La carne muere; el legado artístico permanece...

Por MARIA MERCEDES

A pesar de las muchas incógnitas que podamos sentir o tener, nuestra vida es un milagro divino con un comienzo y un final. En esa realidad de ser y estar, muchas personas construyen su historia con la filosofía de dejar un legado social, artístico y altruista que sirve de inspiración para las personas que han de seguir transitando este camino terrenal.

En República Dominicana tenemos muchos referentes que ya no están entre nosotros. De manera específica, en el ámbito artístico hemos despedido a seres humanos que entregaron el alma en favor de nuestras manifestaciones culturales.

“El rey del merengue” Joseíto Mateo, quien alegró nuestro país durante siete décadas; Rafael Bullumba Landestoy, un compositor prolífero que proyectó nuestra dominicanidad a través de la música; y el merenguero July Mateo “Rasputín”, y el gestor cultural Raudy Torres que durante muchos años se vistió como el personaje pintoresco y carnavalesco “Roba la Gallina”, son cuatro ejemplos de lo que es vivir fiel a sus ideales y a su amor por la cultura y el arte.

Lo propio hicieron Fernando Báez, Teo Veras, Aristófanes Urbáez, Bueno Torres, quienes también dejaron un legado profesional en el cine, la radio y la televisión apegado a su misión de dar.

El viernes 24 de agosto, partió Evelyn Vásquez, una artista cristiana católica a quien tuve la oportunidad de entrevistar y de contactar la fortaleza que transmitía a pesar de los fuertes dolores que le producía el cáncer de esternón.

Como les comenté a mis colegas Ricardo Pichardo y Orlando Jerez, “la vida de Evelyn fue un testimonio contundente del amor de Dios”. Por eso, muchas personas agradecen la oportunidad que tuvieron de conocerla, de asistir a sus conciertos o a sus prédicas.

A pesar de su condición de salud, Evelyn no dejó de sonreír, de cantar, de componer canciones. A la par con estas actividades, estaba trabajando un documental titulado “La vida que no se puede comprar”, el cual tenía previsto estrenar en octubre de este año. Para la realización de este audiovisual entrevistó a la merenguera Juliana -que como sabemos sigue firme en su lucha contra un cáncer.

Desde sus experiencias de vida, el merenguero Fernando Villalona, Mozart La Para, Maridalia Hernández, Rafa Rosario también fueron entrevistados por ella para que compartieran sus testimonios de superación.
Su enseñanza es clara. Aunque vivimos y trabajamos por propósitos distintos, pero el bienestar colectivo siempre debe ser el motivo que nos una. Aunque no es fácil, lograr esta meta, sí es posible.

Así lo confirma el escritor Stephen Covey, quien en su libro “7 hábitos de la gente altamente efectiva” nos deja la tarea de: “Vivir, amar, aprender y dejar un legado”; y como muchas veces afirmó Evelyn Vásquez “Yo vine a dejar evidencias”… Ella y todos los que han partido siguen vivos gracias a sus evidencias de amor al prójimo y al arte que nos identifica más allá de nuestra querida República Dominicana.

 

Por MARIA MERCEDES

Maria

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo