Esposa de Woody Allen defiende al cineasta en entrevista criticada por los Farrow

Por EFE

La esposa de Woody Allen, Soon-Yi Previn, defendió al cineasta de las acusaciones de abuso de Dylan Farrow, hija adoptiva de Allen y la actriz Mia Farrow, en una entrevista para New York Magazine que ha sido criticada por algunos de los hijos de la actriz.

"Lo que le ha pasado a Woody es tan preocupante, tan injusto. (Mia) se ha aprovechado del movimiento Me Too y ha esgrimido a Dylan como una víctima. Y toda una nueva generación está escuchándolo cuando no deberían", dice Soon-Yi, hija adoptiva de Mia Farrow y André Previn.

El artículo, publicado hoy, se basa en conversaciones entre la periodista Daphne Merkin y Previn que tuvieron lugar entre mayo y julio en su casa del Upper East Side de Manhattan. Uno de esos días, Allen se unió a la reunión y dijo ser un "paria": "La gente piensa que soy el padre de Soon Yi, que la violé y me casé con mi hija menor de edad y retrasada".

Soon-Yi habla especialmente de su relación familiar con Mia Farrow y de su posterior aventura con el cineasta, que desembocó en matrimonio en 1997, unos años después del supuesto episodio de abuso de Allen hacia Dylan y de la desestimación del caso por los investigadores.

A sus 47 años -tenía 22 cuando se hizo pública su relación con Allen- y con dos hijas adoptadas con el realizador, lamenta que Mia Farrow se enterara de su aventura con el cineasta por unas fotos que él se dejó, "de manera Freaudiana", sobre un mantel, pero asegura que los dos eran "adultos" con consentimiento mutuo.

Soon-Yi fue adoptada por Farrow y Previn en 1978, cuando tenía ocho años. Y en 1979 comenzó la relación de la actriz con Allen.

Dice que al principio odiaba a Allen y que ni ella ni sus hermanos lo veían como un padre porque "no tenía ropa en casa, ni un cepillo de dientes", y Farrow los dejaba solos en casa o les encargaba tareas domésticas.

Su recuento de la relación con Mia Farrow, de quien destaca que eran como "agua y aceite", se remonta a su llegada con un gran "despliegue" al orfanato donde la recogió en Seúl, tras lo cual asegura que no era "maternal" con ella, que le hacía reprimendas por su comportamiento o la llamaba "estúpida" y "tarada".

Entre otras cosas, Previn reveló que tiene una discapacidad de aprendizaje y Farrow la llevó a avergonzarse de ello. Le escribía palabras en el brazo y la sujetaba bocabajo, de los pies, para que le llegara la sangre a la cabeza.

Cuando Farrow descubrió la aventura de su hija adoptiva con el que es ahora su marido, asegura que se volvió "volátil", en la línea del testimonio que hizo en mayo Moses Farrow, hijo adoptivo de la actriz y el cineasta.

Previn no aborda directamente el supuesto abuso del que Dylan acusa a Allen pero destaca que Mia Farrow estaba "obsesionada" con su hijo Satchel -actualmente llamado Ronan Farrow-, único vástago biológico de la relación entre la actriz y el cineasta.

Según Soon-Yi, mientras Farrow se encerraba a dar de mamar a Satchel o a dormir con él, "Dylan estaba fuera de la puerta, llorando".

Sobre Ronan Farrow, Woody Allen interviene en la conversación y, ante los rumores de que es hijo de Frank Sinatra, con quien la actriz se casó a los 21 años, dice creer que es hijo suyo pero que "no apostaría la vida".

Ronan Farrow y su hermana Dylan han emitido comunicados en Twitter apoyando a Mia Farrow y criticando el artículo publicado hoy en el que la autora, Daphne Merkin, dice ser amiga de la entrevistada desde hace cuatro décadas, además de estar "fascinada" por Allen.

Loading...
Revisa el siguiente artículo