Archivo General de la Nación publica once obras en este 2018

Por MetroRD

En lo que va de año, el Archivo General de la Nación ha publicado 11 obras que se integran a la amplia bibliografía que la institución pone a disposición de estudiantes, profesionales y el público en general.

Entre las nuevas publicaciones están las obras: “El pasado como historia: La Nación dominicana y su representación histórica”, de Roberto Marte; “Historiografía y literatura de Salcedo”, de Emelda Ramos; “Un leviatán tropical: las redes clientelares de Trujillo en América Latina y el Caribe”, de Elides Acosta; “Sin escudo ni armadura”, de Orlando Gil; “Mis dos Eugenio”, de Giannella Perdomo; “Redes del Imperio”, de Laura Náter; y “Nacionalismo y resistencia contra la ocupación norteamericana de 1916”, de Roberto Cassá.

En el libro “El pasado como historia: La Nación dominicana y su representación histórica”, Roberto Marte analiza en tres capítulos el trabajo que realizan los historiadores, y pone a discusión el criterio de que en las fuentes históricas subyace el pasado y de que a través de una argumentación narrativa, la interpretación histórica solo ha de poner al descubierto la correspondencia entre la realidad pasada y lo que revelan las fuentes.

En el libro “Un leviatán tropical: las redes clientelares de Trujillo en América Latina y el Caribe”, Elides Acosta divulga valiosas informaciones recabadas de la documentación de la dictadura de Trujillo que conserva el Archivo General de la Nación.

El autor resalta que más allá de las fronteras nacionales,  las redes clientelares de Trujillo no solo se ocupaban del espionaje, el control, la amenaza y el asesinato de sus principales adversarios.

En su obra “Sin escudo ni armadura”, Orlando Gil hace un aporte a la sociedad dominicana al compilar más de 200 artículos de opinión, correspondientes al año 1998.

De acuerdo a Minou Tavárez Mirabal, en el libro “Mis dos Eugenio”, su autora Giannella Perdomo, comparte recuerdos que se niegan a ser enterrados y que entiende necesario que salgan a la luz no tanto como una suerte de conjuro del sufrimiento personal y colectivo, buscando sanar heridas que permanecen y permanecerán abiertas no solamente para ella, sino también para una patria como la dominicana en la que justicia, verdad y reparación siguen siendo materias pendientes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo