define su rol de padre y abuelo?

Si en un examen les ponen esa pregunta a mis hijos creo que la paso con más de 60 puntos. Yo no tendré todo el dinero del mundo para complacerlos con lo que quieran, pero trabajo con todo mi corazón para hacerlos felices.

Kenny Grullón

¿Qué hará este domingo 29 para celebrar el Día del Padre?

Siempre lo celebramos con un almuerzo o una cena.

Su consejo para los padres dominicanos

Vengo de padres divorciados y nunca es bueno cuestionarlos por esa situación. Yo también me divorcié y nunca abandoné a mi primogénito, siempre he estado a su lado. Debemos acumular los mejores recuerdos de nuestros hijos. He visto que el principal problema que afecta a nuestra sociedad proviene de esa ruptura familiar. Hagamos de nuestros hijos entes de bien. Es nuestra misión como padres.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo