Academia de la Lengua no ve favorable política de género en la educación

Por MetroRD

Mucha controversia ha generado la orden departamental del Ministerio de Educación número 33-2019, en la que se impone como prioridad educativa el diseño y la aplicación de la política del género en las escuelas del país.

Bruno Rosario Candelier

El director de la Academia Dominicana de la Lengua, doctor Bruno Rosario Candelier criticó la ordenanza del Ministerio de Educación que establece como norma oficial “la ideología del género” en las escuelas del país.

A través de una nota de prensa, el escritor expresó que se trata de la orden departamental del Minerd número 33-2019, en la que se impone como prioridad educativa el diseño y la aplicación de la política del género en el Ministerio de Educación.

“Rechazo esa orden departamental del Ministerio de Educación para implantar la política de género en la educación dominicana por el daño que va a producir en la mentalidad de nuestros educandos y en la familia dominicana. Nuestro pueblo ignora la amenaza que entraña la política del doble género para la lengua, la cultura y la moral con las consecuencias negativas para la educación”, puntualizó Candelier.

Según explicó la política del doble género no va a revertir el desastre de la educación dominicana, sino a empeorarlo.

El educador precisó que República Dominicana ocupa el último lugar en América en materia educativa, de cuyo hecho se infiere una lamentable conclusión: “La educación dominicana ha fracasado y, ahora con la política del doble género, seguirá despeñándose hacia el derrocadero del fracaso”.

“Es una torpeza educativa imponer, enseñar y usar el lenguaje del doble género, expresado en el empleo de “los y las”, “todos y todas” y otras redundancias expresivas que “son ridículas, antigramaticales, antieconómicas y antiestéticas”.

Al respecto señaló el escritor mocano que los pésimos resultados en la evaluación de los educandos dominicanos indican el bajo nivel de formación escolar de los bachilleres y licenciados, pues la mayoría de los graduandos “tienen un título inorgánico en términos educativos por la deficiencia en su formación intelectual, moral, estética y espiritual”.

Significó también que apoyar la lucha por la igualdad de la mujer no conlleva secundar y promover una nefasta medida administrativa que irá en detrimento de la lengua, la cultura y el desarrollo de la conciencia.
“Es una vergüenza que el Ministerio de Educación esté promoviendo la política del doble género, en vez de promover la conciencia de lengua, la conciencia moral y la conciencia espiritual, como es su obligación”, enfatizó.

Reiteró que cuando los maestros usan y enseñan el lenguaje del doble género están promoviendo una aberración de la expresión porque viola la normativa gramatical e inficiona el uso del buen decir.

También  está en contra

El obispo de Baní, Víctor Masalles también anunció que está en contra la orden dictada por el Ministerio de Educación (Minerd), la cual establece la ideología de género. “Mi total repudio a la orden departamental para implementar política de género en el Ministerio de Educación de RD. Esto representa una grave amenaza para la familia”.

Desigualdad de género

A juicio del profesor Jacobo Moquete Guzmán la desigualdad de género que existe en la educación dominicana es muy visible, y para demostrarlo puso estos ejemplos: “El niño correrá treinta metros para desarrollar la velocidad”, “El alumno tocará el balón de fútbol con la parte interna del pie”.

“Regularmente, en las clases de educación física los profesores alientan la desigualdad de género cuando plantean en sus juegos, ya sean deportivos o recreativos, actividades que favorecen que los niños se sientan superiores a las niñas”, planta el profesor de Educación Física de la UASD.

Entiende necesario que se reflexione sobre el impacto que las prácticas del profesorado pueden tener en el estudiantado de esa disciplina, pues en ocasiones se dicen expresiones que pueden lastimar la autoestima de los y las estudiantes.

En ese sentido, pide evitar las comparaciones absurdas entre un género y otro, sobre todo en el periodo de pre y adolescencia, cuando las diferencias físicas entre niños y niñas, que se observan tanto en peso y talla, tienden a ser más notorias.

Además del profesorado, también pone la alerta sobre los materiales didácticos que viene con las etiquetas de masculinos y femeninos. Por ejemplo, la pelota deportiva se identifica con el varón mientras las cuerdas de saltar y los aros con las hembras.

“Los educadores físicos debemos pensar y crear una pedagogía renovada que acabe de una vez por todas con esa concepción de machismo y masculinidad que nos impone el modelo social dominante. El nuevo enfoque pedagógico que proponemos se basa en acciones y actitudes que vayan a influir en la consciencia y modelo de actuación de los alumnos y alumnas, basadas en los valores humanos que puedan normar su vida de adulto”, puntualizó el profesor, quien fue entrevistado en un periódico matutino.

Loading...
Revisa el siguiente artículo