El clóset de la polémica a la reflexión

El largometraje centra su trama en el celibato y los mitos que rodean esta práctica milenaria que sigue acaparando titulares a favor y en contra.

Por María Mercedes

El cine dominicano sigue creando historias que nos mueven a la reflexión profunda y contundente. Precisamente, hoy jueves 2 de agosto, las salas de cine reciben la película El clóset, atesorada durante tres años por el cineasta Miguel Vásquez.

clóset

En el estreno realizado en Caribbean Cinemas de Dowtown Center para la prensa y profesionales vinculados a la industria, Vásquez dijo que este filme tiene como objetivo central perdurar en el tiempo y llevar la reflexión a la iglesia católica sobre un tema tan neurálgico como es el celibato.

Como desde antes de su estreno esta película ha recibido duras críticas porque su trama se basa en la vida privada de los sacerdotes, Vásquez exhortó a verla y no juzgarla a priori. “Esta es una película metafórica, no necesariamente homosexual; pero si representa a muchas voces de la sociedad”.

Asimismo, dijo que sus anteriores producciones Éxitos por intercambio (2003); Historia del béisbol dominicano (2009); eran más lineales. “Es un proyecto revolucionario, el cual no me hubiese atrevido hacer si no existiera la Ley de Cine. Es un trabajo unipersonal llevado a la gran pantalla del cual me siento muy orgulloso”, agregó el cineasta, quien tiene la meta de sus películas perduren en el tiempo”.

Expresó que su película está hecha  para una audiencia intelectual y con conocimiento de religión y la iglesia católica. “Es un cine inteligente que mucha gente lo va a descifrar”.

Sobre su rodaje recordó que en diciembre de 2014, recibió la llamada del productor Ángel Muñiz, a quien le une una gran amistad; y quien le expresó su satisfacción al leer el guion. Precisamente, Anthony Álvarez indicó que Muñiz fue quien lo eligió para hacer este papel.

Muchos mensajes en una sola voz

La película inicia revelando cómo el sacerdote Joseph queda atrapado accidentalmente en el clóset de la habitación principal de una casa familiar.

En su prolongada desesperación por salir, se ve obligado a recurrir al teléfono para conversar con diferen-tes personas que representan las voces de la iglesia, el gobierno, la política, las influencias de los medios de comunicación, otras religiones, la familia y la sociedad; y cómo responderían estos sectores ante hipotéticos casos planteados, los cuales en la actualidad acaparan titulares dentro y fuera del país como son los casos de la pedofilia, el sexo, homosexualidad y los deseos carnales de los sacerdotes.

Frente a este velo de misterio y agonía, la película mantiene en ascuas a sus espectadores, quienes al final descubrirán el verdadero sentido de la historia.

Anthony Álvarez y Miguel Vásquez coinciden en la eliminación del celibato de la iglesia católica. “En lugar de hacerle un bien a la iglesia, le hace un mal”, dijo Vásquez.

“Ojalá eliminen el celibato. Yo no veo por qué una persona que quiera predicar la fe, como un sacerdote, y que tenga esas intenciones, no pueda, en su vida personal, tener su pareja, su vida pasional, sexual y familiar”, refirió Álvarez.

Agregó que no le preocupa la reacción de la iglesia católica “porque si ven el largometraje, entenderán que no es nada en su contra, sino que es una sugerencia de qué se debería de hacer para mejorar la igle-sia y su reputación”.

Guion retador con un único actor

Anthony Álvarez llegó vestido de negro completo –tal como aparece en su papel del sacerdote Joseph-. Frente a los periodistas que esperaban su llegada para entrevistarlo, el actor dijo que este ha sido su ma-yor reto profesional.

Y es que como actor único en este proyecto cinematográfico su presencia, voz y sentimientos reflejados en la actuación conforman el todo de lo que en poco más de una hora verán los espectadores.

Anthony Álvarez indicó que “Si esta película aporta, aunque sea un poquito al cine dominicano, yo estaría contento. Es un proyecto muy arriesgado donde hay un solo actor y la gente piensa en que no verá a nadie más, eso asusta. Es el mayor reto que he asumido por todo el peso que implica ser yo solo”.

Aunque Álvarez es el único que sale en la pantalla, las voces que el público escucha son las de Luis José Germán, Ernesto Báez, Karla Hatton, Miguel Bucarelly, Luis Rafael, Omar Ramírez, Francis Cruz, Sonia Alfonso, Verónica Muñiz y el actor mexicano Fernando Mateus.

Además de Miguel Vásquez, en los créditos están Ángel Muñiz en la producción y diseño de producción; Sebastián Cabrera, director de fotografía; y la producción línea es de Tatiana Calcaño.

Álvarez con otros proyectos en carpeta

El actor, oriundo de La Vega, reveló que tiene otros proyectos de cine actualmente y que se está prepa-rando para dirigir y producir en el país.

“Tiene que ser aquí en mi país. Queremos seguir levantando el cine poco a poco y yo quiero aportar algo para que siga calando internacionalmente. Quiero hacer buenas cosas. Películas que tengan un lenguaje de nosotros, dominicano, y que sea internacionalmente reconocido; que en el extranjero la gente lo vea y lo entienda”; y agregó que le gustan las películas como Colao, en la que participó y los dramas como el que se estrena hoy.

Anthony Álvarez también anunció que realizará una gira de su obra musical basada en los conciertos del salsero Marc Anthony. “No sé si la serie se va a dar ahora o si será el año que viene. La productora que me contactó, una que hace series en México, está en conversaciones no sé cómo va todo eso”.

Este tributo en forma de musical se estrenará el viernes 10 de agosto en Nueva Jersey; y luego realizará varias presentaciones en México; y posiblemente en República Dominicana.

Precisó que aunque desconoce si involucraron al salsero boricua, no hará una versión no autorizada por él. “Marc no es mi amigo, pero hemos trabajado juntos En el tiempo de las mariposas; y si hago ese perso-naje, quiero respetarlo a él y sus cosas”.

Datos interesantes

– Esta es la segunda película dominicana con un único personaje (monólogo); la primera fue La silla, de Franklin Domínguez, en 1963.

– No es la primera vez que Álvarez hace el papel de sacerdote; su anterior actuación fue  en La maldición del Padre Cardona (2005).

– Próximamente a Álvarez lo veremos haciendo el papel de Porfirio Rubirosa en la cinta inspirada en la vida del ‘playboy’ dominicano; la misma aún está en pre producción.

Loading...
Revisa el siguiente artículo