Corin Hardy: “Me basé en el terror clásico para hacer La Monja”

El director explicó que buscó crear una historia orgánica y dejar marcado su estilo en este spin-off

Por Patricia Carranza Metro Internacional

La Monja es la nueva película del universo de El Conjuro. Es dirigida por el cineasta inglés Corin Hardy, quien le dio un tinte orgánico a la historia, pues decidió trasladar a toda la producción de la película a Transilvania, Rumania, lugar donde se han creado terroríficas leyendas sobre Dracula; además, cuenta con escenarios tenebrosos como el Castillo de Hunyad, el que se convirtió en escenario perfecto para filmar partes la cinta protagonizada por la actriz Taissa Farmiga y el actor mexicano Demián Bichir.

Hardy explicó en entrevista con Metro que se basó en los clásicos del cine de terror para crear este spin-off, que ha generado gran expectativa entre los seguidores de estas historias basadas en apariciones y posesiones demoniacas.

Corin Hardy

Ante el éxito de cintas como El Conjuro y Anabelle ¿Sentiste presión por hacer esta película?

–No podría llamarlo presión sino emoción. Realmente estaba muy emocionado por contar una historia de terror como esta con tantas expectativas, pues en general en mi profesión, el peligro y el terror son lo que me han ocupado y enfocado. Me encanta imaginar las escenas y plasmarlas con dibujos en libretas para después darles vida y esa dedicación creo que se puede ver en pantalla, cada escena está hecha con mucho cuidado y estoy muy orgulloso de lo que logramos con esta cinta.

¿En qué te inspiraste para hacer esta película?

–Siempre he sido un fanático de las historias de horror y siempre seguí el trabajo de James Wan –creador de El Conjuro– y aprecié mucho que me eligiera para crear esta historia. Además, también soy un amante de las cintas clásicas de terror principalmente de la década de los 70, entonces cuando comencé a darle forma la historia de La Monja quería que fuera una experiencia muy orgánica con un castillo real para que los actores sintieran ese terror. Mi objetivo fue darle calidad a la escenografía y a las locaciones porque eso le da esencia a la historia.

¿Cómo te apoyó James Wan para crear esta cinta?

–Él dejó en mis manos al mismo equipo con el que realizó las películas pasadas de El Conjuro. Es gente muy profesional y me siento muy afortunado porque todos tienen mucha pasión por su trabajo, son muy comprometidos. Fue muy confortable trabajar con ellos y fue un soporte para mí porque también respetaron mi estilo.

Corin Hardy

¿Fue difícil mantener tu estilo en un universo como El Conjuro?

–No fue complicado porque yo creé la historia a mi estilo con los elementos que a mí me parecen que son fundamentales para una historia de terror como los bosques, la neblina, los castillos y fue increíble poder recrear todo esto que tenía en la mente y llevarlo a la pantalla grande. Por ejemplo, yo imaginaba a monjas rezando juntas y darle un aspecto oscuro a algo que puede darte paz como es rezar. Soy muy fan de crear monstruos.

¿Por qué transportar a toda la producción a Rumania?

–Me parece que eso es lo fundamental de la historia porque no encontré una locación que fuera  tan única y especial para esta película como un castillo en Rumania y vivir realmente una experiencia de horror. Cuando vi el castillo me fascinó su arte gótico y es una escenario clásico de terror en el que siempre me imaginé trabajar, era mi sueño. Cuando llegué por primera vez quedé fascinado con el escenario en donde se supone que Dracula pasó algunos años y eso todavía lo hacía más interesante. Creo que para todos fue una experiencia única porque cuando les dije a Demián Bichir y Taissa Farmiga que nos iríamos a Transilvania, ellos se sorprendieron y lo primero que dijeron fue ‘¿realmente nos iremos a Transilvania?’ y les dije ‘¡claro es mi sueño  hecho realidad!’.

¿Cómo elegiste a los actores?

–Se hicieron muchas audiciones pero fueron ellos dos los que realmente me impactaron. Taissa tiene un rostro increíble para una película de este tipo, tiene algo único en sus ojos que proyecta miedo en incertidumbre; además no me parece que sea el clásico rostro de Hollywood. Yo había visto el trabajo de Demián y me impresionaba mucho, por ejemplo cuando interpretó a Fidel Castro fue impactante y definitivamente trabajar con él era algo que estaba en mi lista de cosas por hacer. Yo fui el que decidió trabajar con él, obviamente con la aprobación de James.

¿Seguirás trabajando en el universo de El Conjuro?

–Me encantaría, sí existen planes de seguir haciendo producciones pero depende de lo que pase con esta película.

¿Cuál es la magia que existe entre El Conjuro y esta cinta?

–Me parece que la magia de estas películas es principalmente la historia. Son historias muy intensas y terroríficas que exaltan las emociones de los espectadores y eso las hace atractivas. Siento que en el caso de El Conjuro contar una historia que fue real y que hay pruebas de ello es lo que la hace fascinante.

¿Crees que estas fuerzas demoniacas existen?

–Nunca me he casado con la idea de que sí, pero tampoco puedo negar que existan. Yo sólo creo en mis propias experiencias, en lo que puedo ver y en lo que puedo tocar. Te puedo decir que sí viví una experiencia paranormal en Rumania filmando esta cinta. Yo estaba dentro del castillo con algunas personas de la producción con las puertas cerradas y de pronto se abrieron solas como si alguien las empujara lentamente y fue realmente terrorífico.


Los protagonistas

•    Demián Bichir y Taissa Farmiga, quienes protagonizan la película La Monja, afirmaron que filmar dentro del un castillo en Rumania realmente fue una experiencia terrorífica, pues confesaron que en diversas ocasiones sintieron que la presencia de energías sobrenaturales.

“Realmente algo pasa en ese castillo y fue increíble estar dentro del lugar que inspiró la leyenda de Drácula, pero realmente cuando estás dentro sientes una energía que no sientes en otros lugares, lo podría comparar con Tlatelolco”, explicó el actor mexicano Demián Bichir de 55 años de edad.

“También sentí esa energía extraña pero para mí es increíble y divertido trabajar en estas historias tan intensas de cosas obscuras. Pero de toda esta experiencia te puedo decir que amé trabajar con personas tan profesionales y entregadas a su trabajo como fue Damián y Corin”, aseguró Taissa Farmiga, de 24 años de edad.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo