Bong Joon-ho: “Ganar un premio es una gran suerte”

Metro se reunió con el director de cine surcoreano, guionista y ganador de la Palma de Oro del Festival de Cine de Cannes este año, para aprender más sobre la película de comedia negra Parasite.

Por paulo portugal Especial desde Cannes para MWN

¿Cómo surgió la idea de Parasite?

– No puedo explicarlo, creo que estas ideas ya están en mí. Es como un rasguño en la mano. Cuando a veces voy a casa y encuentro un rasguño en ella, no tengo ni idea de cuándo o cómo ocurrió, simplemente está ahí. Pero sí recuerdo la primera charla sobre esta historia en 2013, cuando estaba trabajando en la postproducción de Snowpiercer (película de acción de ciencia ficción en inglés de 2013, dirigida por Bong Joon-ho y basada en la novela gráfica francesa Le Transperceneige). – Ed.).

¿Quién es el parásito al final?

– En la película la familia pobre se infiltra en la casa del rico. Pero no podemos llamarlos parásitos. Por otro lado, la familia rica es la que los invitó. No pueden hacer las cosas mínimas por sí mismos, como, por ejemplo, lavar los platos o conducir. Tienen que confiar en estas personas para que se encarguen de estas tareas. Así que, en ese sentido, también se puede llamar parásitos a la familia rica.

Sabemos que no querías seguir el cliché de retratar a una familia rica que se podía ver en la televisión coreana y en las películas. ¿Qué hace diferente a esta familia?

– En los programas de televisión coreanos y particularmente en las telenovelas, los villanos convencionales son perfectamente codiciosos. Tratan a la gente de abajo con violencia y una crueldad increíble.

Cuando pensamos en Corea, siempre nos viene a la mente la riqueza. ¿Cuáles son las condiciones sociales en Corea del Sur en este momento?

– En 1995, cuando vi por primera vez la película La Haine (Hate. – Ed.), de Mathieu Kassovitz, me sorprendió mucho que existieran zonas como esa en París. Ni siquiera sabía que allí existían’banlieues’ (suburbios. – Ed.). Siempre pensé en los clichés de los Campos Elíseos con todo el mundo bebiendo champán y sonriendo. En Corea es lo mismo. Es un país muy rico, muy desarrollado, pero cuando un país se hace tan rico la brecha entre ricos y pobres se ensancha. Por lo tanto, la pobreza sigue existiendo. Si visitas Seúl y te alejas de las grandes calles, verás muchas de las casas semisótano como en Parasite, y a través de las ventanas podrás ver a las familias que viven allí.

Entonces, ¿qué te inspiró a hacer Parasite? ¿Películas B?

– Algunas de las películas que volví a ver cuando me preparé para esta película fueron las películas policíacas de los 70 de Claude Chabrol. Sus películas a menudo presentan personajes burgueses. También vi ‘The Servant’ de Joseph Losey en 1963. Pero no se pueden llamar películas B (películas comerciales de bajo presupuesto que no son de cine de autor. – Ed.). Soy un gran fanático de las películas B, pero no creo que pueda nombrar ninguna referencia de películas B que haya usado para esta película en particular.

Algunas personas argumentan que hay referencias a Shoplifters, drama japonés dirigido por Hirokazu Kore-eda, que ganó la Palma de Oro el año pasado. Además, Okja (2017) y Parásitos son más políticos en comparación con sus trabajos anteriores. ¿Fue una decisión consciente?

– Personalmente, estoy bastante familiarizado con Kore-eda. Incluso vino al estreno en Tokio de Okja. Estoy bastante familiarizado con varios directores japoneses y admiro a Kore-eda. Pero en términos de estilo cinematográfico somos muy diferentes. Me considero un director de cine de género, mientras que Kore-eda está muy lejos de serlo. Por supuesto, existe la posibilidad de que las películas de género se conviertan en películas políticas, e incluso existe tal tradición en las películas de ciencia ficción. Como Snowpiercer y Okja tenían colores de ciencia ficción, se puede decir que tenían lados políticos. Parásito es una historia muy básica, es sobre los pobres y los ricos. Se puede decir desde el principio que esta película es muy política, pero yo no quería que se convirtiera en tal. Quería crear una película muy delicada en la que se pudiera oler a todos los personajes.

¿Por qué, en su opinión, hay un boom de películas de género?

P: Sí, en todas las secciones.
– Soy un cineasta que crea películas de género, y no un crítico que tiene una visión general de las películas que se estrenan. Pero estoy muy contento de oír que las películas de género están en auge de nuevo. Soy un gran fan de ellas. Aunque me gusta destruir o tergiversar las convenciones cinematográficas, por lo general actúo dentro de los límites del género. Y creo que hay un tipo especial de emoción cinematográfica de lo que pueden aportar las películas de género. Así que, estoy muy contento de oír eso.

