Catana Pérez no está, pero su legado artístico permanece

Su partida deja en enlútese la clase artística y al país, pero a la vez nos deja el orgullo de haber tenido entre nosotros a una profesional que defendió y promovió el arte dominicano. Solo para que tengamos una idea, en sus años de vida, fue directora del Teatro Nacional, escritora, conferencista, pianista, musicóloga, crítica musical y académica, y sobre todo, una mujer extraordinaria.

Por MARÍA MERCEDES

La vida se nos va en un suspiro. Cuando recibimos la noticia de que uno de los nuestros ha partido, en ese momento, nos alienta todo lo que compartimos y lo mucho que aportaron al mundo y a la sociedad en la que les tocó vivir.

Estas líneas las escribo con mucho sentir, -porque aunque no tuve la dicha de compartir con ella-, sé que la artista Mercedes Catana Pérez de Cuello, oriunda de la heroica provincia de Moca, dejó huellas imborrables en este viaje terrenal.

Catana Pérez

Según los reportes médicos, ella falleció las primeras horas de la mañana de ayer jueves, tras perder la batalla a un cáncer pulmonar, enfermedad que la mantuvo alejada de sus tareas habituales en el plano profesional.

Su hija Liusik Cuello Pérez, reveló que su progenitora no sufrió, ya que el proceso del diagnóstico fue muy rápido. Poco tiempo después de ser atendida oportunamente, se produjo su deceso. Las honras fúnebres serán a partir de hoy viernes, de 9:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde, en la Funeraria Blandino de la Avenida Abraham Lincoln.

Con el sentimiento que produce esta partida, Liusik agradece que el pueblo dominicano recuerde a su madre por su alegría, su belleza, su dulzura y su innegable amor por la música.

Respiraba amor por las artes

Cuando el ser humano encuentra su verdadera pasión y su propósito de vida, sus días los centra en cumplir su objetivo. Doña Catana fue un testimonio de esta gran realidad.

Su acervo cultural no tenía límites. Además de instrumentista, esta gran creadora fue pianista, publicó libros didácticos, produjo el programa de televisión “Música de los tiempos”, y se desempeñó como directora del Teatro Nacional Eduardo Brito.

Ella dejó sus conocimientos a muchas personas que asistían a los talleres de apreciación musical que impartía de manera calendarizada. Dianela Cabera, quien participó en uno de esos encuentros formativos,  nos ofreció el testimonio de que “con su sapiencia y su dulzura, ella nos enseñó a escuchar y a querer la música clásica”.  También, le gustaba compartir en espacios más distendidos, como en la “Feria del Libro”.

En ese sentido, destacamos que en 2018, participó en el “Bar Café de las Letras”, donde fue incitada por laperiodista Marivell Contreras para que impartiera la charla ¿Cómo la música popular se convierte en clásica?

Angeles de la cultura

A esta profesional del arte clásico dominicano, le gustaba renovarse siempre. Por eso, no podemos dejar de reseñar que sus últimos esfuerzos estuvieron dirigidos a “Ángeles de la Cultura”, proyecto creado por el Despacho de la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina, a través del cual se fomenta desde los barrios, el amor por la música, teatro, los títeres y la danza.

Precisamente, en mi crónica “La Feria del Libro magnífica oportunidad para recorrer nuestra Zona”, reseño que Catana junto a Freddy Ginebra fungía como coordinadora. En abril de este año, durante la celebración de esta fiesta cultural, ambos guiaron a los infantes a Casa de Teatro, visita que les permitió aprender, visualizar y entender el significado de los cuadros expuestos en esta memorable galería.

Una pasión heredera por su familia

La familia es vital en la trasmisión de costumbres y enseñanzas. Para referirnos a la señora Catana en ese plano muy personal  nos hacemos eco de un escrito publicado ayer jueves por Ylonka Nacidit titulado “Catana Pérez de Cuello, como una alondra…”, en cuyo primer párrafo define que “Catana Pérez de Cuello es heredera de una tradición magisterial en su familia; razón por la cual  de su loable trayectoria se desprende su personalidad como colaboradora de la cultura, que asume el trabajo en grupo para desarrollar armoniosamente con los otros un diálogo abierto y reflexivo sobre la esencia del hacer humano”.

Catana y Freddy Ginebra coordinadores

Nacidt también testifica “Catana Pérez representa en nuestro país una de  las generaciones más importantes  de maestros que hizo el milagro de que no pereciera en los jóvenes el amor por la música clásica. Cuidadosamente,  como una alondra, Catana indujo a sus alumnos  que asistían a los cursos de apreciación musical en el Teatro Nacional a despertar su sensibilidad para saber apreciar el  valor de las obras  y elogiar  los elementos de lo  puro como sustentadores del arte en adicción a la hazaña y a la grandeza del artista  que hace suyo -de manera exclusiva- contar con alegrías o llantos lo que el mundo desgarradoramente le inspira o lo que descubre del mundo en el hechizo de las apariencias”.

Manifestaciones de solidaridad  

A través de un comunicado, la Asociación de Cronista de Arte (Acroarte), lamenta el fallecimiento la señora Catana Pérez de Cuello, quien durante su vida desarrolló muchas acciones positivas a favor del arte nacional.

“Catana será recordada por su dedicación de muchos años a la  educación musical de niños, su acuciosa  labor de divulgación musical, sus importantes iniciativas y logros profesionales,  su sensibilidad y amor por la música”, dice un parrado de documento que recibimos, el cual intenta resumir el legado de su obra.

De igual manera, El ministro de Cultura, Eduardo Selman, lamentó el fallecimiento de la profesora Catana, de quien dijo era un pilar de la cultura musical de República Dominicana.

Valoró que además de musicóloga y escritora, Catana Pérez de Cuello fue una gestora que puso sus conocimientos al servicio del desarrollo cultural del país.

“Es una gran pérdida que lamentamos en el Ministerio de Cultura y en todo el sector cultural, porque Catana era un referente obligatorio, por su prodigiosa labor desplegada en vida”, expresó el ministro.

Recordó, como uno de sus tantos méritos, el empeño que ella siempre puso en fomentar la educación musical en la niñez dominicana. En nombre del ministerio que dirige, expresó su solidaridad a los familiares por tan  lamentable pérdida.

En su cuenta de Twitter, la actriz y directora del Festival Nacional de Teatro, Karina Noble, escribió “Te recibirán los Ángeles del cielo querida @catanaperez Y tocarán tu música. Tanto que nos reímos esa tarde y tantos planes que tenías”.


Algunos de sus hitos y renocimientos

– La musicóloga, teatrista y escritora, participó en varios eventos entre ellos, lo que se encuentran el National Music Camp en Interlochen, integrante de la Orquesta de Cámara del Conservatorio Nacional de Música bajo la dirección de Julio de Windt, en el Concierto de Bach.

– En 1974, debutó en el Palacio de Bellas Artes en un programa de obras de Schumann, Scarlatti, Casella y Chopin. Doce años después, actuó con la Orquesta Sinfónica Nacional bajo la dirección del Concierto para piano de Berton Dimes Scriabin; y en 1998 con el pianista Ramón Díaz Peralta y la Orquesta Sinfónica Nacional.

– En el año 2003, Catana Pérez de Cuello y el maestro Rafael Solano plasmaron sus conocimientos en el libro titulado “El merengue, música y baile de la República Dominicana”.

– Por la impecable calidad de escritura y el aporte al estudio científico de la música popular del país, en 2015 ambos intelectuales merecieron el “Premio Nacional Feria del Libro”. Este libro fue seleccionado unánimemente por el exigente jurado que ese año presidió el concurso.

– En 2008, el presidente de la República Leonel Fernández, la nombró por como directora del Teatro Nacional Eduardo Brito. También, fue productora de programa de televisión dirigido al arte dominicano.

– Durante la celebración de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo (FILSD2017), el Ministerio de Cultura le dedicó a la artista una de las calles de la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte, donde se llevó a cabo el evento cultural.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo