‘La isla rota’, muestra que sí es posible conciliar el amor entre dos pueblos

La complejidad de las relaciones domínico-haitianas es presentada de manera magistral por el reconocido director Félix Germán en este filme que desde hoy está en los cines del país.

Por MARÍA MERCEDES

Una vez escuché que “República Dominicana y Haití son las dos alas de una misma ave”. Esta frase que pronunció un caballero en una conferencia quedó en mi memoria, y la hago partícipe de esta entrevista que le hicimos al director, actor y productor Félix Germán porque la película ‘La isla rota’ que se estrena oficialmente hoy jueves 13 de junio, está muy vinculada a esa relación pasada y presente que no podemos ocultar.

Frank Perozo

Inspirada en un hecho de la vida real inicia en el año 1918, esta historia dramática trasmite muchas emociones y conmociones a través de las imágenes y los diálogos que establece el propio Félix Germán; así como los actores Algénis Pérez, Manny Pérez, Frank Perozo, Dalisa Alegría y la actriz haitiana Kazoul Belizaire.

Pienso que por eso, en el pre estreno realizado este lunes por MAFE Films y Caribbean Cinemas, -que contó con la presencia del ministro de Cultura, Eduardo Selman-, Félix Germán dijo que “esta película ha sido una experiencia que nos ha marcado a todos porque junto a los actores vivimos en la frontera que divide la pobreza en dos”.

Con su maestría para dirigir, Germán sensibiliza al espectador con ese valioso mensaje de que la amistad y la unidad deben estar por encima de cualquier diferencia política e ideológica. Ese es el sentir que promueve de principio a fin en este proyecto cinematográfico al que le ha dedicado un promedio de tres años de investigación, rodaje y realización, y en el que se destacan las fotografías del cineasta Peyi Guzmán como un punto de apoyo a las actuaciones del elenco.

Algenis Pérez y Kazoul Belizaire

A través de estas preguntas y respuestas conoceremos más detalles sobre el génesis de esta película, que por lo compleja de su trama, tuvo un arduo proceso investigativo, de rodaje y post producción. Les exhorto que vayan a verla al cine.

– ¿Cómo fue el proceso investigativo para escribir y recrear esta historia?

El proceso investigativo fue largo que me tomó muchos años, muchos libros de historia tanto de historiadores dominicanos como haitianos y de todos los eventos relacionados con la ‘Matanza de 1937’, las migraciones del 14 y el 16, por las intervenciones norteamericanas tanto en Haití como aquí, por un estudio investigativo de las relaciones diplomáticas e inclusive de todo el proceso de la determinación de la frontera –que fue un proceso de decenas y decenas de años-, y finalmente, con todo eso estudiado y analizado por largo tiempo surge el guion de esta película.

– ¿Qué tan fácil o compleja fue la elección de los actores para este drama?

Como todos los proyectos cinematográficos y teatrales las audiciones son sumamente importantes porque al final, la elección del actor para la interpretación del personaje es vital para la credibilidad de la trama, y sobre todo cuando tienes que hacer audiciones de niños que es mucho más difícil, y en la película hay tres niños que realizan una labor excepcional; así es que imagínense la envergadura y lo difícil que fue esta audición.

De todos modos, cuando escribe y dirige, uno escribe y su mente se va formando imágenes de los personajes, entonces, es más fácil porque ya tú tienes una idea de cómo tú has visto y a quién tú has visto de personaje que tú mismo has escrito. En esto también tuvimos el apoyo profesional de Micky Montilla.

El histrionismo de Manny Pérez es convincente

– ¿Por qué eligieron el Sur profundo para el rodaje?

El Sur profundo fue elegido para el rodaje porque es el escenario que más podía parecerse a la época que estamos representado por el poco desarrollo del Sur profundo y la pobreza muy parecida a la que existía en el 1914, en 1916 y en el 1937. Ahí podemos encontrar casas y las locaciones que íbamos a tener que invertir menos recursos para que se pareciera a lo que estábamos representando en las épocas de pasado.
Barahona se convirtió en el centro de la logística de la producción, pero también filmamos en Polo, en Pedernales, el Lago Enriquillo y en la Sierra de Bahoruco.

– ¿Antes de las salas de cine dominicanas, dónde se ha proyectado esta película?

Antes de las salas dominicanas, ‘La Isla rota’, ha recorrido importantes festivales. En su primera proyección ganó el “Premio Alex North” a la “Mejor partitura original para largometrajes”, otorgado por el Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife (FIMUCITÉ) en Tenerife, Islas Canarias. Posteriormente, fue premiada como “Mejor Largometraje de ficción” en el “III Festival Internacional de Cine Histórico realizado en Tenerife”.

Felix German y Peyi Guzmán durante el rodaje.

El recorrido por los festivales continúo en Estonia con su proyección en el afamado “Tallinn Black Nights Film Festival – PÖFF”. Posteriormente, fue presentada en el festival de Cine Iberoamericano de Huelva, España; en el “Festival de Cine de Chicago”, y en el “DC Caribbean Film festival del American Film Institute” (AFI), participó en la categoría de “Selección Oficial”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo