Raymond y Miguel demostraron que son profetas en su tierra

Toda regla tiene su excepción… la celebración de los 25 años de estos comediantes así lo dejó bien claro. Para ambos, la noche fue mágica y la engrandecieron cuando afirmaron que el éxito de esa memorable presentación fue también para el humor dominicano.

Por MARÍA MERCEDES

Ganarse el apoyo y la simpatía de un pueblo es un mérito que se logra entregándose por entero. De ese aprecio auténtico y genuino gozan Raymond Pozo y Miguel Céspedes, quienes hace 25 años iniciaron el sueño de hacer reír a los habitantes de este terruño caribeño que  les vio nacer.

Esa meta se ha materializado y -me atrevo a asegurar que más de lo que ellos en sus inicios se imaginaban-. Por eso, estos hermanos –no de sangre, pero sí de corazón-, tuvieron una idea muy acertada. Celebrar sus bodas de plata con el pueblo que le ha seguido desde siempre y con los que han ido conquistando durante este apasionante recorrido.

Me imagino a Raymond y a Miguel conversando sobre la organización de este espectáculo. Meses atrás, Miguel le decía a Raymond “Compadre, pero vamos hacer algo en grande pa’ la gente que nos apoyado”; y él le respondía con una de sus frases icónicas  “A po’ ta bien”.

Puestos de acuerdo, cada uno aportó sus ideas, las cuales fueron tomando forma con la ayuda del productor artístico José Enrique –Pinky- Pintor y de sus aliados de Caribbean Media World, quienes tuvieron a su cargo la producción general.

Del sueño a la realidad

Los párrafos anteriores intentan ser el preámbulo de esta historia que –con la jocosidad que les caracteriza-, ellos denominaron “Los Reyes pal’ Palacio”. Sin duda, para contar una epopeya de la manera en que estos famosos comediantes la hicieron en el Palacio de los Deportes, hay que tener mucho amor y agradecimiento en el corazón.

“Los Reyes del Humor” son muy trabajadores, creativos y se reinventan creando personajes con historias y diálogos que salen de las entrañas de su pueblo dominicano. Para lograr esta hazaña, hay que investigar, leer, conversar mucho y como dice Jochy Santos “poner el oído en el corazón del pueblo”. Eso han hecho Raymond y Miguel para ganarse ‘en buena lid’ el título nobiliario que ostentan desde hace años.

Con la desbordante emoción de llegar a su palacio

Los reyes son personas normales como usted que está leyendo esta crónica, pero tienen dones y carismas que los distinguen; y también, algunos privilegios. Conscientes de eso, Raymond Pozo y Miguel Céspedes se las ingeniaron para que en su público congregado en el “Palacio de los Deportes”, les recibieran al son de pregoneros y trompetas.

Raymond y Miguel

Haciendo honor a su investidura, ambos entraron a este aforo, nada más y nada menos que vestidos de reyes. Su presencia fue anunciada por el “Heraldo del Reino”, y gran maestro de la actuación, Salvador Pérez Martínez.

Junto a su cortejo, “Los Reyes”, saludaron al público que congregaron y a quienes le dedicaron un tema musical que fue escrito especialmente para la ocasión. Para hacer más vistosa su entrada, ellos se hicieron acompañar de unos 40 bailarines que halagaron al público con una espectacular coreografía.

Minutos antes de las 9:00 de la noche, en medio de aplausos y ovaciones, Raymond Pozo, dijo “señores buenas noches, gracias por celebrar los veinticinco años, ustedes que son los responsables de nuestras carreras”.

Luego de darle las gracias al público, entre las que se encontraban la vicepresidenta de la República Margarita Cedeño y la Primera Dama Cándida Montilla de Medina, ambos comediantes demostraron su fortaleza al pronunciar trabalenguas.

En ese momento, Miguel pidió “refuerzo” para que saliera su primer invitado sorpresa de la noche, el cantante urbano Mozart La Para, quien demostró sus habilidades de improvisación. Su actuación culminó con la interpretación del tema “Levántate”, cuya estrofa dice “Lo que te propones tú lo puedes tener, no te caiga levántate es que en la vida solo hay que tener fe”…

Con “Tirso” y “Efraín  llegaron los invitados especiales

Toño Rosario

La noche era joven cuando llegó al escenario Miguel en la piel de su personaje “Tirso”, seguido por el carismático “Efraín”, que interpreta Raymond. Luego entró “La Banda”, cuyos músicos pusieron al público a bailar con el tema “Mono” y la canción de Toño Rosario “Dale vieja”, la cual fue corregida por “Tu cuquito”, al entrar de sorpresa al escenario para interpretarla con la efervescencia que solo él sabe.

Finalizada esta actuación, la merenguera Miriam Cruz sorprendió al público con su entrada inesperada. La artista cantó “Cosa de él”.

Con música, carcajadas y sorpresas…

La música tuvo un lugar preferencial en este espectáculo.  Y las sorpresas no paraban de dejar a más de uno atónitos. Así pasó cuando desde el público salió Héctor “El Torito” e interpretó el tema “Corazoncito enfermito”, el cual es autoría de Romeo Santos.

Luego, el guion continuó con la caracterización del cantante Omega, realizada por Raymond Pozo, quien estuvo acompañado de su bailarín y corista interpretado por Miguel, quien al finalizar su “minuto de fama” le dio la bienvenida al merenguero Ala Jazá, quien –con su muñeco en brazos-, puso al público a cantar de principio a fin su éxito “Nadie se meta”.

Tubérculo bailando

Los personajes que Raymond y Miguel hicieron famosos seguían apareciendo. Fue así, como al ritmo de la canción “Salta” llegó “Pinguilo”, con su T-shirt de carita feliz, quien presentó a su novia “Nala” personaje interpretado por la comunicadora y actriz Nashla Bogaert.

Otros invitados que se sumaron a la celebración de Raymond y Miguel, fueron comediantes Juan Carlos Pichardo, Liondy Ozoria, Irving Alberti, Carlos Sánchez y Jochy Santos, quienes realizaron una rutina especial de chistes con la picardía de su humor tan especial como particular.

Sin duda, uno de los personajes más esperados de la noche fue “Tubérculo Gourmet”, quien subió a escena a ritmo de música. Con esta buena vibra, los chicos del grupo de baile dominicano Da´Republik, hicieron que la temperatura subiera a todo volumen con la destreza que tienen al escenificar sus coreografías de baile.

La noche continuaba continuó con más sorpresas, fue así cuando hizo su entrada triunfal el personaje de la “Reina de España”, quien a su vez presentó la última sorpresa de la noche, la Soberana Fefita la Grande, interpretando su popular tema musical “Vamo a hablar inglés”, como han de imaginarse en –buen dominicano-, eso se fue abajo.

Emoción en sus palabras de agradecimiento

Para Raymond y Miguel haber realizado este espectáculo no solo significaba el regocijo de sus 25 años de carrera. Para ambos fue la celebración del humor dominicano.

Visiblemente emocionados, e impecablemente vestidos de blanco, ambos comediantes se dirigieron al público para finalizar la celebración y sobre todo agradecerles a las más de 7 mil personas el apoyo constante a su carrera. Cabe resaltar que, en este espectáculo, Los Reyes realizaron una presentación en escena completamente nueva, este evento es una muestra de gratitud al apoyo del público.

Entendemos que este espectáculo que duró poco más de dos horas, no puede quedar en una sola presentación. Es decir, que vale la pena llevarlo a otras localidades del país, donde ambos comediantes gozan de arrolladora popularidad.  Mientras llegan esas noticias, les recordamos que la comunidad dominicana y latina que reside en Estados Unidos tendrá la oportunidad de disfrutar un gran especial que fue grabado a 4K con sonido digital 5.1, especialmente para la gran pantalla.


Sus grandes hitos = se han mantenido juntos

– Como se escucha en un video subido recientemente a Instagram por Felipe Polanco (Boruga), el fenecido comunicador Freddy Beras Goico, destaca que Raymond y Miguel son dos humoristas buenísimos. A continuación, transcribimos lo que dice este video  “sobre todo que se han mantenido juntos, como nos hemos mantenido nosotros por tanto y tantos años”; -esto refiriéndose a Felipe Polanco, Cuquin Victoria-, y sigue diciendo que “realmente el trabajo que ellos están haciendo, la sencillez de ambos, ¡caramba!, pues yo creo que vale la pena que los coronemos como los nuevos ‘Reyes del Humor”,  y nosotros pasamos a ser los papás de los reyes”.

Precisamente, uno de los momentos más emotivo del show fue cuando a través de un video colocado en las dos pantallas del escenario, Cuquín Victoria, Felipe Polanco (Boruga) y el gran Freddy Beras Goíco, testificaron la calidad de los dos humoristas. A más de uno vimos llorar y sonreír al mismo tiempo.

– Con la materialización de este espectáculo, crearon un precedente en la historia del humor dominicano al convertirse en los primeros humoristas en presentarse a casa llena –sin comillas-, en del Palacio de los Deportes.

– Según las palabras de los organizadores, Raymond y Miguel sobrepasaron las expectativas que se hicieron.

– Ambos, han sido protagonistas de varias películas dominicanas, entre ellas: ‘Perico Ripiao’, ‘Al fin y al cabo’, ‘Tubérculo Goumert’, ‘Lotoman’, ‘Lotoman 2.0’, ‘Lotoman 003’, ‘Tubérculo Presidente’,  ‘Hermanos’, ‘Qué León’, entre otras.

– Su unión es una muestra de que han sabido interpretar la palabra de Dios que nos recomienda que vayan de dos en dos a predicar la Palabra. Además, demostraron que toda regla tiene su excepción, y que ellos son profetas en su tierra.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo