Leaving Neverland plantea que Michael Jackson era un “pedófilo profesional”

El director Dan Reed nos habla sobre el explosivo documental de HBO.

Por Gregory Wakeman Metro World News

Michael Jackson fue un pedófilo profesional que utilizó métodos muy deliberados, manipuladores, engañosos y bien organizados para atrapar a sus víctimas, según el director de “Leaving Neverland”, Dan Reed.

Michael Jackson

Reed ha pasado 3 años trabajando en el explosivo documental de HBO, entrevistando a dos de las presuntas víctimas de Jackson, Wade Robson y James Safechuck, durante 3 y 2 días, respectivamente, así como a varios miembros de sus familias, antes de sumergirse profundamente en las investigaciones contra el cantante para corroborar sus pruebas.

“Para las madres es venir a la cámara y decir delante de millones de personas, ‘Yo entregué a mi hijo en las garras de un pedófilo y él violó a mi hijo repetidamente bajo mis narices’. No conozco a ninguna madre que vaya a la televisión para decir eso a fin de obtener un dinero rápido de la hacienda de Jackson”, le dice Reed a Metro.

Michael Jackson y “Leaving Neverland”

Leaving Neverland también explora cómo Michael Jackson convenció a las madres de que lo dejaran solo en una habitación y pasara tanto tiempo con sus hijos.

“Hubo un efecto cegador de la celebridad y de todos los adornos”, dice Reed. “Tampoco se hablaba tanto de pedofilia. Era una época más ingenua. Hemos crecido mucho menos confiados. Probablemente con razón.

Porque la gente con poder y autoridad puede salirse con la suya. No puedes explicar adecuadamente por qué Michael hizo las cosas que hizo. No fue como si hubiera sido obligado por una fuerza que no podía controlar y luego hizo una o dos indiscreciones. Era un pedófilo de carrera. Creo que sí”

Michael Jackson

“Abusó de Wade de vez en cuando durante 7 años. A James más o menos por 5. Creo que tenía muchas otras víctimas. Se presenta como un pedófilo muy deliberado, manipulador, engañoso y bien organizado. Quién practicaría los ejercicios para vestirse rápidamente, ensayaría con Wade, desde los 7, que debería decir cuando el detective le preguntara sobre esto, aquello y lo otro”.

Reed es muy consciente de lo inquietante y horripilante que es ver a “Leaving Neverland”, mientras Robson y Safechuck entran en detalles explícitos sobre las actividades sexuales a las que Jackson coaccionó y forzó. Pero también sabía que este enfoque era integral.

“Al principio les dijimos a James y a Wade: ‘No podemos ocultar esto. Tenemos que enfrentarnos a la naturaleza gráfica y a los hechos de lo que pasó’. Tuvimos que establecer que se trataba de un abuso sexual real y no sólo de un contacto inapropiado. No fue inocente. Era el tipo de actividad sexual que hacen los adultos. Pero se lo estaban haciendo a un niño. Y sucedió una y otra vez y otra y otra vez”, dice.

La familia Jackson y sus herederos se han apresurado a atacar el documental de casi cuatro horas de duración, insistiendo en que Robson y Safechuck hicieron las acusaciones para obtener beneficios económicos, mientras que otros han criticado la película por ser demasiado unilateral.

“Me aseguré de que incluyéramos las negaciones de Jackson y las afirmaciones de su inocencia. Todas estas acusaciones sexuales de niños fueron categóricamente negadas. Cuando Wade salió a la luz en 2013 tenemos todas estas declaraciones de personas que desacreditan sus comentarios y supuestas tomas de conciencia. Así que no es verdad decir que es unilateral”.

“No hacemos ninguna acusación contra la familia Jackson o sus herederos. No hay necesidad de poner sus refutaciones en la película. Además, ¿cuál es el otro lado de :’¡Me violó!’. Es, ‘Él no me violó’. O, ‘No fue tan malo’. En última instancia, estamos hablando de un acto en el que sólo hubo dos testigos. Y uno de ellos está muerto. Si esto fuera un caso criminal, y estuviéramos en la corte, creo que James y Wade y sus familias serían testigos convincentes”, concluye Reed.

Loading...
Revisa el siguiente artículo