¿Por qué la familia rica de la película vive en una villa?

– En el plató se construyeron barrios ricos y pobres, con excepción de algunas calles. El diseño de la casa rica tenía que reflejar la mentalidad de sus habitantes. La familia rica no son villanos típicos porque son bien educados y gentiles, incluso tienen un gusto sofisticado de clase alta. Por eso quería que la casa reflejara eso. Es un tipo de edificio que a la gente le encantaría tener para sí misma. Fue construido por un famoso arquitecto coreano.

A pesar de que las películas son divertidas, también es muy pesimista. Sugiere que las clases sociales serán reconciliadas por los niños, incluso si sabemos que eso nunca sucederá. ¿Se siente pesimista en ese sentido?

– No soy pesimista en todos los detalles. Pero quería ser honesto. La humanidad ha alcanzado un enorme nivel de desarrollo. Utilizamos todo tipo de artilugios, pero si pensamos claramente en el pasado, ¿hace veinte o treinta años, que la brecha entre ricos y pobres desaparecería? No creo que sea así. También tengo un hijo y creo que las cosas no mejorarán mucho durante su generación. De hecho, estoy muy asustado. Quería ser honesto con ese sentimiento, especialmente en la última escena, en la que vemos al hijo declarando que comprará la casa. Pero como público, cuando lo miramos, nos damos cuenta con un poco de dolor de que probablemente nunca podrá hacer eso.

¿Es la violencia la única manera de resolver el problema?

– Por eso la película es tan trágica. Tuvieron la oportunidad de evitar el clímax que se desarrolla en el patio trasero al final de la película. Son estos momentos los que hacen que la película sea tan triste. Por ejemplo, cuando se están preparando para la fiesta de cumpleaños de su hija, ella trata de reconsiderar y llegar a un estado de ánimo sobrio. Pero termina con una tragedia. Así es como comienzan las tragedias, con incidentes muy pequeños. Nadie en esta película es un villano, pero a pesar de eso, las cosas pueden llevar a una tragedia horrible. Esa es la ironía de esta película.

Es cierto, no hay monstruos en esta película. ¿Eso te permitió profundizar en estos personajes y convertirlos, en algún momento, en monstruos?

– ¡Exactamente! ¿Puedes estimar cuántos planos hicimos para hacer creíble a Okja? Son 320 fotos de la más alta resolución. Había tanto CGI (Imagen generada por computador). Pero para esta película, me alegró aprovechar el tiempo para prestar atención a todos y cada uno de los personajes.

¿Está satisfecho con su premio?

– De hecho, fui miembro del jurado de un par de festivales de cine, como San Sebastián, Sundance y Berlín. Ser miembro de un jurado es muy difícil, en 30 minutos antes del anuncio toda la decisión puede cambiar. Por supuesto, los propios cineastas no tendrán idea de que así fue como ocurrió entre bastidores. Por lo tanto, me doy cuenta de que ganar un premio también es una gran suerte.

¿Estás contento de hacer una película para el cine y no para Netflix?

– No creo que el streaming sea malo y me gustaría volver a trabajar con Netflix. Pero, en última instancia, el cine proporciona la mejor experiencia de visualización. Es el único método y la única plataforma en la que el espectador no puede pulsar el botón de parada.

¿Cree que la falta de comunicación es el peor problema que tenemos en nuestra sociedad?
– El tema básico de esta película es la polarización entre clases. Y eso significa que la distancia se hace cada vez más grande. Por supuesto, con esa distancia se hace más difícil comunicarse. En Parasite, las clases están tan lejos y se vuelven tan cercanas debido al trabajo. Esa es la gran ironía de esta película.

¿Cómo escribes comedias? Parece tan fácil para ti.

– Hay varios tipos de comedia: bufonada, verbal y situacional. Pero sin humor no creo que pueda hacer nada. Si el mensaje que quiero transmitir contiene un comentario político, quiero utilizar el humor para transmitirlo. Cuando me acerco al humor, siento como si estuviera usando una cuchilla afilada a escondidas. Es una forma efectiva de usarlo en dos horas de película. También me gusta usar emociones incómodas.

¿Qué te atrajo de hacer películas? ¿Cómics, películas antiguas?

– Sabía que quería ser cineasta cuando estaba en el noveno grado. Pero siempre me gustaron los comics y las fotos separadas. En un momento dado quise convertirme en escritor de novelas gráficas o artista de cómic. Incluso ahora sigo dibujando mis propios guiones gráficos para películas. De hecho, una persona me dijo que quería publicar mi guión gráfico en Parasite. Entonces, tengo la feliz ilusión de que podría convertirme en novelista gráfico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo