“El Reencuentro”, ante un desafiante duelo interpretativo

Las actrices María Castillo y Xiomara Rodríguez prometen emocionar a todas las personas que asistan a las funciones de este reto teatral que les une y que nos plantea esta cruda pregunta: “¿Qué sería más fácil… quererte, o deshacerme de ti?”.

Por MARÍA MERCEDES

Sin duda, las obras de teatro representan una oportunidad para unir talento actoral que goza de gran reconocimiento. Este es el caso  de “El Reencuentro”, en la cual actrices de gran trayectoria María Castillo y Xiomara Rodríguez darán vida a una historia de dos hermanas en pugna.

Esta es la nueva pieza que Producciones Raúl Méndez pondrá a la consideración del público a partir del viernes 20 de este mes, en la Sala Ravelo del Teatro Nacional con la dirección de Waddys Jáquez, quien ha tenido 2019 muy activo, porque a la fecha ya ha trabajado en “Jesucristo Superestrella”, “Charityn, Viuda.com”, “Dominicana´s Got Talent” y en su película ‘La Barbería’.

Precisamente, en la rueda de prensa realizada en Meridian Events Center, Raúl Méndez destacó que esta obra escrita por el multipremiado dramaturgo español Ramón Paso, llegó después de mucho buscar. “Me encantan los duelos en escena, y tener el privilegio de unir a estos dos monstruos teatrales -María y Xiomara-, es el sueño de un productor”.

Una historia con una pregunta cruda

Raúl Méndez dijo que esta puesta en escena será un duelo interpretativo de dos grandes actrices. “Dos mujeres que no tienen nada que perder, después de veinte años enfadadas tiene todo que decirse, pero sucede, que a veces no queremos escuchar nuestra verdad”.

María Castillo y Ziomara Rodríguez

“La trama es una montaña rusa emocional que enfrenta a dos hermanas muy distintas. Una de ellas, es una artista destacada que se cree superior y merecedora de todo; y la otra, una mujer que tal vez a la vista de todos no ha logrado nada, pero que tiene mucho que decir, para explicar el por qué”, precisó el productor que este año celebra sus tres décadas en el ámbito teatral.

Puntualizó además que esta historia es tan intensa que plantea una pregunta cruda: “¿Qué sería más fácil… quererte, o deshacerme de ti?”. “Y es que en escena veremos a dos hermanas completamente diferentes, que se ven obligadas a convivir de nuevo tras veinte años enfadadas entre ellas por temas familiares”.

Raúl continuó dando unas pinceladas de la obra al decir “Catalina  se quedó cuidando de la madre, mientras Julia, una virtuosa del violín, se marchó de casa buscando la soledad. Ahora, Catalina se ha quedado sin marido y sin casa y, llena de carencias afectivas, pero cargadas de paciencia, se ve obligada a pedir refugio en la impoluta casa de su hermana “triunfadora” y “maniática del orden y la limpieza”

Opinión de sus protagonistas

En la vida real, María Castillo y Xiomara Rodríguez son dos mujeres que han hecho del teatro su modo de vida. Ambas afirmaron que asumen este reto con mucha alegría y con la expectativa de que el público la reciba con el mismo cariño que ha sido preparado.

Como cada obra implica un reto personal, María Castillo dijo que “al principio yo estaba como avergonzada del sentimiento que expresa este personaje, pero entendí que no tengo que juzgarlo, al contrario, mi trabajo es reflejarlo en su máxima expresión. Pero advierto, que interpretaré a una persona racista, neurótica, con problemas de comportamiento, que de seguro serán los espectadores quienes le juzgarán”.

Para que no deje de asistir

Las entradas están a la venta en Uepa Tickets y en la boletería del Teatro Nacional.


Figuras que no son actores haciendo teatro

En la rueda de prensa, el periodista Joseph Cáceres hizo una pregunta sobre las figuras que no son actores haciendo teatro, -la cual le hicimos al maestro Giovanni Cruz cuando recién lo entrevistamos en la edición del miércoles 28 de agosto-. Esta fue la respuesta de Xiomara Rodríguez.

“Este campo de la actuación es muy amplio, y entiendo que hay comida para todos. Regularmente, los productores usan a los artistas que están de moda en la televisión para captar ese público que tienen en la televisión y las redes, como enganche, pero no necesariamente eso funciona, porque si fuera así, entonces todas las obras en las que trabajan ellos fueran éxitos y no es el caso, porque la mayoría de la gente que les siguen en las redes no tiene cultura teatral, y muy pocas personas de las que siguen en televisión pagan una entrada en el teatro para verlos…”

Rodríguez abundó más sobre su opinión diciendo que “eso funciona una vez, o dos tal vez, porque el teatro requiere una disciplina y un nivel de trabajo que cuando tú lo estudias, te das cuenta que solo naciendo para actuar puedes seguir creyendo en esto, pues es mucho lo que hay que dejar de hacer para presentar una puesta. Y como acaba de decir Waddys, vamos a permanecer los que somos, porque al final la gente cuando se sienta en una sala lo que quiere llevarse es la emoción, y para lograr eso hay que estudiar mucho…”.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo